Inicio de sesión

Info Lugares Naturistas - España

Naked War

Info Lugares Naturistas - Dom, 19/11/2017 - 20:50

La exposición “Naked War” realizada en la galería Xippas de París, presentó una nueva serie de fotografías de Bettina Rheims. A través de retratos de activistas femeninas, la artista revela una nueva dimensión de la desnudez femenina, la del compromiso político y el poder.

Bettina Rheims fotografia a las activistas Femen

El nuevo proyecto fotográfico de Bettina Rheims surgió de su encuentro con activistas femeninas. Esta serie de retratos arroja una nueva luz sobre el compromiso de estas mujeres y transpone su activismo feminista cerca del actionismo en el campo del arte contemporáneo.

Las mujeres, fotografiadas mientras se presentan en sus acciones, en parte desnudas, con lemas trazados sobre su piel, y con diversos atributos como coronas de flores o una bandera, se escenifican en composiciones que reflejan la lucha que muestra la imagen. Aislados en un fondo blanco, los cuerpos se extraen de su entorno público habitual, mientras se mantiene el gesto militante.

“Naked War”, la dimensión política del desnudo femenino

Así, a través de la fotografía, Bettina Rheims enfatiza el aspecto performativo del feminismo activista. Casarse con la visión transmitida por el cuerpo femenino y la desnudez como herramientas de comunicación política y no como objetos eróticos, Bettina Rheims se da cuenta de que ella y sus activistas son coautores.

Los retratos femeninos de Bettina Rheims son una continuación de la investigación que lleva más de treinta y cinco años investigando sobre la construcción y la representación de la femineidad. A través del activismo de Femen, la corporalidad, un concepto omnipresente en su trabajo, adopta una nueva dimensión, la de compromiso político y poder.

Fuente: paris-art.com

Vídeo relacionado:

Información relacionada:

Sin piel en el centro de Madrid.
El cuerpo desnudo como elemento de reivindicación y protesta.


Archivado en: Fotografía, Protestas, Vídeos

El destape no fue una liberación ni para el cine ni para la mujer

Info Lugares Naturistas - Sáb, 11/11/2017 - 20:59

Con el objetivo de rendir homenaje a las verdaderas heroínas del cine del destape, la Casa de la Mujer de Zaragoza organizó el pasado 26 de octubre la proyección de la película Los años desnudos, de Dunia Ayaso y Félix Sabroso. Una crónica del destape desde la perspectiva contemporánea a la que siguió la mesa redonda presidida por la escritora del libro Daniela Astor y la caja negra, Marta Sanz; y la actriz Fiorella Faltoyano, protagonista de Asignatura pendiente de José Luis Garci.

“En el destape hubo dos tipos de actrices, aquellas que se desnudaron de forma eventual para una película concreta y las verdaderas actrices del destape, me alegro de poder decir que yo pertenecí al primer grupo” comentó Faltoyano durante una mesa redonda que estuvo marcada por duras críticas hacia la “falsa libertad” que se vivió en España durante los años 70. “No fue una etapa de liberación ni para el cine ni para la mujer, fue un cine machista que solo buscaba contestar a los deseos más inconfesables de los hombres” comentó la actriz, que dijo entender perfectamente las críticas que sus películas realizadas durante aquel periodo pudieron recibir. “Enseñar el sexo femenino no supone ninguna libertad” aseveró Faltoyano.

La actriz se refería de este modo tan crítico a su etapa de actriz en los 70, un periodo al que Faltoyano se refirió como “una época de guiones malísimos, costes ínfimos y directores terroríficos”, y de la cual intentó huir en todo momento optando por la televisión como medio más íntegro. “Desde el primer momento opte por la televisión ya que no me motivaba para nada salir en bragas y sujetador mientras Alfredo Landa me perseguía por un pasillo”, indicó la actriz, que se negó a mostrarse desnuda en repetidas ocasiones durante los años 70 tanto en el cine como en revistas. “A raíz de Colorín Colorado me surgió la oportunidad de participar en películas en las que se precisaban desnudos, pero siempre justificados en el guión, de modo que finalmente acabé realizando mi primer desnudo a los 27 años en Asignatura Pendiente, fue una experiencia negativa, no tanto por el tema moral, sino por una manía mía, tenía bastante pudor estético” comentó la veterana actriz, que comentó que si bien esas escenas no le convencían del todo, distaban mucho del plantemiento chapucero de otras producciones acometidas en el auge del destape.

Esperanza y miedo

Por otro lado, Sanz quiso alabar la figura de Faltoyano, de quien dijo “no fue una musa de la transición, y menos mal que no lo fue porque fue mucho más”. La escritora, que en su libro Daniela Astor y la caja negra adopta el punto de vista de una niña casi adolescente que transita el mundo del destape, dedicó duras críticas al cine de la época. “El país estaba pasando por una especie de pubertad, había esperanza sí, pero también mucho miedo; recuerdo que mi abuela nos insistía en que estuviésemos preparadas para quemar nuestros libros de Marx en cuanto un militar asomase por nuestra puerta” indicó Sanz.

Asimismo, la escritora suscribió la clasificación de actrices propuesta por Faltoyano, e hizo hincapié en las contradicciones morales de la época. Vimos desnuda a Marisol, la niña cantadora del franquismo en lo que creímos que era un golpe definitivo al nacional-catolicismo, pero fue una ilusión, porque seguíamos sin poder abortar y sin tener el control sobre nuestro propio cuerpo, no hacíamos sino reproducir unos hábitos completamente machistas” indicó la escritora, que indicó que el tema capital de la herencia de la transición en la actualidad era preguntarse “por qué deseamos lo que deseamos y ser críticas respecto a por qué hacemos las cosas con el objetivo de identificar la cultura machista”.

Fuente: eldiariodearagon.com

Información relacionada:

50 estrellas desnudas por exigencias del guión.


Archivado en: Cine, Curiosidades, Opinión

Sólo tú sabes quién eres

Info Lugares Naturistas - Sáb, 04/11/2017 - 20:43

Francisco Prato explora la identidad de género con sus fotos. Con el proyecto fotográfico ‘Solo tú sabes quién eres’, el artista Francisco Prato quiere mostrar que lo que define a una persona no se percibe a simple vista.

Lo esencial es invisible a los ojos, le decía el zorro al Principito. Esta misma tesis es la que defiende Francisco Prato en su proyecto fotográfico. Veinte imágenes formadas por cuarenta y tres desnudos de personas de entre 18 y 52 años, que se mezclan para componer nuevas y diversas identidades en esta campaña por los derechos LGTBI+.

Este proyecto positivo, creativo y reivindicativo, que recuerda formalmente a los cadáveres exquisitos surrealistas, tuvo su origen en la agresión homófoba que sufrió el artista en octubre de 2016.No quería quedarme de brazos cruzados, quería ayudar, explica Prato. No se trataba solo de las agresiones, lamentablemente, también por el famoso autobús del odio, los casos de Chechenia, y más…, añade.

Las veinte imágenes, en las que se mezclan partes de los cuerpos de estas personas desnudas, formaron parte durante el mes de junio de 2017 de una exposición realizada en el local “Marta Cariño“, en la calle Luchana 38 de Madrid, enmarcada en los eventos del Orgullo 2017.

Su obra fue protagonista de uno de los momentos del programa La línea roja dedicado a la homofobia, emitido el pasado día 10 de octubre de 2017 por la cadena de televisión Cuatro.

