Inicio de sesión

Info Lugares Naturistas

Distribuir contenido Info Nudismo
Informaciones, documentos, monográficos, noticias, opiniones… Todo el Nudismo, Naturismo y Desnudo Artístico en Info Nudismo.
Actualizado: hace 49 mins 10 segs

Desnud Arte: Senior Coconut

Sáb, 10/11/2018 - 20:39

Senior Coconut, pintor alemán residente en Munich. No existe mucha información sobre él en la red, aunque tiene un perfil en Instagram que atrae a miles de seguidores.

Lo que si se puede es conocer y admirar su trabajo muy notable en todas sus obras, algunas con alta carga erótica, aunque también tiene un intersante trabajo como retratista. Sus personajes te miran directamente a los ojos para seducirte a través de trazos gruesos y cargados de texturas de emoción.

En su portfolio abundan las mujeres pero también podemos ver algún hombre, no solamente en pareja si no solo, todos ellos al desnudo, sin nada que esconder. Pero no todo son cuerpos enteros, también hay retratos para aquellos ojos curiosos que quieran descubrir que hay detrás. Explícito en su justa medida y natural y sensual a partes iguales. Uno de los ejemplos más exitosos en la red social.

¿Funcionaría mejor el ejercicio si lo hiciéramos desnudos?

Dom, 04/11/2018 - 20:33

Los antiguos griegos encontraron la desnudez práctica y placentera, y vestían ropas drapeadas que podían desprenderse en cuestión de segundos si surgía la necesidad. Descubrieron que el entrenamiento para el atletismo mientras disfrutaban de la ventaja tenía su parte de los beneficios, pero la evidencia histórica también sugiere que los estudiantes asistieron a clases sin usar ropajes. La falta de ropa era tan común, de hecho, que se convirtió en parte de la tradición de los Juegos Olímpicos.

La forma más antigua de los Juegos Olímpicos se remonta al 1100 aC y ya en el siglo VII aC, aparecen informes de los espartanos descartando su ropa durante las competiciones. Cuando no estaban restringidos por la ropa, los atletas desnudos ganaron una proporción tan alta de concursos que otros competidores comenzaron a copiar su estilo de “traje de nacimiento”. A partir de entonces, la desnudez se convirtió en parte integrante de la tradición olímpica, hasta que los juegos fueron prohibidos por el emperador cristiano Teodosio en el 393 dC para abrazar el politeísmo.

Cuando los Juegos Olímpicos se revivieron 1.500 años más tarde en 1896, la desnudez ya no estaba de moda. Desde los Juegos Olímpicos hasta el béisbol profesional, jugar desnudo no es la norma. Pero, ¿y si fuera? ¿Hay beneficios que nos estamos perdiendo porque usamos ropa cuando hacemos ejercicio o participamos en deportes?.

En estos días, la ropa deportiva y de ejercicio está hiper-especializada por deportes. La ropa de golf ha pasado de poliéster a mezclas de rendimiento ligero. Los entusiastas de Crossfit usan calzado especialmente diseñado. Los corredores usan pantalones cortos que absorben la humedad con una prenda interior incorporada. Las camisas atléticas con propiedades antibacterianas son comunes.

“La tecnología realmente ha empujado a toda la industria a producir productos realmente optimizados para su propósito: hacer ejercicios, correr, andar en bicicleta, lo que sea”, dijo Bjorn Bengtsson, profesor de marketing de moda en la Parsons School of Design in New York, en una entrevista de enero de 2017, “Ya no se trata solo de ir al gimnasio”.

Entonces, con la naturaleza cada vez más omnipresente de la ropa de entrenamiento, ya sea que se use mientras se hace ejercicio o mientras se dedica al “atletismo”, el abandono de los trapos hace que no se examine, ¿verdad?.

¿Es mejor desnudarlo todo?

¿La ropa nos hace sobrecalentar? ¿Restringirnos? O tal vez simplemente oculta lo que estamos haciendo para mejorar: nuestros cuerpos. ¿Sería mejor si pudiéramos ver nuestros músculos más claramente durante el ejercicio? “Sin duda”, argumenta Robert Herbst, entrenador personal, entrenador y levantador de peso profesional. Con sede en el estado de Nueva York, Herbst es 18 veces Campeón del Mundo, 33 veces Campeón Nacional y miembro de la AAU Strength Sports Hall of Fame.

“La ropa puede dificultar el rendimiento si hace que una persona se sobrecaliente”, dice, “si es tan apretada que inhibe el rango de movimiento o restringe el flujo sanguíneo, o si es tan floja que se interpone en el camino o se enreda”.

Por ejemplo, dice Herbst, “un atleta no querría usar pantalones holgados cuando está en acción, ya que la fricción de las barras al rozar las piernas ralentizaría la barra y haría que la elevación sea más difícil”.

“Para la salud de la piel, uno no quiere ropa que irrite, o permita que el sudor se acumule donde pueden crecer hongos o bacterias”, dice.

Si se sabe que la ropa restringe el movimiento, también es cierto que no usarla puede marcar la diferencia durante un entrenamiento. Hacer ejercicio desnudo permite un rango óptimo de movimiento durante los movimientos y estiramientos.

“Incluso mejor”, Kat Setzer, una entrenadora personal con sede en Boston le dijo a WBUR Radio en 2014, “Es cuando pierdes todos los indicadores de adelgazamiento de los pantalones y blusas de entrenamiento elegantes, cuando fuerzas tus propios músculos para aprender a mantener las cosas en su sitio, que en realidad te ayuda a estabilizar la columna vertebral y las caderas. Mucha gente sabe que entrenar descalzo puede ayudar a mejorar el equilibrio, porque tus pies se pueden estabilizar contra el piso sin amortiguar los zapatos y deshacerte de los sentidos. Tener una mejor idea de su alineación en los ejercicios, lo que puede significar más ganancias durante el entrenamiento”.

La protección de pantalones y camisas

Pero otros expertos señalan algunas de las deficiencias de venir al gimnasio sin ropa.

“Olvídese de estar desnudo”, dice Alex Roher, un médico de San Diego. “Es una leyenda urbana que deberías hacer ejercicio desnudo, y hacerlo puede provocar levaduras y otras infecciones bacterianas, ya que no tienes nada que aleje la humedad de tu piel. Ropa ligera, transpirable y que absorbe el sudor es imprescindible. Quitan la humedad de tu piel”.

Y aunque el campeón de levantamiento de pesas Herbst discute los beneficios del ejercicio desnudo, también reconoce la importancia de la ropa. Es un equilibrio que todo atleta debería encontrar.

Fuente: health.howstuffworks.com (Texto original en inglés) Autor: Laurie L. Dove.

Información relacionada:

Yoga desnudo.
Carrera Nudista de Sopelana Trofeo Patxi Ros.
Cross Nudista de Yatan Rumi, más de una década celebrándose.
La carrera nudista “Nakukymppi” de Finlandia.

Amelia Allen – Naked Britain

Lun, 29/10/2018 - 20:54

El nuevo libro de la fotógrafa Amelia Allen, Naked Britain, es una exploración del cuerpo humano, con un enfoque en el creciente movimiento naturista del Reino Unido. Con la fotografía de moda publicada en revistas como Vogue, Tatler y Vanity Fair, y clientes como Matches Fashion, Hermès y Temperley London, el último esfuerzo creativo de Allen puede parecer un poco atípico. Pero su formación en moda es, de hecho, lo que la llevó a su nuevo proyecto.

He pasado la mayor parte de mi carrera fotografiando modelos convencionalmente bellas y estéticamente agradables que están acostumbradas a mostrar ropa”, le dice a R29. “Todo lo relacionado con esto tiene que ver con la imagen corporal y tener que mirar de cierta manera para adaptarse a una construcción social específica de lo que se ve como bello. Creciendo hoy, a través de una época políticamente dinámica, donde los derechos de las mujeres son un gran problema, quería crear un proyecto que tomara la liberación y la libertad de imagen corporal en el centro de atención. Quería fotografiar una comunidad que representaba la igualdad en la imagen corporal, la apariencia, la sexualidad y el género. Sentí un impulso desesperado por fotografiar a otro lado de la sociedad, y experimentar algo alejado de la moda, pero algo que todavía se centra mucho en la belleza del cuerpo humano. El naturismo era perfecto para esto”.

La primera incursión de Amelia en el naturismo fue asistir a un día de vestimenta opcional en un club de miembros en Buckinghamshire. Conoció a una familia que la invitó a un picnic y un chapuzón nudista, antes de presentarla a la comunidad en general. Tres años después, siguen siendo amigos.“La primera experiencia fue bastante desalentadora y todo se acumula en tu cabeza, pero solo tienes que tratarlo con normalidad: una vez que te quites la ropa, eres libre. Es muy divertido, muy refrescante y liberador”, dice ella. “Hay algo sobre deambular por un lugar donde normalmente no estarías desnudo, como un jardín; me encantó. Me tomó un tiempo acostumbrarme, pero no solo estaba tratando de aprender sobre esta forma de vida a través de mi fotografía, sino también para crecer personalmente. Salir de mi zona de confort y mirar mi propia relación con mi cuerpo y mi actitud ante la desnudez”.

Entonces, ¿qué aprendió ella? “Muchos dijeron que una de las razones por las que les gustaba participar en la comunidad naturista era que podían ser ellos mismos, alejados de la vida corriente y eliminar todos esos estereotipos y estados de la ropa”, explica. “Estar desnudo significa que eres un lienzo en blanco y para algunos, eres anónimo”. ¿Son más felices en su propia piel que el resto de la sociedad, o tienen problemas como el resto de nosotros? “Creo que ambos. Son más autoaceptables, porque se dan cuenta de que hay más en la vida que su apariencia. Creo que todos tienen una opinión sobre su propio cuerpo y eso no cambia a lo largo de su vida. Se sienten más cómodos y relajados al estar desnudos y bajo mucha menos presión que entre la sociedad vestida”.