Fuente: shangay.com


Archivado en: Fotografía, Protestas, Varios

Desnud Arte: Howard Schatz

Info Lugares Naturistas - Jue, 19/10/2017 - 20:42

Howard Schatz es un oftalmólogo y fotógrafo norteamericano (nacido en 1940, vive actualmente en Nueva York).

Howard ha sabido captar con exquisita elegancia la belleza de un cuerpo desnudo tanto él masculino como femenino, y realizar magníficas imágenes ralacionadas con el ballet y la plasticidad de los cuerpos.

“Estoy interesado en la estructura física y el movimiento. Poco después de llegar a Nueva York, trabajé sobre la danza durante uno o dos años. Luego fotografié danza submarina. Y atletas, además de un proyecto sobre el movimiento. Dejo la cámara abierta y le suministro luz; hay infinitas posibilidades. Adoro ver; nunca es bastante lo que puedes ver”. Howard Schatz.

La obra de Howard abarca un amplio abanico temático. Ha enfocado su cámara sobre el mundo del deporte, la danza, el embarazo, los recién nacidos, la botánica, los sin techo, el retrato de personalidades, artistas actuando, fotografía submarina y más.

“He aprendido que la gente tiene que estar abierta y libre frente a una cámara, así que la entrevista es muy importante. Los dejo ser el centro de atención, porque si los sujetos sienten que tú estás interesado, confiarán en tí frente a la cámara”. Howard Schatz.

Las fotografías de Howard Schatz se exhiben en museos y galerías de fotografía a nivel internacional y se incluyen en innumerables colecciones privadas. Él ha recibido la aclamación internacional para su trabajo que se ha publicado en dieciocho monografías.

Mayo de 2015 marca la publicación de una monumental retrospectiva de dos volúmenes de 25 años de la obra de Howard Schatz: Schatz Images: 25 Years.

Ha publicado más de 20 libros y su obra está presente en las colecciones permanentes del Centro Internacional de Fotografía, el Musee de L’Elysee, el Museo de Arte de la Universidad de California, el Museo de Oakland y en colecciones privadas de todo el mundo.

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Howard Schatz.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.


Archivado en: Arte, Danza, Fotografía, Vídeos

Viajan por el mundo practicando y difundiendo el nudismo

Info Lugares Naturistas - Mié, 11/10/2017 - 20:41

El matrimonio belga Nick y Lins viajan alrededor del mundo para mostrar cómo es el nudismo.

La pareja comenzó a conocer el nudismo cuando tenían alrededor de veinte años visitando spas nudistas. Ahora la pareja está plenamente convencida de la práctica del nudismo después de visitar un camping de Luxemburgo en 2009.

Cuentan así su experiencia en ese camping: “El camping era ruidoso, lleno de gente, y realmente no era lo que estábamos buscando. En la parte trasera del camping descubrimos una zona nudista que era todo paz y tranquilidad, así que decidimos probarlo. Y desde entonces estamos completamente rendidos al nudismo”.

Nueve meses antes de comenzar sus viajes, iniciaron un blog para “mostrar a la gente que el nudismo es algo para todos, no sólo para un grupo de viejos, hippies o pervertidos, pues en Bélgica es todavía un tabú ser un nudista. Muchos belgas disfrutan de su tiempo en desnudez, pero prefieren no ser llamados naturistas o nudistas”.

La aventura comenzó en julio y no tiene fecha para terminar. La pareja dejó Bélgica y ya han pasado por Croacia, Montenegro y Grecia. La idea es recorrer otros países de Europa, Asia, Oceanía y las Américas.

A propósito de estos viajes comentan: “A veces sucede que la gente camina hacia nosotros y se da la vuelta cuando ven que estamos desnudos. O que pasan y tienen miedo de mirar hacia arriba, en cuyo caso siempre es divertido decir hola. Pero sucede mucho más que la gente nos ve y se deciden a desnudarse también, como si sólo necesitaran ese pequeño empujón”.

Con estos viajes la pareja espera lograr hacer ver la desnudez menos sexualizada y más aceptada, y “mostrar a la gente que es realmente una cosa divertida que hacer y que un cuerpo humano no es nada de lo que avergonzarse”.

De acuerdo con Nick, la idea del mochilón comenzó en el verano de 2016 mientras ellos visitaban a algunas parejas nudistas en un viaje por Francia e Italia. “En la mayoría de los lugares que visitamos éramos los más jóvenes. No es que tengamos algo contra las diferencias de edad, pero empezamos a preguntarnos ¿por qué el nudismo no atrae a los más jóvenes?”.

Sus viajes y experiencias están siendo compartidas por la pareja en su blog “Naked Wanderings” y en sus redes sociales.


Archivado en: Iniciativas, Opinión, Viajes

Naturista ¡la ciudad es tuya!

Info Lugares Naturistas - Mié, 04/10/2017 - 20:37

De Alemania a Inglaterra, en España o Francia, el naturismo ve aumentar el número de sus practicantes considerablemente. Sin embargo, esta práctica todavía está lejos de ser unánime o estar generalizada.

Para muchos, la práctica del naturismo en las zonas urbanas puede parecer incongruente. Sin embargo, el naturismo ya no se limita a las playas y establecimientos dedicados. Es cada vez más importante en nuestras ciudades y en diferentes formas: parques o piscinas privatizadas, los lugares donde se autoriza la práctica son cada vez más numerosos.

Naturismo en Francia, cifras

Francia es el principal destino naturista del mundo.

2.000.000 de franceses son practicantes regulares, ya sea en asociación o durante las vacaciones.

2.000.000 de turistas naturistas extranjeros viajan a Francia cada año.

Existen 460 áreas naturistas incluyendo: 155 campings comerciales, 155 asociaciones propietarias de algún camping o zona recreativa, 73 playas (en mar o lagos) permiten el naturismo.

Breve historia del naturismo

La idea de vivir en comunión con la naturaleza no es nada nuevo y hay rastros históricos que revelan que esta práctica ya existía en las orillas del Sena en la Edad Media. Fue sólo en el siglo 20 que la práctica tendría un cierto auge. Por otra parte, será necesario esperar hasta 1974 para tener una definición exacta del naturismo, que se dará en un Congreso Mundial de la Federación Internacional de Naturismo.

Esta definición, reproducida en el sitio web de la Federación, explica que es “una forma de vivir en armonía con la naturaleza, caracterizada por la práctica de la desnudez colectiva con la intención de estimular el respeto a sí mismo, respeto por los demás y el medio ambiente”. En esto, la diferenciación con el nudista debe ser abordada. A diferencia del nudismo que sólo pretende evolucionar en el aparato más simple, el naturismo considera la desnudez como el medio fundamental para acercarse a la naturaleza y vivir en armonía con ella. En este contexto, la práctica del naturismo se basa principalmente en una preocupación ecológica, el hecho de estar desnudo es sólo un medio y de ninguna manera representa un fin en sí mismo. El cuerpo desnudo no es percibido como íntimo, sino como un cuerpo natural que se integra en un ecosistema.

En 1928, dos médicos, Gastón y André Durville, inauguraron un centro en Yvelines, en la isla de Platais, en Villennes-sur-Seine, donde se celebraría el primer congreso nudista. Esta fecha es digna de mención porque es allí donde comenzará la “colonización naturista”, como dirán tan bien unos años más tarde. Pero es en el Var, en una de las islas de Hyères, Île du Levant, que los hermanos Durville establecen el primer centro reservado para nudistas: Heliópolis, “el centro naturista más formidable del mundo”. Gastón y André esperan hacer de este lugar un verdadero paraíso terrestre. Incluso apelarán a los naturistas de las diferentes colonias francesas para que procuren animales exóticos de todo tipo. Ellos escriben sobre este tema: “Será el jardín de las Hespérides, una isla prometida, salvaje, virgen, cubierta de maquis, pinares, tan grande como un mundo”. En agosto de 1931 ya había 400 naturistas en este espacio donde la naturaleza conservaba todos estos derechos y donde el ser humano no intentaba imponerse sobre ella. El área abarcaba 60 hectáreas de las 1.000 con que cuenta la isla.

Con sus dos fachadas marítimas a lo largo del Atlántico y el Mediterráneo, Francia siempre ha sido un destino de elección para todos los entusiastas naturistas donde muy rápidamente el fenómeno se ha desarrollado en los campings. Sin embargo, durante mucho tiempo, el naturismo se desarrolló anteriormente en Alemania y en los países protestantes del norte de Europa, donde la naturaleza es mitificada. La desnudez es habitual en espacios públicos, playas y zonas verdes urbanas, explica Emmanuel Jaurand de la Universidad de Angers. Estas poblaciones, atraídas por el soleado y idílico entorno que les daba la costa francesa, se dirigían a las playas francesas. Lo que hace hoy a Francia el primer destino naturista del mundo. ¿Es entonces legítimo abrir una parte del Bois de Vincennes en París a la práctica naturista?

¡París entra en carrera!

Mientras la ciudad de París inauguró el pasado 31 de agosto la apertura de una zona dedicada a la práctica del naturismo en el corazón del Bois de Vincennes, la idea de promover su práctica no es nueva. La piscina Roger Le Gall situada en el XII arrondissement ya permite a sus usuarios bañarse en desnudez. Sin embargo es necesario pertenecer a la Asociación de Naturistas de París para poder ir allí.

Por primera vez, la capital hospedará un espacio naturista totalmente libre, abierto de 8 am a 7.30 pm. Puesta en marcha como prueba esta iniciativa se detendrá el 15 de octubre… por ahora. Con una superficie de 7.300 m2, la zona naturista se encuentra cerca del santuario de aves, en el claro entre el Callejón Real y la carretera Dauphine. Propuesto por el grupo ecologista en el Consejo de París, que vio aumentar el número de naturistas, preocupado por que París no incluyera un lugar que permitiera la práctica. Bordeado por carteles, el espacio debe garantizar la tranquilidad de los usuarios del espacio naturista así como de los caminantes. Se colocarán además carteles informativos para prever cualquier problema de voyeurismo o exhibicionismo.

¿Y en otras partes de Europa?

Parece que París se ha inspirado en lo que está sucediendo al otro lado del Rhin, donde la práctica del naturismo está mucho más extendida. La ciudad de Munich ha legalizado la práctica en 2014 y Berlín está dando ejemplo al establecer espacios de convivencia entre las personas vestidas y naturistas. Se permite a los berlineses quitarse la ropa cuando la temperatura exterior supera los 25° C.

De Barcelona a Malmö en Suecia, la práctica del naturismo es común. La capital catalana tiene una playa naturista con accesibilidad en metro. Los suecos, mientras tanto, las mujeres tienen el derecho de hacer topless cuando se encuentran en la piscina. Suiza no prohíbe explícitamente caminar desnudos, mientras nadie se sienta perturbado. El Reino Unido, que no tiene necesariamente zonas accesibles a los naturistas, no considera que la desnudez sea un delito punible.

Finalmente, terminemos con un pequeño apunte… ¿Alguna vez ha oído hablar del Día Mundial del Ciclonudismo? Cada año desde 2004, miles de participantes de todo el mundo se han unido por la buena causa: desprenderse del poder del petróleo y promover un retorno a los valores simples y naturales de la vida… por andar en bicicleta desnudos.

Fuente: Lumières de la Ville (texto original en francés).

Información relacionada:

El nudismo en la Alemania Oriental 20 años después.
Viviendo y dejando vivir en el paraíso naturista.
El tradicional arte de vivir desnudo en Alemania.
El naturismo: una forma de vida y un negocio al alza.
Centros Naturistas en el litoral de Francia.


Archivado en: Iniciativas, Lugares, Noticias

Me quité la ropa y los prejuicios para pasar un día en un camping nudista

Info Lugares Naturistas - Mar, 19/09/2017 - 20:54

Nudismo. Ya está. Solo con escuchar la palabra es casi inevitable que te hayas imaginado una playa con gente en pelotas, seguramente mayor y sin depilar, a la que le gusta exhibirse y mirar a otros haciendo lo mismo. Pero solo tienes que googlear esta palabra para saber que la concepción que tenemos del naturismo, un movimiento mucho más amplio que el nudismo ‘a secas’, no deja de ser un saco de prejuicios. Para mí, como mujer milenial que cada día intenta no juzgar su cuerpo, sigo siendo incapaz de hacer topless si hay algún miembro de mi familia o algún hombre a quien yo conozca y que no sea mi pareja. Así que, pensé, si tanta gente lo hace, mucho de bueno debe tener y yo quiero saber qué es. Y me fui a buscarlo, esta vez completamente desnuda, a uno de esos centros del respeto por el cuerpo y la naturaleza: un camping naturista.

Camping El Templo del Sol

Después de conducir hora y media desde Barcelona hasta L’Hospitalet de l’Infant (Tarragona) mi pareja y yo (a quién llamaré M. en adelante) llegamos a El Templo del Sol, uno de los nueve campings nudistas que hay actualmente en España y que, según me cuenta Ferràn Pujol, su Director de Comunicación, es de los mejor considerados. Ferràn me espera en la entrada para darme la bienvenida, para mi alivio, vestido. Me explica que allí todos los empleados llevan ropa para evitar malentendidos. Así que M. y yo todavía tenemos algunos minutos de margen para ‘enfrentarnos’ a nuestra desnudez pública y a la preocupación que le genera el pensar que va a pasarse todo el día empalmado.

El camping que, por cierto, está tan a tope de gente que no hay ningún bungalow, caravana ni tienda de campaña libre donde podamos pasar la noche, es la ‘torre de vigilancia’ que cuida de la zona. Lo único que la asociación naturista que protege la playa natural de El Torn y sus alrededores permitió construir con el fin de repeler a los rascacielos y los adosados típicos de las costas españolas. A día de hoy, aproximadamente 2.000 personas llenan este complejo, creado hace 25 años por una pareja francesa enamorada del naturismo y la Costa Dorada, y pasan el verano haciendo barbacoas, bañándose en su piscina panorámica y montando en bici. Lo mismo que tú o yo haríamos en un camping, pero en pelotas.

Parece sencillo, pero pasar unos días en uno de estos oasis de la desnudez no es tan fácil como presentarse allí y pagar. “A todo el que viene por primera vez se le exige el carnet de naturista. Si no lo tiene, no se le dará alojamiento”, me cuenta Ferràn. No es que esto sea un club selecto ni nada por el estilo, sino que se trata de una medida de prevención contra los mirones —una plaga que los naturistas sufren desde siempre y que es casi imposible de eliminar—, personas que asocian los campings y las playas nudistas al sexo fácil y, lo peor de todo, pedófilos y pederastas. “Hay gente que viene a lo que viene y esta es una forma de darle confianza a las familias que se alojan aquí y de tenerlo todo controlado”, añade. Tan controlado que, me advierte Ferràn, no podremos hacer fotos mientras estamos dentro del camping. Los naturistas normalizan el desnudo, pero más de una mala experiencia les ha llevado a ser desconfiados (y con razón).