Estamos más abiertos que nunca sobre nuestra sexualidad e identidad de género, con clubes de sexo y poliamorosos cada vez más ampliamente aceptados, pero la desnudez a menudo se considera crasa. “Es bastante gracioso que ese sea el caso, y que el sexo casual y los clubes de pago son tan normales para muchos, pero la desnudez sin sexualidad se considera desagradable”, señala Amelia. ¿Eso es porque las personas que toman el sol en topless o amamantan en público no encajan en la idea de la sociedad de una idea estéticamente agradable de imagen corporal? “Parece haber un doble estándar: está bien estar desnudo si es por placer sexual u observación, o para una publicación, pero no está bien para la libertad y la liberación de la misma”, resalta.

¿Piensa que las actitudes están cambiando? “Creo que sí. Las modelos de tallas grandes ayudan a muchas mujeres jóvenes que no son del estandar de un modelo de pasarela. Soy una fotógrafa de moda y un tamaño 14, y eso está bien. Sin embargo, siguen siendo hermosas, por lo que ayuda a las mujeres jóvenes en las redes sociales pero no cambia las actitudes hacia todos los tipos de cuerpos y edades”, dice. “Creo que es importante reconocer que las campañas publicitarias y las redes sociales no son percepciones honestas de la realidad”.

A pesar de nuestros mejores esfuerzos, todos tenemos prejuicios inconscientes hacia los cuerpos gracias al incesante bombardeo mediático de imágenes inalcanzables, inaccesibles y excesivamente sexualizadas. A menudo se necesita mucho trabajo para amar a su propio cuerpo y no fijar otros como el epítome de la perfección. Las fotografías de Amelia sobre los naturistas, libres de autoconciencia y juicio, alientan a hacer justamente eso: apreciar el cuerpo por la maravilla que es.

Fuente: Refinery29.uk (texto original en inglés).

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Amelia Allen.

Información relacionada:

¿El guapo que se desnude, y que “se mueran los feos”?.
Necesidad de la experiencia personal.
Lo que la desnudez es para cada uno de nosotros.
Desnud Arte: Laura Pannack.
Nu Cotidiano. Desnudo Cotidiano.
Me quité la ropa y los prejuicios para pasar un día en un camping nudista.

1ª Ruta Senderista Nudista de AAPNC

Mié, 24/10/2018 - 20:32

Pese a que la Asociación de Amigos de la Playa Nudista de Cantarriján (A.A.P.N.C) lleva ya un año en pleno funcionamiento y cargada de actuaciones y actividades, con presencia en la principales RR.SS (Facebook, Twitter e Instagram), han querido inaugurar su comienzo en Vimeo, con la actividad pro nudista más reciente que han efectuado: La 1ª Ruta Senderista Nudista desde Cantarriján (Almuñécar, Granada) hasta (El Cañuelo, Málaga).

Con esta actividad han querido reivindicar la realidad de Cantarriján (Granada) como lo que es, una playa nudista, visibilizando, normalizando y fomentando esa manera de ser, y su libertad para poder hacerlo.

Bodypainting en Halloween

Vie, 19/10/2018 - 20:43

¿Te han invitado a una fiesta de Halloween y no sabes qué ponerte? ¿Por qué no pruebas a no ponerte nada? No decimos, claro está, que vayas desnuda o desnudo, aunque sí un poco. El bodypainting o pintura corporal te permite estar desnuda o desnudo y al mismo tiempo lucir una imagen única y singular de ti mismo. No es exactamente un disfraz, ni un traje, sino es algo más puro, es tu piel desnuda pintada.

Está claro que no es muy buen plan ser la única o el único que lleva su cuerpo sin nada de ropa, por muy excitante que pueda parecer, y, lo sabemos, el 31 de octubre no es por su temperatura una de las mejores épocas del año para estar como has venido al mundo, pero las fiestas de bodypainting se celebran en muchos lugares. El bodypainting es uan categoría  del arte corporal ya muy arraigado. Tiene importantes festivales a lo largo de todo el mundo, como el World Bodypainting Festival de Seeboden en Austria o el The International Body Painting Contest en Bruselas, Bélgica. En otros muchos lugares o festivales nudistas el bodypaint hace acto de presencia de una forma importante, como por ejemplo en las marchas ciclonudistas o en los carnavales de países tropicales.

Pero el uso del bodypaint ha hecho también acto de presencia en las fiestas de Halloween. No en todas, claro está, sino en fiestas temáticas o en fiestas en las que los maquillajes y la escenografía se son los elementos fundamentales. ¿No es acaso Halloween una noche para la imaginación y el desvelo? pues ¡qué mejor forma de dar rienda suelta a nuestros sueños o pesadillas que a través de nuestras más pura y desnuda anatomía. Y, sí, Halloween es una de esas noches en las que todo es posible ¿por qué no liberar nuestros cuerpos en la noche en que el mundo de los vivos y el de los muertos se juntan?.

Y es que no hacen falta grandes fiestas ni grandes recursos para llegar a sorprendentes obras de bodypaint, sólo la pintura adecuada y dar verdaderamente rienda a tu imaginación. Tu cuerpo se convierte en un lienzo que se presta a todo tipo de tretas y a todo tipo de diseños. La pintura se convierte en un verdadero instrumento de transformación. Dibujos y colores que permiten crear en tu cuerpo identidades o recrear fantasías, o, quizá, sin más dejarte llevar por el puro ornato.

Pero lo más interesante del bodypainte en Halloween es que permite crear en tu cuerpo un verdadero trampantojo, la capacidad de engañar a la vista y mutarlo en un elemento sugerente y monstruoso. Es la noche en la que los esqueletos afloran, en la que se hacen emerger de tu cuerpo todos y cada uno de tus huesos, para dejarnos en libertad bailando danzas sensuales y macabras. También de tu cuerpo energen las escenas sanguinarias o sangrientas, heridas y deformaciones, marcas, mutilaciones, gangrenas sangre, etc., tus tendones, articulaciones, músculos pueden emerger de tu piel rasgada. También hibridaciones, pedazos de metal o costuras. Cada parte de tu cuerpo, por muy íntima que sea, puede dar lugar a la imaginación.

Con el bodypaint además de sugerir y mostrar, además de insinuarte, puedes convertirte en la criatura que desees, monstruosa o deforme. Grandes bocas dentadas que se prolongan por tu cara y tu tu cuello, marcas de cortes, ojos deformes, rasgaduras, seres que parecen querer salir del interior de tus entrañas. Tu piel extraña, escamada, llena de marcas, y grandes cuernos emergiendo de tu cabeza, verdaderos demonios , felinos, seres deformes, o cualquier personaje de tus pesadillas o de tus películas de terror se convertirán en seres excitantes. Te acercarás al pánico y al terror con una atracción irrefrenable.

Pero sobre todo estarás aterradoramente sensual. Podras ir a tu fiesta completamente desnuda o desnudo, todos podrán ver tus genitales, tus pechos si eres mujer, cada centímetro de tu anatomía en sus diferentes formas y estados. Todos podrán sentir la atracción de tu desnudez, sentir los escalofríos de cada aproximación, de cada sudor frío, y al mismo tiempo te sentirás libre y envuelta o envuelto en misterio de la noche, sin mostrar los pequeños defectos de tu piel, y luciendo un look que, ten por seguro, hará estremecerse a más de una y uno. Y si quieres llegar más allá, no te cortes. Halloween es una de esas noches en las que puede pasar todo lo que quepa en tu imaginación, es la noche del aquellarre, de la unión, de la conexión entre los vivos y los muertos. ¿Qué puede haber mejor acaso que en esta noche que sentir tu propio cuerpo verdaderamente vivo?.

Fuente: Naked at Home

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Vídeo relacionado:

Información relacionada:

La magia de iluminar el cuerpo.
Nature Nourishes Male and Female Body Paint by Roustan Bodypaint.
Bodypainting-photoart “Door Art”.
Bodypainting Day.
Cómo aplicar maquillaje en todo el cuerpo.
Body paint para Halloween.
Body painting, el arte que viste tu cuerpo.

Desnud Arte: Max Dupain

Dom, 14/10/2018 - 20:58

Max Dupain es uno de los fotógrafos más venerados de Australia. Su trabajo ha sido recopilado por la mayoría de las principales galerías de Australia y también por coleccionistas privados de todo el mundo. Su trabajo ha influido en generaciones de fotógrafos y es considerado el fotógrafo más influyente del siglo XX.

Nacido en Sydney en 1911, vivió allí toda su vida, fotografiando la ciudad desde finales de la década de 1930 hasta justo antes de su muerte, el 27 de julio de 1992. Hubo algunas estancias en otros países, París en 1988 para fotografiar la Embajada australiana de Seidler pero principalmente le interesaba fotografiar la arquitectura, el paisaje, las playas y las ciudades de Australia.

Para muchos australianos, las fotografías de Dupain definen la cultura de la playa, y fue la playa la que inspiró sus imágenes más famosas y perdurables. The Sunbaker, en Newport y Bondi capturando ese momento decisivo.

Sin embargo, no fue solo la playa y Sydney lo que llamó su atención. A partir de mediados de los años treinta, Dupain adquirió la mayoría de los géneros: retratos, desnudos, bodegones y, en particular, arquitectura. Fue el último en el que sus representaciones dramáticamente iluminadas expresaron las cualidades abstractas, enfatizando las formas simples y el diseño de una estructura.

La filosofía de Dupain se puede resumir en dos palabras, simplicidad y franqueza. Con esto en mente, Dupain siguió siendo un partidario de la fotografía en blanco y negro. Sintió que el color era restrictivo en su objetividad y que no quedaba nada para la interpretación individual. Siguió fotografiando hasta unos meses antes de su muerte en julio de 1992.

Max legó a su gerente de estudio y fotógrafo de mucho tiempo, Jill White, su archivo de negativos para exposiciones. En 1992, Max falleció y en 1995 los 28,000 negativos de archivo de exposición se pasaron a Jill para su uso. Jill posteriormente vendió copias, produjo libros sobre sus obras y realizó exhibiciones. Si bien estos elementos negativos se han transferido a la Biblioteca Estatal de NSW para su catalogación y conservación, hemos escaneado la mayoría de sus aspectos emblemáticos y negativos para la producción continua de impresiones.

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Max Dupain.

Nuestra propia historia de la ropa

Mar, 09/10/2018 - 20:11

Ah ropa… ¿por qué la necesitamos? ¿No sería la vida para nosotros los nudistas mucho mejor si nunca se hubiera inventado? De acuerdo, probablemente todavía viviríamos alrededor del ecuador o nos congelaríamos el trasero, incluso en verano en la mayoría de las regiones. Pero la gente hace un gran problema al respecto. Solo hoy estábamos relajándonos desnudos en la esquina de una playa en el sur del Peloponeso y una mujer vino diciéndonos que se suponía que no debíamos estar desnudos. Entonces dijimos: “¡Vete mujer, estás en nuestro sol!”. Por supuesto que no dijimos eso, escuchamos amistosamente sus advertencias (falsas) de que el gobierno griego estaba en contra de los nudistas y le dijimos que resolveríamos el problema si llegaba la policía. Le agradecimos la advertencia y le dijimos adiós.

Tenemos que decir que estas situaciones rara vez nos suceden. La posibilidad de que un textil circundante decida desnudarse también cuando nos ven ocurre muchas más veces que cuando vienen a darnos un discurso. Pero en esas raras ocasiones empezamos a pensar en la situación.

¿Por qué es que siempre son los textiles los que les dicen a los nudistas que se vistan y nunca al revés?
¿De dónde viene esta necesidad urgente de querer que todos estén vestidos?
¿Por qué estamos tan ansiosos por protegernos alrededor de uno, dos o cuatro centímetros (dependiendo de su forma) de nuestros cuerpos de ser vistos por otros?
¿De dónde viene la ropa?

Nota: Nada de lo escrito a continuación tiene ningún valor histórico. Es en nuestra imaginación donde está cómo fueron las cosas, por favor no difundan estas palabras como si fueran la verdad.

Había una vez un chico

Aunque las mujeres saben mucho más sobre moda que los hombres, al menos en nuestra relación, nuestra historia comienza con un chico, llamémoslo Nick. Nick vivía varios miles de años atrás, mucho antes de que los egipcios conquistaran el mundo. Todavía recordaba historias de su tatarabuelo bajando de los árboles, ese es el período en el que vivió.

Una noche de finales de noviembre Nick salió con sus amigos a cazar y después de horas y horas de tumbarse en la hierba húmeda esperando a que una gacela se acercara al alcance de su lanza, empezó a tener un poco de frío. Casi al mismo tiempo, un bisonte pasó y Nick comenzó a pensar “¿Qué hace este bisonte caminando relajado mientras me estoy congelando las pelotas?”. Ahora tenemos que decir que Nick era un genio en esos días (debe ser algo relacionado con el nombre) y pensó que si tuviera esa piel estaría mucho más cómodo. Así que tiró una docena de lanzas al pobre animal, le arrancó la piel, llamó a sus amigos para que recogieran la carne y se hizo un hermoso abrigo de piel. Nick ya no tenía frío.

Varias horas más tarde, Nick llegó a casa después de una parada obligatoria en el bar local y su esposa (llamémosla Lins) lo estaba esperando en el marco de la puerta.

“¿Dónde has estado? ¿Tienes alguna idea de qué hora es? ¿Saliste con tus amigos a atrapar a una gacela? Bueno ¿tienes la gacela? ¿Y qué es esa cosa ridícula en la que te estás escondiendo?

En ese momento, Nick se dio cuenta de que no debería haber hecho que sus amigos tomaran toda la carne y volviera a casa con una cálida piel de bisonte (tal vez no era tan genio después de todo). Trató de salir de la situación convenciendo a Lins de que todavía había suficientes bayas azules para pasar otro día, pero en el fondo sabía que esta noche no estaría recibiendo ningún cariño.

Había una vez un jefe

Aún así, Nick se sintió muy orgulloso de su propia protección contra el frío y comenzó a notar que regresaba a casa con muchos menos rasguños después de haber perseguido con éxito a esa gacela por toda la sabana. Comenzó a usar su piel con más frecuencia y pronto sus amigos salieron al bosque para obtener su propia piel de bisonte. Su juego de cartas del domingo por la mañana en el bar se parecía más a un desfile de moda, comparando sus abrigos calientes con los demás.

Un domingo por la mañana, el jefe de la tribu pasó para tomar una cerveza, o contar los miembros de su tribu, o recaudar impuestos, o lo que sea que los jefes hacían en esos días y se dio cuenta de toda la escena. Todos sus guerreros se habían convertido en el pequeño Carl Lagerfelds y habían empezado a diseñar sus propios trajes hechos de piel de bisonte y mientras tanto también producían unas bonitas dos piezas para sus esposas.

El jefe no podía quedarse atrás, también se enfriaba de vez en cuando y, durante su último regreso borracho a casa, le había golpeado la cabeza y el dedo gordo del pie. Así que envió a sus guerreros más valientes para encontrarle el tigre más grande y más hermoso que pudieron encontrar. Podrían quedarse con la carne (la carne de tigre es bastante masticable de todos modos) pero tenía que llevarle la piel. Varios días después, sus hombres regresaron completamente exhumados pero con la piel de tigre más hermosa jamás vista. Le tomó solo un día y alrededor de diez turnos de noche antes de que el jefe vistiera un traje de tigre que ceñía completo con sombrero y botas. Y la moda nació.

Hubo una vez un opresor

Dado que el jefe tenía la piel más bella de todas ellas y nadie tenía permiso para crear una similar (los derechos de autor también habían nacido), al resto de la tribu ya no les importaban demasiado sus disfraces. Todavía lo usaban desde noviembre hasta marzo para combatir la mayor parte del frío o cuando sabían que tendrían que correr a través del bosque áspero para atrapar a otra gacela. Por el resto de su tiempo vagaron libremente desnudos y lo disfrutaban bastante.

Y el tiempo pasó y la gente murió y nacieron nuevas personas y una tribu fue conquistada por otra y la otra por otra y todos sabemos cómo la historia tiende a ir, y miles de años más tarde hubo un nuevo tipo en Roma que había conquistado la mayor parte de el mundo como se lo conocía en esos días.

Mientras que el tatara-tatara-tatara-tatara-tatarabuelo de Nick (llamémosle también Nick por conveniencia) todavía usaba su piel de bisonte para protegerse de los arbustos y las mordeduras de las alimañas, el gran emperador tenía diferentes planes.

“¿Qué sois?”, Preguntó, “¿animales?”. “¡No podéis estar corriendo por mi imperio todos desnudos!

Tienes que avergonzarte de ti mismo, ¿y si un hombre de otra tribu ve tu cuerpo con forma de Pamela Anderson? Ponte ropa, ¿quieres? “. De un día para otro, el pequeño Nick ya no podía andar desnudo, oh no, el pequeño Nick tenía que comportarse, el pequeño Nick tenía que ponerse unos pantalones. Y también las pequeñas Lins, por supuesto, y un sujetador, o al menos algo que se parecía a eso en esos días.

Hubo una vez Nick y Lins

Y el tiempo pasó y la religión y la industria de la moda y el gobierno tuvieron que opinar sobre las cosas, pero en una cosa se pusieron de acuerdo: uno no debería quitarse los pantalones, excepto para tomar una ducha. E incluso entonces, si se pudiera manejar con algún tipo de cobertura, era preferible. Ser nudista era malo, estar desnudo era para pervertidos que tienen grandes orgías que involucran a hombres y mujeres, transexuales, bisexuales y trisexuales y cualquier otro tipo de sexualidad, detrás de enormes vallas en algún bosque en las profundidades de Alemania o los Países Bajos.

Y luego estaban los últimos Nick y Lins, a quienes les encanta estar desnudos, que respetan a todos los demás pero también esperan cierta aceptación hacia ellos. Que estaban tendidos desnudos en el extremo de una playa en el sur del Peloponeso con solo otro visitante a unos cien metros de distancia. Otro visitante que decidió caminar todo el tramo para darles un discurso sobre por qué no deberían estar desnudos. Y pensaron “¡Vete mujer, estás en nuestro sol!”.

Los autores: Hola somos Nick & Lins, una pareja belga en sus 30 años de edad, que aman viajar por el mundo. Desde hace un par de años hemos descubierto una nueva forma de viajar. La forma desnuda. ¡Instamos a que se quiten la ropa y vengan con nosotros!

Fuente: Naked Wanderings. Our own history on clothing (textos originales en inglés).

Desnud Arte: La serie Drifting, Olivier Valsecchi

Jue, 04/10/2018 - 20:47

El cuerpo es la estructura, instrumento y concepto que se puede convertir en arte por asociación. Kenneth Clark dijo que los griegos habían inventado el desnudo como una forma de arte para crear un ideal a partir de la perfección de la figura humana. Mirar al cuerpo desde el desnudo es una invitación a los deseos sobre nosotros mismos, y, sobre todo, una contemplación a la posibilidad de eternizarnos.

El fotógrafo Olivier Valsecchi utiliza el cuerpo humano desde el desnudo para combinar dos de las prácticas artísticas que mejor delatan la belleza de la desnudez: la escultura y la fotografía.

La serie Drifting es un viaje a través de la historia del arte donde cada imagen fusiona la tradición del desnudo recostado con el género de pintura de naturaleza muerta de Flandes. Fielmente dedicado a su enfoque claroscuro de sentido de la composición ligera y sencilla, y esquemas de colores apagados, Valsecchi reemplaza los arreglos florales barrocos y el motivo superpuesto de Memento Mori por cuerpos pálidos, para crear lo que él llama una “Carne Vanitas”. Su gusto por atmósferas espeluznantes atrae al espectador hacia cuadros paradójicos donde el movimiento fluido y la quietud muda interactúan misteriosamente. La deriva es una invitación a meditar sobre un onirismo místico, una entrada inquietante y críptica entre la experiencia cercana a la muerte y el momento siguiente.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Olivier Valsecchi.

Información relacionada:

Desnud Arte: Olivier Valsecchi.

Aprende a sentirte cómoda al desnudo

Sáb, 29/09/2018 - 20:44

“Cuanto más tapada, mejor” ¿es la mejor forma que encontraste para cubrir todos tus miedos e inseguridades? si piensas así, es tiempo de cambiar. Aprende a quererte y a sentirte a gusto en tu propia piel.