Sí. También me quité la parte de abajo del bikini. Os lo recomiendo

Llegó la hora de quitarse la ropa y los prejuicios. La gente nos mira porque no nos conoce y, aunque vayamos desnudos, no llevamos la pulsera que identifica a los que se alojan allí. O porque nos ven observándolo todo con demasiada insistencia. Nos cruzamos con el primer pene y da impresión. Ojeamos a la gente de refilón, para los primerizos es casi imposible pasear por allí sin que te dé tortícolis de tanto disimular. Paseamos por el camping hasta la zona de la piscina y el bar, donde sí se exige taparse o poner toallas en los asientos simplemente por higiene.

Nos resulta curioso descubrir que, aunque todo el mundo que va al Templo del Sol lo hace, es solamente en la piscina donde se exige ir completamente desnudo. Su lema es “estar desnudo, si yo quiero, pero siempre en el respeto a los demás”. Porque, según me cuenta por teléfono Ismael Rodrigo, presidente de la Federación Española de Naturismo (FEN), el naturismo es un movimiento que se basa en el ecologismo y en la libertad individual de los que quieren desnudarse, pero también la de los que no: “Somos un movimiento de Derechos Humanos y el cuerpo humano no es ajeno a la libertad de expresión”. Defienden que, igual que uno puede vestirse como quiera y considerar su atuendo parte de su identidad, elegir la desnudez también lo es y, por tanto, cualquier ley que vaya contra eso, va contra los Derechos Humanos.

Bajando a la Platja de El Torn

Una vez nos queda un poco claro de qué va todo esto y para acostumbrarnos, nos dirigimos a la playa adyacente de El Torn en busca de personas más jóvenes que nos den su visión del asunto. No puede ser que estén todos en el camping cuando la playa es la mejor solución al calorazo que hace. Y, efectivamente, los encontramos en lo que podríamos llamar su hábitat natural: cerca del bar. Veo a un grupo de chicas hablando en la orilla y decido acercarme. Dos de ellas llevan pulsera del camping, las otras dos no. Descubro que se conocieron hace pocos días en esa misma playa y parece que ya fueran amigas de toda la vida. “Cuando estás desnudo delante de otra gente dejas de tener un estatus social o a cualquier otra etiqueta. Te conviertes en una persona igual a otra y puedes relacionarte de una forma más natural y directa”, apuntaba a este respecto el psicólogo (y también naturista) Raúl Padilla.

Las chicas me confirman que les es muy fácil conocer gente allí pero que no por eso es más fácil ligar ni se montan orgías cada dos por tres. “Aquí se liga lo mismo que en una playa normal, pero la gente es mucho más respetuosa con eso y nadie está examinando tu cuerpo”, asegura Natalia, que se aloja desde hace 15 años en el camping. “Hay menos problemas si no quieres hablar con alguien o simplemente decir ‘no’ porque nadie se ofende”, me explica Alba, una de las chicas que, aunque no se aloja en El Templo del Sol, ha crecido en una familia nudista del pueblo vecino. Mientras tanto, yo no dejo de pensar en que tengo las tetas y el ‘chocho’ al aire y que cualquier movimiento o gesto que haga podría terminar tocándole a alguna un pecho o cualquier ‘roce desafortunado’. Cosa que, para ellas, no supondría ningún problema porque un pecho no es distinto a un brazo.

Natalia y Alba se bañan tan alegremente en la playa de El Torn.

Es entonces cuando vienen a mi mente las palabras de Rodrigo de que “cuando practicas el nudismo estás haciendo que una mujer en topless no sea distinta a un hombre en topless“. En su opinión, el naturismo nos iguala a todos, desvincula la desnudez del sexo y ayuda a los niños que crecen veraneando en este tipo de sitios a entender que sus cuerpos no tienen nada de malo y que, por tanto, de lo que haya que avergonzarse o esconder. Para confirmar esto hablo con Ana S., una madrileña que ha pasado sus 28 veranos de vida en el camping nudista El Portús, en Murcia. “Mis padres ya iban antes de que yo naciera. Así que para mí siempre ha sido muy normal ver los genitales de mis padres, de hecho no comprendí que no era algo que le pasara a todo el mundo hasta que, de niña, me preguntaron varias veces¿pero tú has visto a tus padres desnudos?’. Y yo contestaba: ‘pues claro, ¿tú no?, me cuenta por teléfono.

Como era de esperar Ana nunca ha tenido problema en contar a los demás que, para lo que la mayoría de gente es ‘su pueblo’, ella pasa sus vacaciones desnuda en un camping, creció sin tener metido en el cerebro que su cuerpo era algo feo, sin torturarse mentalmente por querer tener menos culo o más pecho y sin tener relaciones sexuales con la luz apagada. “Las primeras veces pensaba en si lo estaba haciendo bien o mal, pero nunca he pensado que mi desnudo sea algo feo o no le gusto físicamente al chico”. Eso que nos pasa a casi todas (si a ti no, te envidiamos) por culpa de haber criminalizado nuestros cuerpos y autoexigirnos constantemente mejorarlos. Si no es ideal, mejor apaga la luz o ponte tú encima.

Y es que, según dicen los expertos, en el nudismo no existen los defectos físicos, sino que cada cuerpo es distinto a otro. Ni mejor, ni peor. Sin embargo, mientras M. y yo paseamos por la Playa del Torn no podemos todavía evitar sentirnos cohibidos aunque, eso sí, mucho menos que el camping. Quizás, el tener la posibilidad de que si uno no quiere toparse con miradas de nadie puede evitarlo metiéndose en el agua, nos hace sentir un poco más relajados. Así, mientras nadamos desnudos en el mar (la experiencia más liberadora y placentera del mundo, os lo aseguro) y tomamos el sol rodeados de parejas y grupos de amigos cuya media de edad ronda los 50, recuerdo otra de las cosas que el psicólogo Raúl Padilla me había advertido por teléfono justo el día antes: “Es normal que sientas rechazo cuando, estando desnuda, se te acerca alguien que no conoces. No lo has asimilado y crees que se te acerca con un fin nada claro, pero eso es porque tienes la concepción de ‘textil’, digamos”.

En el Templo del Sol las personas ni siquiera usan un delantal para cocinar.

Con la tontería y entre un baño y otro, se nos hacen las seis de la tarde y decidimos dar por terminada nuestra ‘excursión’. En ese momento, caigo en que no he visto a M. empalmarse ni una sola vez excepto, según me dice, solo en el agua y “por el hecho de sentirlo todo flotando, es placentero”. Un ‘problema’ menos, para el que Raúl Padilla, quien por cierto me atendió al teléfono en la playa y literalmente “en pelota picá”, tenía una fácil solución: “El reflejo de erección es algo completamente normal incluso estando vestidos y allí nadie se asustará por eso. Dile que cuando vea que un cuerpo desnudo no es una incitación al sexo no tendrá erecciones y lo normalizará”.

No se lo dije, pero ambos tuvimos esa sensación pasada la primera media hora y, ahora que nos vamos, la ropa nos sienta incluso extraña. Al volver a casa me di cuenta de que ese lugar no es casi un paraíso solo por el hecho de conservarse salvaje. Lo que lo hace tan especial es que uno puede realmente sentir que no está siendo juzgado por absolutamente nadie. No sé si la solución a todos nuestros problemas de autoestima sería pasar una temporada en un camping naturista (aunque yo sí lo recomiendo). Lo que sí sé seguro es que, desde que hemos vuelto, no ha pasado una noche en la que M. no duerma desnudo. Yo, de momento, me he pasado al topless. Paso a paso.