En una reunión reciente de mujeres que rodean los 40, surgió el tema del cuerpo y cómo se sienten con él a esta edad. Si bien, muchas de ellas aseguraron que nosotras nos preocupamos por detalles que los hombres en realidad no perciben, la mayoría de ellas estuvo de acuerdo en que se sienten incómodas cuando están desnudas.

Según un estudio realizado, más del 85 por ciento de las mujeres siente que hay algo de su cuerpo que desearía cambiar. La mayoría piensa que para ser atractiva tenemos que tener un cuerpo perfecto, pero esto es falso y lo que debemos saber con relación a esto es que el desprecio hacia una misma es el antiafrodisiaco más poderoso que existe. Es por eso que debemos aprender a querer y aceptar a nuestro cuerpo tal y como es.

Se realizó un sondeo con mujeres que rodean los 40 para acercarnos más a nuestra realidad y así saber cómo se sienten con su cuerpo. Algunas entrevistadas dijeron sentirse muy bien y hasta más seguras que en su juventud, pero la mayoría afirmó que sí se siente incómoda con la apariencia actual de su cuerpo y por eso les cuesta desnudarse.

La sexóloga Alessandra Rampolla dice algo muy importante y real con relación a este tema, y es que si bien los hombres son mucho más visuales que las mujeres y les encanta mirar nuestra desnudez, la realidad es que son mucho menos críticos de la figura femenina que nosotras mismas.

Entonces ¿cuál es el problema?, la sexóloga asegura que el asunto está en la aceptación y comodidad con nuestro propio cuerpo, factores que son muy importantes para poder disfrutar de la sexualidad plenamente. Un claro ejemplo de ello es cuando vemos a una mujer que quizá no sea el estereotipo perfecto de belleza, pero se la ve cómoda en su cuerpo y es tan segura que hasta es vista como altanera, pero con certeza que esa actitud es la que la hace ver linda sobre todo ante los hombres.

¿Por qué tanta inseguridad y vergüenza?

Existen muchos factores que colaboran para que nos sintamos inseguras con nuestro cuerpo, y es que vivimos en una sociedad obsesionada con la figura, la perfección y las apariencias físicas, así que nuestra imagen mental puede tener una gran carga emocional y afectarnos como personas, provocándonos inseguridad, baja autoestima, amén de los tabúes y prejuicios.

Los medios de comunicación y las redes sociales nos muestran cuerpos “perfectos”, con medidas entendidas como las ideales, aunque en verdad el 90 por ciento de la población dista mucho de esos cánones de belleza. Ese bombardeo de imágenes puede llegar a afectar e incluso destruir la estima de quienes no pueden alcanzar ese supuesto ideal. Sin embargo, toca también que analicemos qué tan reales son esas imágenes y ver a nuestro alrededor.

Tips para superar esa timidez

Compartimos algunos tips que la sexóloga ha compartido en el Universo de Alessandra para que comiences a sentirte a gusto con tu desnudez:

Cuando te encuentres a solas, desnúdate y mírate frente a un espejo.

Observa cada una de tus partes, desde diferentes ángulos, no tengas miedo a conocerte.

Encuentra cosas positivas para asociar con cada parte de tu cuerpo. Especialmente para esas que no te gustan tanto. Por ejemplo, en lugar de pensar cuán caídos tienes tus senos, piensa cómo disfruta tu pareja de ellos.

Camina desnuda dentro de tu casa y anímate, de vez en cuando, a realizar los quehaceres del hogar sin nada de ropa. Ello te ayudará a que ganes confianza y te desinhibas al momento de tener relaciones.

Normaliza tu desnudez para ti misma antes de compartirla con otra persona. Es razonable que luego de practicar estas recomendaciones, todavía te sientas incómoda con tu pareja, pero con tiempo y práctica, lo lograrás.

Si te sientes sobreexpuesta una vez terminada la actividad sexual, ten a mano una bata sensual para cubrirte. Recuerda que nosotros vemos más nuestros defectos de lo que ellos lo hacen.

Consejos para sentirte hermosa y sexy

Cinco consejos que  te ayudarán a sentirte linda y a gusto en tu propia piel:

Consejo 1: No te compares. Este es el primer paso, no te compares con nadie, pero con nadie y ello implica actrices, modelos y sobre todo su ex. Solo debes sentirte segura y feliz con lo que tienes. Ten en cuenta que si está contigo es porque le gustas, entonces, es hora de dejar las inseguridades a un lado, y si no tienes pareja, comienza con tu actitud a irradiar seguridad.

Consejo 2: Cree en ti. Estamos bombardeadas de imágenes y figuras “perfectas”, pero muchas de ellas no son naturales. Piensa qué es más atractivo, una mujer con los labios o pechos operados o una bella sonrisa.

Consejo 3: Respeta tu cuerpo. El matarte de hambre o comer de más, el hacer ejercicio extenuante o no hacer nada, el no alimentarte adecuadamente son ejemplos de poco respeto a tu cuerpo. Si tú no cuidas tu cuerpo, nadie más lo hará, así que trátalo con respeto, cariño, y ello se logra con buena alimentación, ejercicio, relajación y tiempo para mimarte.

Consejo 4: Aprende a aceptar los cumplidos. Cuando alguien te diga que te ves bien, simplemente da las gracias. No empieces a dar excusas, ni a mostrarte incrédula.

Consejo 5: La ropa interior es imprescindible. Si tienes todavía esos calzones de abuelita es hora de guardarlos para siempre. Invierte en unos buenos brasieres y en unos calzones sexies, aunque tú seas la única que los veas, notarás que con este pequeño cambio te sentirás más atractiva todo el día.

La sexóloga Alessandra Rampolla dice que si bien los hombres son mucho más visuales que las mujeres y les encanta mirar nuestra desnudez, la realidad es que son mucho menos críticos de la figura femenina que nosotras mismas.

Dice la sexóloga Alessandra Rampolla: La buena autoestima corporal es uno de los ingredientes clave para sentirte sexy. A los hombres les fascina ver a una mujer que se siente cómoda consigo misma y que no tiene complejos, independientemente del tamaño o la forma de su figura. Así que enséñale lo que tienes y ¡hazlo con orgullo!”.

Fuente: lostiempos.com

Dimitris Papaioannou

Lun, 24/09/2018 - 20:43

Dimitris Papaioannou, (Atenas, 1964), es un artista visual y performer griego cuya obra transita en las fronteras del teatro, la danza y las artes visuales. Comenzó a tomar interés en la danza y las artes del espectáculo mientras estaba en la Escuela de Bellas Artes de Atenas, formándose y experimentando como intérprete y coreógrafo en compañías de danza en Grecia.

Fue alumno del icónico pintor griego Yannis Tsarouchis antes de estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Atenas.

Fundador y director durante 17 años de la –ahora extinta– compañía Edafos Dance Theatre, ganó reconocimiento en todo el mundo como director creativo de las ceremonias de apertura y cierre de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y de los Juegos Europeos de Baku 2015.

Originada en la escena underground, la compañía desafió las percepciones y ganó un número creciente de seguidores dedicados. Medea (1993) marcó la transición de la compañía a los grandes teatros y se considera su obra icónica. La compañía Edafos abarcó 17 años, hasta el año 2002, y estableció su sello indeleble en la escena artística en Grecia.

Papaioannou, que también es pintor, ilustrador y dibujante de cómics, ha creado y ha sido parte de más de 40 montajes, entre los cuales destacan Nowhere (2009), homenaje a la coreógrafa y bailarina alemana Pina Bausch; Inside (2011), que consiste en una instalación teatral de seis horas y Primal matter (2012), pieza con la que volvió a aparecer él mismo sobre el escenario después de una pausa de diez años.

Su trabajo destaca y explora la naturaleza del cuerpo humano (desnudo con frecuencia en escena) de manera provocadora utilizando la performance y las instalaciones como bases de sus obras.

Considerado uno de los grandes creadores griegos de los últimos tiempos, con una puesta en escena que sorprende y lleva a la reflexión profunda sobre la existencia del hombre, Dimitris Papaioannou ha conseguido el reconocimiento de crítica y público a lo largo de 30 años de trayectoria, hecho que se ve reflejado en su último montaje, Still Life (2016).

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Dimitris Papaioannou.

Información relacionada:

Animal – Daniel Abreu.
Robert Whitman – Mobius Strip.
Grâce à Dieu, ton corps / Pigeons International.
Desnudo/Denuded – Bruno Isakovic.

Nudismo y monarquía

Mié, 19/09/2018 - 20:55

Ocurre que en la playas tradicionalmente nudistas, donde siempre se permitió su presencia, los textiles ahora parecen ser abrumadoramente mayoritarios, como en los tiempos heroicos.

El 16 de agosto de 1984, hace 34 años, un cura párroco encabezó a un grupo de vecinos de Cangas de Morrazo que, con palos y estacas, amenazaron a unos nudistas acampados cerca de la playa de Barra, mientras la policía municipal desmontaba sus tiendas y la Guardia Civil estaba por allí. En el orwelliano 1984 el nudismo llevaba 15 años practicándose en la playa de Barra y había sido autorizado recientemente por el Gobierno Civil competente, el de Pontevedra.

El relato del asunto que hizo El País nombró a un cura de otro pueblo, no al que realmente participó. El periódico rectificó públicamente ese error en cuanto tuvo noticia (en la edición dominical, de circulación muy superior a la de los demás días de la semana), pero el cura mencionado en la primera información demandó a la periodista María José Porteiro y a la empresa editora de El País por intromisión en su honor.

De este modo el asunto estuvo bailando unos años y ocupó unos cuantos titulares. Los curas, policías y jueces de la Transición eran los mismos de la Dictadura, como sabemos. Así que condenaron a los demandados, que recurrieron a la siguiente instancia judicial, que ratificó la condena, y así sucesivamente hasta llegar al Tribunal Constitucional, a cuyos miembros, presumiblemente, no les había quedado más remedio que leer la Constitución, y por fin la periodista y la empresa quedaron exonerados en una sentencia del 21 de diciembre de 1992.