Fuente: codigonuevo.com, escrito por Noelia R. Ruano.


Archivado en: Iniciativas, Lugares, Opinión

Fotografía de desnudo

Info Lugares Naturistas - Lun, 11/09/2017 - 20:12

Nunca es tarde para iniciarse en la fotografía artística del cuerpo humano.

La larga tradición del desnudo en el arte nos ha dejado muchos genios, obras, polémicas y, por supuesto, fotografías. Desde los orígenes de la fotografía encontramos el desnudo artístico como tema. Ha servido para mostrar la belleza del cuerpo humano, pero, sobre todo, ha sido un vehículo para transmitir abstracciones, formas y universos personales (obsesiones, pasiones, fobias…).

Foto Jesús León

La fotografía de desnudo, pues, ha sufrido muchas etapas pero siempre esta ahí. Por eso, es un género constante y presente y muchas veces tabú y que cohibe a muchos fotógrafos que les atrae pero que no lo llevan a cabo. Pero nunca es tarde para iniciarse, así que vamos a desglosar algunos consejos y vamos a conocer a algunos autores para quien quiera sumergirse en ese maravilloso mapa que es el cuerpo humano con todo lo que conlleva y puede representar.

Lo primero: desarrollar una idea

Como todo trabajo artístico debemos, en primer lugar, desarrollar una idea. Es el punto de partida y el que condicionará el tipo de imágenes que vamos a buscar y cómo las vamos a realizar. Tenemos que plantearnos preguntas y de ahí tendremos un primer esbozo de proyecto: ¿para qué queremos fotografiar un cuerpo desnudo? ¿qué queremos transmitir?…

En muchas ocasiones buscaremos simplemente la belleza, una buena iluminación y algo directo y fresco. Pero si queremos llevar a cabo un trabajo más elaborado y que desarrolle nuestra creatividad mejor debemos plantear una idea más o menos profunda y desarrollada sobre la que desarrollar nuestras fotografías de desnudo.

Foto Robert Mapplethorpe

Para los que se inician en este tipo de fotografía lo mejor es comenzar mirando el trabajo de grandes maestros, ver cómo desarrollan sus ideas y cómo las plasmam en fotografías. Desde entender lo que quieren transmitir a detalles tan sencillos como el tipo de desnudos, si masculinos o femeninos, en estudio con luz artificial o natural y, por supuesto, las poses, el encuadre y la composición.

Un consejo añadido: si no queremos “imitar” y tampoco tenemos muy claro hacia dónde queremos ir, no pasa nada. Podemos empezar con una primera sesión, experimentar y ver lo que nos encontramos, sensaciones, ideas que nos surgen y empezar a perfilar esa idea, estilo o estética concreta a la que queremos llegar. Veremos que no es fácil arrancar, pero la fotografía de desnudo y la fotografía conceptual requiere trabajar bien la idea y planificar bien todos los detalles.

En busca de un modelo

Para llevar a cabo una sesión de fotografía de desnudo necesitaremos de un modelo. El autorretrato puede ser una opción, pero añade una dificultad añadida, así que lo ideal es buscar a alguien que quiera posar desnudo para nuestra cámara.

Al tratarse de fotografía de desnudo hay que ser bien claro y tener todo planificado para no llevar a confusión. Lo ideal es buscar algún amigo o amiga, familiar o alguien cercano, así con cierta confianza puede ser más fácil romper el hielo. Y si no tenemos a nadie que se preste siempre podemos contratar a un modelo profesional.

Otra opción muy frecuente es a través de intercambio o TFCD (Time for CD), que no es otra cosa que un intercambio entre modelo y fotógrafo sin dinero de por medio. La modelo posa sin coste y a cambio se le entregan fotografías de la sesión y viceversa. El fotógrafo realiza el trabajo de fotografía a cambio de entregarle a la modelo un número de determinado de las imágenes realizadas. Esta opción es muy adecuada cuando se está comenzando aunque es aconsejable hacerlo bien, con un contrato y tener todo bien atado para evitar confusiones para ambas partes.

Importante recalcar el uso que haremos de las fotos (para nuestro portolio, mostrar online,…) y el que tendrá las fotografías que entregamos a la modelo de intercambio (que solo sean para su book, que no pueda venderlas…), así como otros detalles sobre dar siempre el crédito al autor y a la modelo.

A la hora de elegir modelo, ya tenemos que buscar lo que nos guste o queramos trabajar. El desnudo femenino es el más frecuente, pero no podemos obviar el masculino. Además del tipo de modelo: joven, mayor, delgado, alto, tatuado, de alguna raza concreta…

La sesión con modelo desnudo

Foto Nino Veron

Insisto en la importancia de tener todo bien planificado, aunque nos guste la improvisación, en este tipo de fotografía y cuando se trabaja con modelo más nos vale tener todo bien organizado para sacar el máximo provecho a la sesión. Hay que determinar bien el tiempo que vamos a emplear, dónde se va a realizar (lo ideal es un estudio o bien un lugar cómodo donde podamos improvisar un estudio) y lo que vamos a necesitar (peluquería, maquillaje y preparación de la escena: fondo, atrezzo, objetos…).

Del mismo modo, tenemos que ver si tenemos opciones para utilizar iluminación de estudio o bien optamos por la luz natural. Esto condicionará el lugar que tendremos que tener preparado para conseguir los mejores resultados. La luz natural puede ser un buen punto de partida y nos podemos ayudar de reflectores para potenciarla.

También podemos estudiar una opción en exteriores, para lo cual también tendremos que seguir los mismos pasos: encontrar la localización adecuada, la luz y todo lo que necesitemos trabajar cómodamente. Un ejemplo clásico en este sentido puede ser el fotógrafo Wynn Bullock:

A la hora de trabajar con un modelo, ya sea mujer u hombre, desnudo debemos intentar mantener una situación relajada, donde cada uno sepa lo que tiene que hacer pero sin caer en el encorsetamiento. Hay que ganarse la confianza del modelo para que pueda posar y colocarse como le indiquemos. Así que puede ser de gran ayuda no estar solos y tener a alguien de asistente.

No resulta fácil enfrentarse a una sesión con un modelo desnudo, puede hacer que afloren nuestros miedos, inseguridades o que nos cohibamos… por lo que es de gran ayuda contar una buena planificación, relajarse y disfrutar. Porque, al final no es mucho más que una sesión de retrato y cuanto más naturalidad consigamos mejores resultados podemos obtener.

Traza líneas rojas

Esto es un punto que puede ser conflictivo. El desnudo artístico se puede entender de muchas formas pero siempre hay que tener claro donde está el límite. Donde es fotografía artística y donde empieza a convertirse en otra cosa (fotografía erótica, aunque puede serlo igualmente o bien pornografía). Ese límite debemos tenerlo claro y debemos transmitirlo igualmente a nuestro modelo. Dejar claro lo que buscamos, lo que queremos mostrar y cómo hacerlo.

Habla y crea un clima cómodo

Es vital que no nos escondamos tras la cámara y nos limitemos simplemente a encuadrar y disparar. Debemos crear un clima cómodo y relajado donde nuestra modelo pueda sentirse bien y posar sin tensión. Hay que ganarse su confianza y lo mejor es hablar y dialogar. Si en algún momento se produce una situación incómoda o de tensión, pues hay que saber cambiar o parar si es necesario. Ya que esto se aprecia en el retrato, si la modelo no está cómoda o relajada la foto no va a funcionar bien.

¿Qué equipo utilizar?