La de Barra, como muchas otras playas nudistas, no tiene un acceso demasiado fácil porque cuando la gente empezó a bañarse desnuda en España no lo hacía en las playas mayoritarias, más conocidas, sino en las más recogidas o inasequibles. Nunca hubo nudistas en el Sardinero, sino en Covachos, por poner un ejemplo próximo.

A pesar de ir a sitios recoletos, quienes se desnudaban entonces compartían el espacio con los textiles, la gente que usaba bañador. Al principio, la situación siempre era tensa, y hubo varios incidentes: no se llegó a las estacas, pero en varias ocasiones los nudistas hubieron de vestirse ante la actitud amenazante de grupos de textiles que esgrimían el sorprendente argumento de que “había niños”. Pero la cosa acabó normalizándose y en la playas del Norte los nudistas y los textiles compartían espacio, a diferencia de las de otros lugares donde cada playa era para unos o para otros, pero no se permitía la mezcla.

Más o menos por la misma época otro periodista de El País recorrió las capitales españoles, haciendo relatos ligeros, divertidos de lo que veía para su suplemento de verano. No he conseguido encontrar el artículo que dedicó a Santander, pero recuerdo que expresaba su sorpresa: “Aquí son todos fascistas —era aproximadamente lo que escribió—, pero vas a las playas y están todos desnudos”. Y, quitando la exageración propia de la escritura humorística, la cosa se aproximaba bastante a la verdad. Lo del fascismo venía porque delante del Ayuntamiento estaba la estatua de Franco montado a caballo (él sí, completamente vestido); único ejemplar todavía visible, creo, de una serie que se colocó en varias ciudades.

Ya no somos fascistas. Fuimos los últimos en retirar la estatua esa, tras Madrid, Valencia y El Ferrol (entonces “del Caudillo”), pero ahora somos monárquicos convencidos. Amamos tanto la monarquía que en Puertochico ondea una bandera monárquica que casi podría verse desde Pontevedra los días de bonanza. Es una bandera de matrimonio, como la de la plaza de Colón en Madrid; así los veraneantes capitalinos pueden sentirse como en casa.

Pero da la impresión de que al tiempo que nos hemos ido quitando del fascismo, también lo hemos hecho del nudismo, como si el periodista de entonces hubiera encontrado un vínculo profundo e insospechado entre ambos ismos. Hace unos días fui con mi familia a la playa asturiana de Torimbia, que todos los años aparece en las listas donde los periódicos recomiendan playas nudistas. Lo merece, desde luego, porque es hermosísima, aunque no sea especialmente fácil llegar a ella. Muchos años de nudismo la han convertido en uno de sus emblemas reconocibles, y no solo en España. Pero el otro día no lo parecía: había menos gente desnuda que en bañador.

Ya habíamos visto el mismo fenómeno en otros sitios. Ocurre que en la playas tradicionalmente nudistas, donde siempre se permitió su presencia, los textiles ahora parecen ser abrumadoramente mayoritarios, como en los tiempos heroicos. La diferencia es la falta de tensión, menos mal; los textiles no tienen problema en que los demás se desnuden y hay niños de ambos campos jugando juntos sin que a nadie le parezca mal.

Pero da qué pensar esta vuelta a los bañadores. ¿Existirá un vínculo profundo e insospechado entre los trajes de baño y la monarquía?

Fuente: eldiario.es Autor: Jesús Ortiz

Información relacionada:

No era fácil ser nudista en los 80 en nuestro país.
Baroña 1983, la verdad al desnudo.
…y con ellos llegó el despelote.
La España naturista en los años 70.
Del recato al nudismo – España cambia de piel (1970-1980).
¿Qué está pasando con el nudismo en España?

¿Qué significa soñar con estar desnudo en público?

Vie, 14/09/2018 - 20:39

Aunque no lo parezca, soñar con estar desnudos está dentro de los sueños más comunes que existen. El ser humano está acostumbrado a estar siempre vestido, sin embargo, cada cual tiene su propia connotación acerca de la desnudez o sobre el hecho de estar desnudos. Están los que conviven con ella como algo natural, lo cual representará en el sueño pureza, sinceridad o simpleza; pero adquirirá un sentido negativo para quienes viven llenos de prejuicios sobre la desnudez, lo cual significará vulnerabilidad frente a los demás y frente a cualquier circunstancia de la vida.

A continuación se detallarán algunas interpretaciones en concreto sobre este tipo de experiencias. Puede que este listado sirva para poder crear su propia concepción sobre el significado de soñar con estar desnudo frente a extraños.

Estar desnudos en público y avergonzarnos de estar desnudos, representa baja autoestima, miedo a tener que enfrentarnos a nuevas situaciones, es decir, adaptarnos a nuevos compañeros de trabajo o estudio y el pánico a hacer el ridículo o quedar mal ante ellos. También puede significar que sentimos temor a que alguien descubra un secreto nuestro.

Por el contrario, soñar con estar desnudos en público y no avergonzarnos, puede dar indicios de una enfermedad o de una mala situación.

Desnudar a alguien, indica que no tenemos respeto por las demás personas. Por otro lado, soñar que nos desnudan en público, es señal de que alguien ha descubierto un secreto que no queríamos que nadie averiguase.

Soñar con estar desnudos y que los demás nos imitan, representa los fuertes vínculos que tenemos con nuestras personas más cercanas, y que estas relaciones son sinceras, transparentes y llenas de confianza.

Ver que alguien se desnuda y nos genera repulsión, significa que tenemos miedo de averiguar la verdadera naturaleza de la otra persona. Además puede estar vinculado con ciertas relaciones ilícitas. Por el contrario, si alguien se desnuda y no producirnos asco, quiere decir que aceptamos a las demás personas tal cual son, las comprendemos y las apoyamos ante cualquier situación.

Soñar con estar desnudándose en público, puede representar nuestra timidez y nuestro temor a que descubran quien somos en realidad. Otra posible connotación, es indicar que no debemos fiarnos de nuestra familia, ya que algunos integrantes sienten desprecio por nosotros.

Soñar con la desnudez, como dijimos, es común. Esos sueños están íntimamente relacionados con la parte frágil de nuestro ser, con nuestra personalidad, y con el miedo que tenemos de ser rechazado por los demás por nuestra forma de ser. No obstante, si soñar con estar sin ropa se ha vuelto un sueño recurrente, debería tomarse un tiempo para pensar cuál es el verdadero miedo que tiene.

Fuente: Qué significan mis sueños.

Desnud Arte: Didier Goessens

Dom, 09/09/2018 - 20:42

Los padres de Didier se conocieron en la Academia de Bellas Artes de Bélgica, donde ambos se convirtieron en profesores. A la edad de 10 meses ya estaba inmerso en el mundo del arte y sirvió de modelo para los estudiantes. Pasó su juventud en las aulas y desde muy joven practicaba el grabado, el esbozo, el monotipo, la escultura, la fotografía y la cerámica.

Como adulto, estudió diligentemente en talleres sobre caricaturas (Vittorio Leonardo) y dibujo de modelos en vivo (Marcel Gibon, André Goessens). Se licenció en Psicopedagogía antes de reanudar sus estudios de Bellas Artes. Se convirtió en ilustrador y diseñador gráfico, así como dibujante, pintor e igualmente utilizo la serigrafía de forma independiente.

Trabajó como ilustrador de moda para revistas famosas (Marie-Claire), y a los 30 años se convirtió en profesor de diseño de moda en el taller de diseño de moda de La Cambre (Bruselas). Luego se trasladó a Francia donde comenzó a exponer sus obras. Didier utiliza el papel de arroz pegado montado como fondo para sus trabajos. Pinta con tinta o acrílicos, que se engrosan o disminuyen, luego cubre las obras con pedrería. Trabaja el material utilizando muchas herramientas: plumas de ganso, cepillos chinos, cepillos grandes, cepillos flexibles, grafito…

Un amante del dibujo, que busca la pureza esencial en los trazos. Gracias a este medio de agrupación y ahorro, sus creaciones entregaron la quintaesencia de los gestos y del cuerpo en el diálogo. Se mueve de un estilo figurativo dominado a una abstracción lírica, donde se deja ir esta es la palabra clave. Didier desea transmitir una emoción simple, como un soplo de vida en el tumulto. Influido por artistas tan variados como Tiepolo (siglo XVIII, italiano), Egon Schiele (siglo XX, austriaco), Zao Wou-Ki (siglo XX, chino) o Pierre Alechinsky (siglo XX, belga), Didier oscila entre Oriente y Occidente. Ofrece obras entre una tradición estética y la modernidad del arte contemporáneo.

Fuente: carredartistes.com

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. aquí.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

La desconocida historia de los nudistas alemanes

Mar, 04/09/2018 - 20:41

Ni los nazis, ni los comunistas, ni la Segunda Guerra Mundial pudieron frenarlos: la desconocida historia de los nudistas alemanes.

Alguna vez policías alemanes patrullaron las playas amenazando a los nudistas con arrestarlos si no se ponían la ropa. Hoy parece una situación difícil de creer, dado que en ese país la práctica del nudismo es algo tan común como tomar cerveza.

La llamada “cultura del cuerpo libre” o FKK (por sus siglas en alemán) tiene una larga tradición que se remonta a hace más de un siglo. Los primeros nudistas no fueron “hippies” o manifestantes protestando contra algún gobierno, como podría pensarse.

Muy por el contrario, eran naturalistas que -después de la Primera Guerra Mundial- querían exponerse a la luz del sol y tomar aire fresco para tener una vida más saludable. Algunos historiadores han relacionado esta práctica con una forma de contrarrestar los efectos negativos de la industrialización.

Unos años después, cuando los nazis llegaron al poder, prohibieron oficialmente el nudismo. Sin embargo, algunos políticos terminaron viéndolo como una buena forma de promover la creación del “cuerpo ario perfecto”. Incluso la cineasta preferida de Hitler, Leni Riefenstahl, hizo documentales donde aparecían hombres atléticos y desnudos.