No es necesario ningún equipo especial, aunque algo que sí nos será muy útil es una óptica de calidad entre un 35 mm y un 120 mm (dependiente del tipo de foto y el espacio que dispongamos), un trípode y reflectores. Si vamos a trabajar con luces de estudio, pues necesitaremos los correspondientes flashes y modificadores. No debemos obsesionarnos con tener un equipo muy amplio y completo, para comenzar podemos trabajar con nuestra cámara. Aquí la importancia está en desarrollar la idea y experimentar más que en la tecnología a usar.

La iluminación: la clave para transmitir

Foto George Agasandian

Si no estamos muy puestos en iluminación de estudio podemos pedir ayuda o probar con un esquema muy simple. Podemos usar luz natural y reforzarla con luz continua de una lámpara o bien podemos usar un punto de luz con flash.

Es clave tener claro cómo iluminar un cuerpo desnudo porque con ello dependerá de cómo se muestra y lo que transmite, así que ideal si previamente a una sesión de desnudo podemos hacer las pruebas oportunas y determinar qué luz es la que mejor se adecua a lo que queremos transmitir.

Podemos optar por fotografías en clave alta o clave baja, jugar con los elementos de la escena, primeros planos… incluso con la temperatura de color. Todo encaminado potenciar lo que estemos buscando, ya sea definir o potenciar determinadas formas con luz dura o las texturas con luces suaves.

Cómo posar para la fotografía artística de desnudo

Foto Romay WG

Es otra de las claves. Determinará lo que mostramos y lo que queremos contar. Podemos optar por poses naturales donde potenciar la belleza con una mirada directa a cámara (en un estilo más cercano a la fotografía de moda o glamour), o bien podemos buscar otras opciones donde la creatividad entra más en juego.

Debemos decidir si queremos mostrar el cuerpo explícitamente o preferimos sugerir, mostrar parcialmente. Lo ideal es que la modelo no mire directamente a cámara o, si lo necesitamos, que lo haga expresando algo concreto.

Tengamos en cuenta que para el posado también dependerá del modelo. Si es más mayor o menos flexible condicionará el tipo de posturas. En todo caso deja también que tu modelo colabore, improvise y ofrezca más opciones a la hora de posar. A veces nos podemos sorprender y encontrar algo que no esperábamos y que nos funciona muy bien.

Aprende de los mejores fotógrafos de desnudos

Como indicaba al comienzo, buscar un punto de partida entre el trabajo de los grandes fotógrafos nos puede ayudar a orientarnos. Del mismo modo si queremos seguir desarrollando nuestras ideas y planetar más fotografías de desnudo.

Nos podemos sumergir en el universo de grandes clásicos del género como Edward Weston, Bill Brandt, Man Ray o Lucien Clergue, o bien otros con estilos diferentes como Helmut Newton o Patrick Demarchelier más cercanos al mundo de la moda.

Podemos ir más allá y utilizar el desnudo para mostrar obsesiones, fantasmas o simplemente proyectar frustraciones, deseos, pasiones, sueños… y para ello debemos sumergirnos en el universo personal de autores tan destacados como el checo Jan Seudek o el japonés Nobuyoshi Araki, así como el controvertido Robert Mapplethorpe (muy destacado por su trabajo con desnudos masculinos, por cierto).

La fotografía de desnudo también ha sido cultivada por muchos fotógrafos no necesariamente especializados en este género, pero que sí lo han explorado con talento. Ejemplos hay muchos, desde Lee Friedlander a Joel Meyerowitz, desde Harry Callahan a Emmet Gowin.

Entre los autores contemporáneos más destacados podemos apuntar diferentes estilos tan personales como los de Bettina Rheims (desnudos con toque de erotismo), Bill Henson (polémico con sus imágenes oscuras y llenas de misterio), Todd Hido (con retratos de ficción fascinantes), Tamara Lichtenstein (captura la juventud y muy activa en redes como Instagram) o Jocelyn Lee (retratos escenificados) entre otros.

O los más cercanos a la fotografía de moda y glamour como Peter Lindbergh (prestigioso retratista y fotógrafo de moda) o Russell James (famoso por ser el fotógrafo de los ángeles de Victoria’s Secret).

¿Y españoles? No podemos olvidarnos de grandes nombres en este género que tenemos más cerca como Miguel Oriola, el gran Rafael Navarro, mi amigo Rafael Roa (que cuenta con un blog de referencia en este género) o el más joven Pablo Almansa.

Fuente: Xataka.com/fotografía Autor: Jesús León @jesusleong

Información relacionada:

La historia de la fotografía de desnudo.
Corpografía: El cuerpo en la fotografía contemporánea.
La liberación del desnudo masculino en el siglo XX.


Archivado en: Arte, Fotografía, Vídeos

Diez preguntas que siempre quisiste hacerle a un nudista

Info Lugares Naturistas - Lun, 04/09/2017 - 20:14

Estar desnudo podrá ser lo más natural del mundo, pero también es de lo más incómodo. Para la mayoría de los seres humanos se necesita de una fuerza interior, de mucha confianza y tener una actitud muy positiva para estar completamente cómodos sin ropa alrededor de otras personas.

Existe un grupo de personas que cuenta con todas esas características y se llaman naturistas, o nudistas. Ambos términos (a pesar de que el “nudismo” se refiere más al acto de estar desnudo y el “naturismo” más al estilo de vida) se reducen a la misma cosa, son un grupo de personas con el trasero desnudo que conectan con otros cuyos traseros también están desnudos.

Danny, de 34 años, de Amsterdam ha ido a las playas y campings naturistas desde que empezó a caminar, y por lo tanto, está muy familiarizado con la sensación del sol y la brisa recorriendo los rincones más oscuros de su cuerpo. También se siente muy cómodo con desnudarse frente a otras personas. Me puse en contacto con él para entender cómo es ese estilo de vida.

VICE: ¿Por qué eres nudista?

Danny: Lo he sido desde que tengo memoria. Mis padres me llevaron a un camping naturista por primera vez, cuando tenía unos tres años. Era su primera vez también. Les encantó tanto que decidieron pasar cada verano en campings naturistas en el sur de Francia. Para mi es muy normal. Me siento totalmente cómodo desnudo en la playa, en el mar o en un camping.

¿Qué tiene de bueno caminar desnudo?

En el momento en que estás desnudo, no hay restricciones, no hay reglas. En la vida cotidiana es normal usar ropa, pero en realidad es una regla muy rara y todos hemos acordado seguirla. No sólo yo, a todos los que he llevado a una playa naturista o a algún camping parecían disfrutar realmente de la sensación de libertad que tiene romper esa regla. Simplemente, el hecho de caminar desnudo es un placer natural y esencial.

Cuando estás rodeado de otras personas desnudas, ¿no quieres ver hacia otro lado? Al igual que con las personas mayores, por ejemplo?

No, en absoluto. Creo que las personas desnudas son hermosas. Especialmente las personas mayores, por ejemplo, una señora de 80 años en la playa, para mí, parece mucho más natural y hermosa cuando camina desnuda que cuando intenta encajar en un bikini.

¿Cómo debo prepararme mentalmente si pienso ir a una playa naturista por primera vez?

Como para mi es muy normal, me cuesta trabajo decirle a la gente para qué se tiene que preparar. La experiencia de ver gente desnuda todo el día es algo que no puedo explicar. Si es tu primera vez, creo que el mejor consejo que te puedo dar es tomarlo con calma. Quizás llevar una toalla.

¿Cuál es el inconveniente de estar desnudo todo el día? ¿Existe un riesgo mayor de que los bichos lleguen a tus partes privadas?

No. Creo que el mayor riesgo cuando estás desnuda al sol todo el día es que te quemes el trasero. Tienes que asegurarte de ponerte suficiente protector solar en todas partes, especialmente allí abajo. Tu culo nunca se ha expuesto tanto al sol, entonces el primer día está muy blanco y al otro día estará muy rojo. Cuídate del sol. Confía en mí, es muy doloroso.

¿Estar desnudo todo el día te hace querer coger más que cuando estás vestido?

Irónicamente, cuando todo el mundo está desnudo, no queda mucha tensión sexual. Por ejemplo, creo que hay menos energía sexual en un camping nudista que en un antro por la noche. Eso no quiere decir que no te puedas sentir atraído por alguien que conozcas allí, pero eso también ocurre en la vida normal con ropa. Es un poco más difícil para los hombres, porque realmente no se puede esconder una erección. Si te pasa, te lo tienes que cubrir, caminar por ahí con una erección está mal visto. Por supuesto, un hombre puede tener una erección mientras se queda dormido en la playa; es desafortunado, pero no hay mucho que se pueda hacer al respecto.

Cuando te sientas en una silla en un sitio nudista, ¿no es un poco desagradable darte cuenta de que cientos de senos y escrotos desnudos han estado en la misma silla antes que tú?

La regla de oro aquí es que siempre tienes que poner tu toalla antes de sentarte en cualquier lado. En un restaurante nudista o en las sillas de camping de tus amigos, llevas tu propia toalla, de esa forma tus partes nunca tocan las sillas. Es muy importante, y si no lo haces la gente te va a juzgar.

¿Hay alguna otra regla de oro?

Claro, muchas. Por ejemplo, no es socialmente aceptable tomar fotos o videos en un sitio nudista. Si lo haces, es posible que alguien que no conoces aparezca en el fondo, desnudo. Otra es que se te permite llevar ropa si quieres, si hace frío o está lloviendo. Excepto en las playas nudistas, no puedes usar traje de baño.

¿Alguna vez te has sentido inseguro en un sitio nudista?

No. Es muy seguro, es tan seguro que puedes mandar a tus hijos a jugar y no verlos hasta la noche. Por supuesto, hay una cerca alrededor de los campings nudistas, eso ayuda.

¿Le dices a la gente que eres nudista?

No es necesariamente la primera cosa que le cuento a alguien sobre mí. Pero si surge, soy abierto al respecto. Para ser honesto, es una buena forma para iniciar una conversación. La mayoría de los chicos a los que les digo que soy nudista, dicen: “Yo voltearía a ver a las chavas todo el tiempo”.

Sé que a mi hermanita le costaba mucho trabajo ser abierta sobre la manera en que mi familia pasaba los veranos. En la escuela, le preocupaba que cuando se bañara con sus compañeros después de la clase de educación física, se dieran cuenta de que no tenía marcas de bronceado y le empezaran a hacer preguntas. Una amiga mía que también ha sido nudista toda su vida me dijo que solía preocuparse por lo mismo. Tenía miedo de que sus compañeros le preguntaran por qué su trasero y sus tetas estaban igual de quemadas que el resto de su cuerpo.

Fuente: Vice.com publicado originalmente en Vice Netherlands.


Archivado en: Curiosidades, Opinión, Varios

Los conceptos erróneos del naturismo

Info Lugares Naturistas - Sáb, 19/08/2017 - 20:47

A pesar de que el naturismo tal como lo conocemos existe durante más de un siglo y es, sobre todo en Europa, ampliamente aceptado, todavía hay algunos conceptos erróneos acerca del naturismo.

El naturismo es igual a sexo

Ahí está sobre la mesa, una opinión muy generalizada. Este es probablemente el mayor error de todos ellos y también la razón por la que todavía hay un tabú alrededor de naturismo.

Para la mayoría de la gente (y sobre todo los que no tienen ninguna pista sobre el naturismo, suelen tener esa opinión) piensan que los sitios donde se practica el naturismo son lugares donde los hombres caminan todo el día con una erección y donde las mujeres están sin excepción con todo dispuesto y empapado en aceite. Son sitios del sexo donde todos saltan sobre todo el mundo. Oh chico, me gustaría ver la decepción en sus caras cuando visitaran y vieran la realidad de un sitio naturista…

Pero no puedes culparlos. Para ser justos, durante años y años la mayoría hemos pensado lo mismo. La sociedad vincula la desnudez con el sexo todo el tiempo y ha estado haciendo esto durante muchos años. Si lees las palabras “hombre desnudo” y “mujer desnuda” en una frase puedes estar seguro de que habrá sexo.

Pero no debemos culpar a la sociedad por todo, la imaginación humana también tiene algo que ver con ella. Cuando te encuentras en una playa “normal” (o una playa “textil” como solemos llamarla los naturistas) y una mujer pasa por nuestro lado, con un bikini que fue probablemente en una vida anterior el parche del ojo de Jack Sparrow, o hay un tipo con un culo lindo, su imaginación se hace cargo y comienza a soñar… Y entonces usted piensa: “Si esto me emociona, ¿qué debe ser si se trata de una playa nudista?”. Muchas personas no ven que no es la desnudez lo que los excita, pero el pequeño parche de textil lo hace, está escondiendo algo y la mente curiosa humana quiere saber qué hay debajo de ello. Y si no podemos verlo, lo imaginamos.

Para los naturistas, la desnudez es la cosa más normal en el mundo, así que no hay ningún vínculo directo con el sexo. No estoy diciendo que es imposible conseguir excitarse en un sitio naturista, pero no será más que en cualquier otro lugar. Yo diría que aún menos.

Nota: En algunos países donde el naturismo es tolerado y swinging no, los swingers tienden a anunciar sus actividades como naturistas.

Naturismo es para gente hermosa

Una razón por la cual muchos vacilan para visitar un sitio naturista es porque son inseguros sobre sus cuerpos.

¿Soy demasiado gordo?
¿Soy demasiado flaco?
¿Mis pechos son pequeños?
¿Mi pequeña “amiga” no es demasiado pequeña?

Es totalmente normal que nos hagamos estas preguntas y otras similares porque la mayor parte del tiempo estamos muy preocupados por nuestra apariencia. Tenemos que parecer decentes para el trabajo, tenemos que vestir para esta y esa fiesta, la televisión sigue diciéndome que debo perder esa grasa corporal extra.

¡Está en todas partes! excepto en sitios naturistas. En Bélgica tenemos un dicho: “La ropa hace al hombre”. Bueno, quítate esa ropa y todos somos iguales. Ya no hay división y nadie intenta fingir que son perfectos. Aprendes a aceptar los defectos de todos, pero sobre todo aprendes a aceptar los tuyos. Esto es lo que eres, este es tu cuerpo y todos lo aceptarán porque esperan que todos los demás también acepten sus propias imperfecciones…

Ufff… eso fue profundo… pero realmente, así es como funciona.

Naturismo es para exhibicionistas y voyeurs

Pienso que una cierta cantidad de naturistas son en realidad exhibicionistas y voyeurs. Usted puede notar a alguien que siempre tomará el asiento con la mejor visión general en la piscina y que pasará su tiempo mirando a otros. ¿Es un voyeur? Podría ser. Tal vez cuando están pasando tiempo en una terraza de un bar o en un banco en la ciudad también les gusta observar a la gente.

Por otro lado, podría haber la persona que se sigue paseando un buen rato arriba y abajo de la playa. ¿Es eso un exhibicionista? ¿Quién dice que no harían lo mismo en una playa “textil”?