Alemania, unida por la desnudez, dividida por la actitud

“Hubo una glorificación del cuerpo desnudo en la propaganda nazi. Terminó convirtiéndose en un símbolo de una Alemania fuerte, joven y pura”, dice Josie McLellan, profesora de historia moderna de la Universidad de Bristol, Reino Unido.

El gobierno quería prohibirlo

A sus 87 años, Wolfgang Haeder recuerda que solía ir desnudo a la playa en los primeros años del gobierno comunista en la ex República Democrática Alemana (RDA).

“Hombres y mujeres andábamos desnudos por la playa. Nadábamos, practicábamos deportes y no teníamos ninguna vergüenza porque para nosotros era algo completamente normal”.

“Teníamos la sensación de que las personas eran iguales y eso hacia que el nudismo fuera, por decirlo de algun modo, muy democrático”, Wolfgang Haeder, nudista alemán en la ex RDA.

Aunque no era ilegal, a comienzos de los años 50 existía una política de “desaprobación” del partido comunista hacia los naturalistas que promovían el nudismo, con algunas autoridades pidiendo que se prohibiera.

Fue en esa época que algunos policías amenazaban con detener a los nudistas, pero como era una práctica permitida por la ley, muchos de los veraneantes se reían y hasta los desafiaban poniéndose pantis.


Un “desnudo democrático”

Poco a poco el nudismo fue tolerado y finalmente el movimiento naturalista se expandió rápidamente por la costa báltica, a tal punto que comenzaron a abrirse oficialmente playas para los naturalistas del FKK.

“Teníamos la sensación de que las personas eran iguales y eso hacia que el nudismo fuera, por decirlo de algún modo, muy democrático”, dice Haeder.

En la actualidad algunos defensores de la “cultura del cuerpo libre” plantean que el nudismo tiene que ver con un estilo de vida que pasa por el respeto a la libertad de las personas y al medio ambiente. Y otros simplemente disfrutan del sol con el beneficio de broncearse sin las marcas del traje de baño.

Este artículo está basado en un reportaje del periodista Mike Lanchin del programa radial Witness, del Servicio Mundial de la BBC.

Fuente: bbc.com

Fuente de las imágenes: FKK Museum, de su “sala” de postales.

Información relacionada:

El nudismo en la Alemania Oriental 20 años después.
Viviendo y dejando vivir en el paraíso naturista.
Desnudos en el parque: la cultura del cuerpo libre en Alemania.
FKK a tope, la cultura del cuerpo libre.

¿Por qué no vivimos en un mundo perfecto (desnudo)?

Mié, 29/08/2018 - 20:39

Tiempo de confesión: viviría desnudo las 24 horas, los 7 días de la semana, si pudiera, y sospecho que no estoy solo en este aspecto. Odio la ropa. Bloquean la luz del sol, el aire y la mayor parte del cuerpo por el sentido del tacto. Son irritantes, candentes y, en ocasiones, tienen ganas de comer, por no mencionar costosos y mucho trabajo que mantener. ¿Cuánto tiempo se desperdicia lavar, secar y doblar la ropa interior? ¿Cuánta agua, para ese asunto? Creo que hay muchos miles, posiblemente millones de personas, que irían sin ropa si se les diese la oportunidad.

El clima frío y las quemaduras solares a un lado, la ropa no parece ser muy útil. Algunas personas argumentan que es necesario para el adorno, para hacer que nos destaquemos, pero las joyas, la pintura corporal, las perforaciones y los tatuajes también se pueden utilizar para acentuar el cuerpo y expresar la propia individualidad. En todo caso, una sociedad libre de tabúes corporales permite mayores posibilidades de moda. ¿Imagine un atuendo del futuro, hecho sin las restricciones impuestas por la vergüenza? En cuanto a mí, el cuerpo desnudo es infinitamente más hermoso. La evolución nos ha estado diseñando durante millones de años. A través de un proceso de selección sexual, hemos estado decidiendo las cualidades que encontramos más atractivas en hombres y mujeres.

Los conservadores insisten en que la ropa nos impide tener relaciones sexuales sin sentido, pero cualquier nudista te dirá que una orgía nunca ha estallado en un centro turístico de ropa opcional, y de hecho, acostumbrarse a la piel desnuda nos ayuda a controlar los deseos no deseados. En los países musulmanes, a menudo se culpa a las mujeres por la violación, suponiendo que los hombres no pueden resistirse a revelar su atuendo. Si bien la violencia sexual nunca es excusable, acusar a la víctima siempre es más frecuente en las sociedades con códigos de vestimenta más estrictos. Los individuos de mente liberal, por otro lado, sostienen que la ropa es simplemente nuestro estado natural de ser, que somos animales con capas removibles.

Hace años, perdimos nuestro pelaje (en realidad estamos en el proceso de perderlo todavía) para eliminar el calor corporal rápidamente, lo que ayudó a nuestros antepasados ​​a perseguir presas en extensas extensiones de tierra. Incluso hoy en día, un corredor de maratón puede sobrevivir a un caballo en una carrera de larga distancia. La ropa parece haber sido un subproducto de perder nuestro pelaje. Pero las partes del cuerpo que elegimos esconder dependen en gran medida del clima, lo cual, a su vez, tiene un impacto en la cultura local. Compara el burka usado por las mujeres afganas con la desnudez habitual de los bororo. El Sáhara está seco y caliente y los jugos necesitan humedad del cuerpo. Cubrirse la cabeza y la boca es necesario para sobrevivir en el desierto. Después de un tiempo, esta técnica de supervivencia se condicionó culturalmente y, a medida que el Islam se extendió por todo el mundo, también lo hizo la práctica de cubrirse la cabeza. Por el contrario, la selva amazónica, donde viven los Bororo, es húmeda y cálida, condiciones ideales para la desnudez.

Pero nuestras vidas ya no son dictadas por el clima, al menos en la medida en que alguna vez lo fue. En todo el mundo, la mayoría de la gente confía en alguna forma de aire acondicionado, por lo que, incluso en un país que no es ideal para la desnudez, no es necesario usar ropa. En Munich, Alemania, hay parques públicos con “zonas nudistas urbanas”, aunque durante gran parte del año el frío lo hace poco práctico; mientras que en Escandinavia, entrar en la sauna vistiendo cualquier cosa menos una sonrisa está muy mal visto. Cap d’Agde, Francia, es quizás la ciudad más libre de la Tierra, ya que los turistas pueden literalmente ir a cualquier parte, desde el banco hasta el supermercado, en nada más que sus trajes de cumpleaños. Pero si este fuera un mundo perfecto, no tendríamos que viajar por medio mundo para disfrutar de placeres tan simples. Todos podemos optar por visitar un parque, la playa o incluso el centro comercial como Dios quiso. Entonces, ¿por qué no vivimos en un mundo así? Más al punto, ¿por qué la idea de la desnudez pública golpea a la mayoría de la gente con temor?

Hay numerosos factores a considerar, por supuesto, como la religión y los medios. Pero en un mundo que en gran medida ha llegado a aceptar la homosexualidad, la religión no tiene el dominio que alguna vez tuvo. Incluso la industria de la moda, que se beneficia al hacer que las mujeres se sientan poco atractivas, está perdiendo su influencia. Los desfiles de belleza se están convirtiendo en una cosa del pasado, un producto de una edad más sexista, y muchas menos mujeres usan maquillaje que hace décadas.

Pero mientras los atletas, actrices y cantantes posan desnudos sin escándalo, están teniendo poco efecto sobre el tabú de la desnudez, al menos cuando se trata del público en general. Parte de la razón es la lente del fotógrafo, que es una forma de cobertura en sí misma. El arte de las películas y revistas, al igual que en el Renacimiento, permite excepciones culturales. A pesar de nuestra sociedad cada vez más secular y liberal, la desnudez pública continúa impactando. No es simplemente una cuestión de popularidad. No es como si la piel no estuviera en tendencia. Para el 99% de las personas, caminar desnudo más allá de la puerta de entrada es como saltar de un avión sin paracaídas. ¿Pero por qué?

Claro, tenemos playas y centros turísticos nudistas, pero aquellos que los frecuentan representan una pequeña minoría. ¿Dónde están las ciudades desnudas? Los países desnudos? Los nudistas siempre han sido atípicos, desafiantes del statu-quo. Discutimos más del 2% de la piel, desde los pezones del tamaño de una moneda hasta las regiones púbicas de pulgada cuadrada, lo que parece una tontería si lo piensas bien. Casi no hay diferencia entre un bikini y la desnudez total, sin embargo, los amantes de la playa nunca piensan cruzar esa línea. No es como si tuvieran algunas creencias profundas sobre la modestia. Todos hacemos lo que la sociedad espera de nosotros, al igual que las mujeres musulmanas rara vez consideran las implicaciones morales del hijab. Las libertades que disfrutamos en Estados Unidos, de no tener que usar los trajes de baño de la década de 1900, es algo que damos por hecho. La vestimenta adecuada tiene mucho que ver con el tiempo y el lugar. Una mujer con minifalda puede llamarse puta, pero una abuela de una sola pieza, en virtud de estar en una playa, se considera más modesta. Una vez, era tabú ir a ciertos lugares sin pantalones y una chamarra de vestir, como la iglesia o un restaurante de lujo, y es probable que nos sorprenda si el presidente se dirige a la nación en solo una camiseta sin mangas.

En la mayoría de las situaciones, la desnudez provoca una sensación de vergüenza, y la vergüenza puede ser una emoción poderosa, una que anula nuestra razón. A veces, incluso puede ser destructivo. Los depredadores sexuales usan la vergüenza para ocultar sus acciones. Es una herramienta utilizada también por racistas e intolerantes. ¿Durante cuánto tiempo han vivido las personas LGBT con miedo a la humillación pública y al ridículo? La presión de grupo es otra forma de avergonzar. El deseo de “encajar” puede ser tan poderoso que los adolescentes ignorarán su mejor criterio para participar en conductas destructivas, como beber, fumar, usar drogas y tener relaciones sexuales sin protección. Pero la pregunta sigue siendo, ¿por qué la vergüenza tiene un impacto tan poderoso? La necesidad de aceptación es tan primordial como la de la comida y el agua. De nuevo, la pregunta es ¿por qué?