En cualquier caso, siempre y cuando no molesten a otros haciendo que se sientan incómodos con sus miradas o exhibiciones, es todo aceptable por nosotros. El naturismo se acerca a la aceptación, incluso a las personas que tienen deseos ligeramente diferentes de nosotros mismos. Mientras no cruzen la línea…

El naturismo es para hippies

Las únicas personas que se ven en los campings naturistas son de pelo largo (y ciertamente no sólo en la cabeza) personas sentadas junto al río limpiando sus verduras cultivadas biológicamente, el mismo río donde otros están haciendo su lavandería y un poco río arriba alguien están haciendo…

Sus noches se las pasan bailando desnudas en un círculo alrededor del fuego, colocando cartas de tarot y haciendo algunas brujerías aquí y allá.

Es cierto que en el pasado el naturismo fue adaptado por los hippies y que los primeros naturistas “modernos” eran verdaderos amantes de la naturaleza que probablemente lavaban su ropa en el río y hacian sus necesidades en el bosque. Pero decir que el naturismo es para los hippies, es lo mismo que decir que la música indie es para los hippies. Es cierto, pero ciertamente no exclusivamente.

Todo el mundo te mirará y pensará que te ves ridícula

Las personas que piensan esto no tienen idea de lo que es el naturismo.

No estoy diciendo que nadie te mire. Eso en realidad sería muy raro. Pero la gente no va a mirarle a usted y tampoco van a señalarle a usted. La gente te mirará, dirá “hola” o no, y seguirá adelante. Y ciertamente no piensan que te ves ridículo. Porque si te ves ridículo, todo el mundo lo hace. Todos llevamos el mismo tipo de traje.

¿Usted tiene todavía cualquier malentendido sobre naturism0?

¿Alguna vez tuvo que luchar contra éstos y otros conceptos erróneos?

Los autores: Hola somos Nick & Lins, una pareja belga en sus 30 años de edad, que aman viajar por el mundo. Desde hace un par de años hemos descubierto una nueva forma de viajar. La forma desnuda. ¡Instamos a que se quiten la ropa y vengan con nosotros!

Fuente del texto: Naked Wanderings. So what about nudism? (textos originales en inglés).

Infomación relacionada:

La ropa como herramienta de prejuicios
La ropa evade la belleza natural del cuerpo
Lo que la desnudez en para cada uno de nosotros
Necesidad de la experiencia personal
Desnudismo y sociabilidad
El vestido nos hace diferentes
No lo entenderás de verad hasta que no lo pruebes
¿El guapo que se desnude, y que “se mueran los feos”?


Archivado en: Opinión, Varios

Naked in subway

Info Lugares Naturistas - Jue, 17/08/2017 - 20:36

Una ciudad, un hombre desnudo y un metro. Estos son los tres protagonistas de este vídeo que se ha hecho viral en las redes sociales, subido en agosto de 2017.

¿Qué hace este hombre desnudo en el metro de Berlín, y por qué a nadie le llama la atención? Podría formar parte de una campaña publicitaria, de una performance artística o de un vídeo que denuncia alguna causa. Quizá simplemente es un hombre desnudo que viaja en metro.

Todo tipo de pasajeros inusuales viajan en el metro de Berlín: mascotas, personas sin hogar, músicos e incluso una multitud de gente sin pantalones en enero de este año durante el “No Pants Subway Ride“.

Pero dos videos subidos recientemente a YouTube y Vimeo muestran que un hombre dio un paso más y despreocupadamente montó las líneas U1 y U4 completamente desnudo, para sorpresa de sus compañeros de viaje, informa Tagesspiegel.

Un anciano, avergonzado por todo el espectáculo, se escondió detrás de su periódico al principio, pero luego se lo ofreció al hombre desnudo para que se cubriera.

Pero esta no era la primera vez que el hombre misterioso se había expuesto en público. El canal de Vimeo “Urban Nudist” muestra más imágenes de él que se estrella en la ciudad griega de Tesalónica y un segundo video que lo muestra desnudo en las calles de Berlín.

Aunque no existe un código de vestimenta específico, la desnudez “no es bienvenida en el subsuelo, y cuenta como causa de disturbios públicos“, el sitio web de BVG establece que los usuarios del metro deben “ser considerados y/o respetuosos con respecto a otros pasajeros“, y aunque no existe sanción para eventuales usuarios subterráneos nudistas, si que se les echaría del tren y/o de las estaciones.

Información relacionada:

Studies on Hysteria.
Nude.
¿Es contraproducente ejercer nuestro derecho a estar desnudos en cualquier parte, o nos abriría puertas?.


Archivado en: Curiosidades, Varios, Vídeos

Naturismo y Deporte – Ed. 2017

Info Lugares Naturistas - Dom, 06/08/2017 - 11:42

Practicar deportes en completa desnudez representa la fusión entre el nudismo y el deporte como en la antigüedad, donde todos los deportes se practicaban desnudos.

El hacer deporte desnudo, sobre todo si el entorno acompaña, posibilita que el cuerpo reciba sensaciones que de otra forma no serían posibles, deben ser únicas recibir los rayos del sol, bañarse o cortar el aire desnudo, sumada a la sensación de no llevar nada que sujete ninguna parte de tu cuerpo. Quien ha probado y disfrutado esas sensaciones difícilmente se resiste a olvidarlas.

Un practicante de deportes al desnudo comentó: “El placer y la libertad que da enfrentarse con el entorno sin ninguna prenda y encima hacerlo de esta manera; compitiendo, creo que es inigualable”.

Sensaciones, momentos e instantes llenos de vitalidad y enegía que muestran las 20 fotografías que componen esta exposición temporal.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.


Archivado en: Deportes, Fotografía

Desnud Arte: Tomas Rücker

Info Lugares Naturistas - Vie, 04/08/2017 - 20:31

Tomas Rücker es un fotógrafo nacido en la República Checa cuyo trabajo se centra principalmente en recrear un escenario visual y artístico del cuerpo femenino, fusionando el cuerpo dentro del paisaje y la naturaleza.

Su obra se centra en el desnudo artístico femenino donde, el blanco y negro y, los atléticos cuerpos de sus modelos, se alían para crear un mundo de formas y luces.

Cuida el conjunto, encuadres y composiciones para que nada se salga del tono previsto, un tono sensual y atractivo que acerca la fotografía a la escultura. Todo está medido y calculado, no hay espacio para la malinterpretación de sus imágenes.

Esta serie de cuerpos desnudos crean esculturas perfectamente mimetizadas con la tierra y la naturaleza.

El epicentro de su obra es el cuerpo femenino enmarcado en blanco y negro, cuyas fotografías le sirven al fotógrafo para crear insólitos mundos oníricos de formas y composiciones casi mágicas. Sensualidad, elegancia, naturaleza y belleza forman un círculo visual perfecto.

Vídeo relacionado:

Tomas Rücker: “Prefiero trabajar con modelos con menos experiencia formal y basar nuestra cooperación en una buena y cercana interacción interpersonal en vez de que posen formalmente durante las sesiones. Tiendo a trabajar con mis modelos durante largo tiempo, para desarrollar confianza y una cooperación espontánea. No siento que esté influenciado por ninguna corriente comercial o fotógrafos, y tampoco siento estar atado a limitaciones técnicas estrictas. Pero creo que las palabras no son lo importante… ¡lo mejor es ver las fotos!”.

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Tomas Rücker.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.


Archivado en: Arte, Fotografía, Vídeos
Distribuir contenido