Como la mayoría de la naturaleza humana, la respuesta se puede rastrear a la evolución. Si el show de Discovery, Naked and Afraid XL, me ha enseñado algo, es que la supervivencia primitiva es difícil. Somos una especie social, confiando el uno en el otro para nuestras necesidades básicas. La noción romántica de Adán y Eva, vivir solo en el desierto, es solo eso, una noción. Si bien se han registrado ejemplos reales de Tarzán, Mowgli y Robinson Crusoe, siempre son la excepción, nunca la regla. Nuestros antepasados ​​más antiguos vivían en grupos comunales, repartiendo tareas a cada miembro del grupo. Mientras un pequeño grupo de hombres jóvenes iba a cazar, los que se quedaron tuvieron que criar a los jóvenes, avivar los incendios, mantener los refugios, encontrar y mantener fuentes limpias de agua y recolectar frutas, nueces y vegetales. Cada uno de estos trabajos era esencial para la supervivencia, y no se podía esperar que una sola persona los realizara todos. Incluso los mejores sobrevivientes modernos dependen de equipos modernos, medicinas, paramédicos de emergencia y un hogar al que regresar, si todo sale mal. Es por eso que tenemos una gran necesidad de “encajar”, porque en tiempos prehistóricos, no encajar bien podría significar una sentencia de muerte. La vergüenza, entonces, es un indicador que nos ayuda a determinar la mejor forma de encajar, para alinearnos mejor con nuestras comunidades. Las personas sin sentido de la vergüenza probablemente se convirtieran en parias, que no sobrevivieron para transmitir sus genes. Quizás aquí es donde obtenemos la frase: “Moriría de vergüenza”, porque históricamente hablando, “morir de vergüenza” era una preocupación legítima?

Hoy, ya no nos preocupamos por la supervivencia como lo hicimos antes. Si somos marginados socialmente, tenemos la opción de mudarnos a otra comunidad. Nadie es probable que “muera de vergüenza” nunca más. Pero la vergüenza sigue siendo parte de nosotros, al igual que nuestros brazos. Es por eso que nunca podemos vivir en un mundo perfecto y libre. Incluso el más acérrimo de los nudistas es propenso a este gen. Artículos de cuerpo gratuitos (como este) aparecen casi a diario, pero puedo contar, por un lado, la cantidad de bloggers dispuestos a ofrecer sus nombres reales, o publicar autofotos desnudos. Aquellos de nosotros que anhelamos un mundo desnudo seguimos ocultos en el anonimato, nunca le decimos a nuestros compañeros de trabajo, amigos o familiares lo que creemos. Aunque nunca podemos desear deshacernos por completo de la vergüenza, podemos cambiar las cosas que consideramos vergonzosas. Al igual que en el Amazonas, la Europa celta y la Antigua Grecia, el nudismo puede convertirse en nuestra tradición, de modo que cuando alguien en el futuro vaya a una playa, la única exposición de la que tendrán que preocuparse es la exposición al sol.

Una vez salí con una chica que nunca había visitado un lugar nudista. Antes de encontrarme, ir desnudo frente a cualquier cosa menos el espejo del baño era impensable. Pero me gustaba mucho y estaba dispuesta a acompañarme en una excursión a Paradise Lakes. Para hacerla sentir a gusto, hice hincapié en que no tenía que ir al natural si no tenía ganas, ya que el complejo era ropa opcional. Pero después de una hora de descansar junto a la piscina, comenzó a sentirse fuera de lugar. Ella estaba en una comunidad diferente, donde todos estaban desnudos. Seguí diciéndole, “Está bien, no te preocupes”, pero finalmente, por vergüenza, se deshizo de su traje de baño.

Puede que no vivamos en un mundo desnudo perfecto, pero Ilmar sí lo hizo, o lo hizo durante la mayor parte de su historia. En Ages of Aenya , imagino un mundo donde la ropa no existe. Cuando este paraíso primigenio se pierde por el cambio climático, Xandr y Thelana se ven obligados a enfrentar la civilización y el prejuicio que proviene de rechazar el cuerpo humano. Puedes leer sobre Ilmar y sus aventuras siguiendo el siguiente enlace. Es la primera fantasía épica naturista escrita por un naturista de toda la vida.

Fuente: The Writer´s Disease (Texto original en inglés). Autor: Nick Alimonos.

Información relacionada:

Viviendo y dejando vivir en el paríso naturista.
El tradicional arte de vivir desnudo en Alemania.
Desnudos en el parque: la cultura del cuerpo libre en Alemania.
El vestido nos hace diferentes.
La ropa evade la belleza natural del cuerpo.
La ropa como herramienta de prejuicios.

La invención del cuerpo. Desnudos, anatomía, pasiones

Vie, 24/08/2018 - 20:34

“Somos maravillosamente corporales”. Esta breve frase del humanista francés Michel de Montaigne expresaba la admiración con que la cultura renacentista descubría un nuevo continente: el hombre y su cuerpo, la parte material del individuo, su naturaleza física, terrenal.

Es una novedad crucial: entre el Renacimiento y la Ilustración va a emerger una “civilización del cuerpo” que ordena el pensamiento, atraviesa las ciencias, golpea los sentidos, se expresa en imágenes violentas o sensuales, e inventa, con ello, un nuevo espacio de sensibilidad y saber. En el curso de estos años, el cuerpo se apodera del escenario de la imagención artística para quedarse largo tiempo, en una trayectoria dinámica de apasionantes cambios y evoluciones.

Haga click para ver el pase de diapositivas.

La exposición, que puede verse hasta el próximo 4 de Noviembre en el Museo Nacional de Escultura / Palacio de Villena, Valladolid, exhibe la inmensa riqueza formal e imaginativa del tema a través de sus múltiples facetas: la componente estética de los tratados anatómicos y, a la vez, el aprendizaje anatómico de los artistas; las conjeturas sobre las proporciones ideales de la figura; el influjo de la estatuaria clásica; la teatralización corporal de las pasiones; la relación entre el desnudo y lo sagrado; el uso contrarreformista del imaginario anatómico como estímulo de la devoción del creyente; la excepcionalidad de la corporeidad femenina asociada a la reproducción y su deslizamiento hacia una observación erótica; el nacimiento del «hombre-máquina»; o, finalmente, el lazo entre color pictórico y apoteosis de la carne.

Reúne casi un centenar de obras maestras: esculturas, dibujos, tratados anatómicos, pinturas, reliquias, muñecos artísticos, fragmentos de retablo, vaciados en escayola o figuras articuladas. Los autores seleccionados —Ribera, Valverde de Amusco, Juan de Arfe, Becerra. Silveira, Crisóstomo Martínez, Maíno, Pedro de Mena, Berruguete o Juan de Juni— prueban el arraigo en España de este fenómeno, si bien da voz a las relaciones con otros focos inspiradores, como el italiano o el flamenco —Vesalio, Bandinelli, Tintoretto, Veronese—, y a artistas extranjeros presentes en las colecciones reales españolas, como Cambiaso o Rubens.

Fuente: Ministerio de Cultura y Deporte.

Más información en el Dossier de Prensa publicado en formato pdf a propósito de esta exposición.

Vídeo relacionado:

Nota: Una vez clausurada la exposición actual de Valladolid, podrá verse nuevamente la muestra en el Museo de San Telmo de San Sebastián, del 23 de Noviembre de 2018 al 17 de Febrero de 2019.

Playa, jóvenes, cuerpos hermosos y mucho nudismo

Dom, 19/08/2018 - 20:32

Randal Kleiser hasta puede no hacer gran cosa que se vea, pero hay que reconocer que su cine es el más comercial estadounidense de las últimas décadas, y que deja una marca indeleble en la memoria colectiva cinéfila a través de obras (y éxitos) como Blue Lagoon, Grease, White Fang, Grandview USA y Summer Lovers.

Haga click para ver el pase de diapositivas.

Un amor de verano (Summer Lovers) es la típica película de verano en la más directa acepción del término. Contiene playa, jóvenes, cuerpos hermosos, mucho nudismo, además de una historia de amor para calentar el ambiente. Pero hay algo que en mucho sobrepasa eso que lo convierte en un espécimen ineludible entre los “summer movies” de la vida.

Y es en eso que Randal Kleiser es maestro, en la creación de un ambiente en el que nos sentimos cómplices y, más que eso, en que sentimos que compartimos lo que los personajes sienten. Pero sobre todo, es el poder de envolver la fantasía que hay en nosotros que hace de este Summer Lovers en una de las más bellas películas de verano de que se tiene memoria.

Una pareja de novios estadounidenses Michael (Peter Gallagher) y Cathy (Daryl Hannah) en el esplendor de su belleza, van a Grecia a pasar el verano en la isla de Santorini donde, a pesar de su amor por Cathy, se siente tremendamente atraído por Lina (Valérie Quennessen, que desafortunadamente murió en un accidente de auto en 1989) una misteriosa y bella arqueóloga francesa.

La belleza exótica de Lina fascina a Michael, y él se ve entre la mujer que él ama, y la mujer que él desea. Pero cuando él revela su conflicto a Cathy, ella sorprende a ambos al enfrentarse a Lina. Lo que surgirá de esa confrontación hará este verano más delirante e instigador de sus vidas.

Un amor de verano no es una gran película pero tampoco es mala. Su falta de éxito al momento de su estreno se debió quizás a que la propuesta argumental era demasiado arriesgada para su tiempo. Los años 70 habían pasado y en los 80 la moral americana ya no era la misma. Una relación amorosa entre un hombre y dos mujeres no era (ni es aún en USA) algo que se acepte, sino por el contrario la sociedad condena. Una cosa es involucrarse con el amor entre una joven virgen y un chico rebelde (Grease) o el despertar de la sexualidad de dos jóvenes perdidos en una isla en el medio del océano (The Blue Lagoon) y otra totalmente diferente un ménage á trois de jóvenes universitarios, más propio de la sociedad europea que de la americana.

Nota: La película puede encontrarse completa para su visualización en Internet.

Información relacionada:

El Nudismo y el Desnudo en el Cine.

El mayor centro naturista de Francia, un poco de historia

Mar, 14/08/2018 - 20:43

En la víspera de los años cincuenta, en el suroeste francés, un terreno desierto se convirtió en el destino vacacional de un grupo de naturistas franceses. En estas 24 hectáreas de tierra quemada no quedaban más que arena y algún que otro árbol calcinado. Nunca se ha dicho realmente lo que pasó ahí: si se trató de un incendio o si el lugar fue víctima de la política de tierra quemada de la Segunda Guerra Mundial, en la que se destruía todo lo que podía ser utilidad para el enemigo. Sin embargo, este lugar fue escogido por Albert y Christine Lecoq para construir el centro Héliomarin de Montalivet-Les Bains (CHM) y así firmar el acto constitutivo de la Federación Naturista Internacional.

Hoy en día, el camping naturista CHM es el mayor centro de naturismo de Francia y cada año atrae a miles de visitantes de todo el mundo. Entre 1999 y 2011, el fotógrafo francés Hervé Szydlowski visitó las instalaciones todos los veranos para, por un lado, fotografiar a los que llevan años acudiendo al lugar y, por otro, encontrar lo que él califica como «el paraíso perdido». Le hice algunas preguntas sobre su serie, que fue presentada en un libro publicado en 2012 por la editorial Michel Husson y que ha sido nuevamente publicada en forma de mapa titulado 33_Montalivet en septiembre de 2015.

¿Me podrías hablar de la época dorada del Centro Hélio-Marin?

Hervé Szydlowski: El centro fue construido en 1950, pero se popularizó en los años setenta. En un principio estaba dividido en diferentes sectores con algunas cabañas; sin embargo, triplicó su volumen y ahora tiene unas 200 hectáreas. En esa época se podría decir que las personas tenían más vacaciones que ahora, porque el verano iba de junio hasta septiembre. Desde su auge, el club ha albergado a más de 20.000 personas. Los naturistas llegaban de toda Europa: Alemania, Holanda, Suiza e Inglaterra, era increíble. Yo no estuve en esa época pero me hablaron mucho de ella. El centro se basaba en la mutualidad: en cuanto una persona se apropiaba de una cabaña, se convertía también en accionista de todo el camping. Así siguió funcionando hasta 2002.

Y luego, ¿qué pasó?

Algunas personas compraron las acciones de viejos pioneros. Luego las revendieron y no cayeron en cuenta de que al hacerlo también estaban vendiendo el pueblo. Se convirtió en una verdadera empresa. Las personas que quedaron como dueños del centro ni siquiera eran naturistas. Por eso, el espíritu del lugar cambió mucho; no era lo mismo. Tocó esperar diez años en los que pasó de dueño en dueño para que reviviera el verdadero sentido del centro.

¿En los años setenta en Francia había otro centro como este? ¿Cómo explicas la popularidad del lugar?

No, de hecho no había muchos centros así. Este tenía un encanto particular y un buen ambiente; por eso a la gente le gustaba quedarse allí. Todavía prevalece un ambiente muy familiar con diferentes generaciones, y a veces podemos ver a los hijos y nietos de los pioneros del naturismo. Sobre la ruta de Compostela hay personas que hemos visto envejecer, jóvenes que vimos crecer y ancianos que nos dejaron. A veces, después de años de visitar el centro, es posible que quieras vivir otras cosas y otras experiencias, pero siempre te darán ganas de volver. Este sitio es como un hogar, por decirlo así.

Hace no mucho vi que quienes frecuentaban el centro se quejaban de la instalación de wifi.

Sí, es complicado. En mi barrio no hay luz y estamos bastante satisfechos con iluminar nuestras casas con velas. Lo que molesta no es el wifi, sino las antenas. Actualmente, se ha convertido en una tarea muy difícil vivir con los valores ecológicos y biológicos naturistas. A pesar de la implementación de nuevas tecnologías en el centro, este todavía está lleno de esas escenas atemporales que se ven en las imágenes. Al mirarlas, no se sabe si se tomaron hoy o hace 50 años.

Llevas más de 12 años visitando el lugar. ¿Ha cambiado tu percepción al respecto?

Desde un punto de vista objetivo, me doy cuenta de que este lugar representa algo que ya no vemos a menudo. Algunas de las personas que estuvieron viniendo durante muchos años ya no vienen, pues las pensiones han disminuido y el canon anual ha aumentado. Por eso, últimamente hay cada vez menos personas de edad a las que me gustaría fotografiar. No son las mismas, pero para ser sincero seguramente es mi mirada la que ha cambiado y quisiera renovar mi trabajo.

¿A qué se dedican los naturistas que van a este centro?

Allí encontramos todas las clases sociales y profesiones: hay profesores, agricultores, abogados, periodistas y hasta sacerdotes. Lo que es interesante es que no podemos saber nada del otro antes de preguntarle. No existe ninguna señal que te indique riqueza o nada por el estilo. Estamos todos juntos y podemos hablar sin preocuparnos del nivel intelectual o económico. Pero por lo general, el naturismo atrae a las personas que son abiertas a cualquier tipo de situación.

Sin embargo, como el lugar es ahora más comercial que antes, no es visitado únicamente por naturistas. Se pueden ver también nudistas (que son las personas que se desnudan porque se quieren broncear sin tener necesariamente valores naturistas). Hoy en día, la población del centro es muy heterogénea.

Fuente: vice.com

Información relacionada:

SOS para “salvar” el nudismo.
Centros Naturistas en el litoral de Francia.
Vivre Nu (En busca del paraíso perdido).

Bodypainting Day

Sáb, 11/08/2018 - 20:49

El Bodypainting Day o Día Mundial del Bodypainting organizado inicialmente en Nueva York es un evento público de arte en el cual un selecto grupo de talentosos artistas pintan los cuerpos de modelos desnudos por espacio de cuatro horas a la vista del público. Su intención es promover la unión de los seres humanos a través del arte, aceptándonos tal cual como somos.

Bodypainting Day impacta a todos los involucrados, desde los artistas y los modelos hasta los miles que lo miran en vivo, o los millones que lo ven en línea, es un evento de arte público en el que un grupo selecto de artistas, pintan en los cuerpos de modelos desnudos durante un periodo de cuatro horas a la vista del público.

“Extendemos los límites de lo que está permitido, lo que es apropiado, lo que es arte y lo que es un cuerpo aceptable (todos lo son). Le da a las personas una sensación de poder y todos compartimos algo que rompe todas las reglas y crea un campo de juego parejo”. Se realiza con el fin de “promover la conexión humana a través del arte”, y para aceptarnos a nosotros mismo con las diferentes culturas, creencias y géneros.

Es un evento sin fines de lucro organizado por gente común, sin distinción de género, tamaño o edad cuya principal motivación es eliminar la vergüenza que usualmente se asocia a algunas partes del cuerpo y a hacer clara la distinción entre la desnudez y la sexualidad, ya que son dos cosas distintas.

Desde 2007, Andy Golub ha pintado cuerpos en las calles públicas de la ciudad de Nueva York en cientos de ocasiones (ver su canal de vídeo en Vimeo). A primera vista, estas actuaciones pueden parecer inocuas, pero en realidad abordan una variedad de problemas sociales:

— Contraste entre el arte y la publicidad en el espacio público.
— Papel del arte callejero versus el arte de la galería.
— Adecuación de la desnudez pública.
— Distinción entre la desnudez y la sexualidad.
— Uso de la forma humana como una identidad estética versus personal.

Estas actuaciones llevaron a arrestos en 2011, que fueron anulados posteriormente. En 2013, el departamento de Policía de Nueva York reconoció que l”a desnudez pública es legal por el arte”. Un año más tarde, con la ayuda de muchas personas de la comunidad nudista y de la comunidad de pintura corporal, Andy organizó el primer Bodypainting Day de la ciudad de Nueva York. Para 2016, Bodypainting Day se había expandido a Amsterdam, Bruselas y San Francisco, después a Amsterdam y Berlin.

En enero de 2017, Andy lanzó la organización sin fines de lucro Human Connection Arts. HCA ahora está produciendo todos los eventos del Bodypainting Day, así como nuevos eventos públicos dinámicos que involucran diversas formas de arte.

El arte de Andy ha tenido un impacto significativo en artistas, modelos y el público. Al construir una junta y personal con talento, Human Connection Arts continuará y expandirá el avance de estos valores.

— Formar una conexión única entre artista y modelo durante la pintura corporal.
— Compartir la conexión y el proceso de transformación con el público.
— Mostrando con el ejemplo que es posible seguir tus sueños o inspiraciones.
— Inventar el espacio público con expresiones artísticas no comerciales.
— Mostrar nuestras vulnerabilidades como modelos y artistas para el público.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Información relacionada:

Canal de vídeo Nude Bodypainting de Tony Santos.
Canal de vídeo Beautiful Bodies de Zerina Philip.
La magia de iluminar el cuerpo.
Nature Nourishes Male and Female Body Paint by Roustan Bodypaint.
Bodypainting-photoart “Door Art”.
Body painting, el arte que viste tu cuerpo.

Las 10 cosas que nunca debes hacer en una playa nudista

Mar, 07/08/2018 - 20:40

La tranquilidad que se busca en estos lugares puede perturbarse si no se siguen unas normas básicas.

Puede que ya lo hayas hecho o que sólo te haya entrado la curiosidad, pero en algún momento u otro todos nos planteamos como sería eso de pasar un día de playa sin ropa. Y es que el nudismo es un estilo de vida que busca la tranquilidad y el contacto con la naturaleza, algo que tarde o temprano nos llama la atención.

Pero aunque no lo creas, las playas nudistas también tienen sus reglas y hay que respetarlas para que los demás no se sientan incómodos u ofendidos.

Desnudarte de golpe

Si es tu primera vez en un lugar de este tipo, no te sientas presionado a desnudarte totalmente nada más llegar ya que puedes sentirse incómodo. En muchas de las playas nudistas la desnudez no es obligatoria y en las que sí lo es siempre dejan unos minutos para que las personas que acuden a ellas tengan tiempo de adaptarse.

Mirar fijamente a los demás

La gente que acude a las playas nudistas busca sentirse libre y cómoda mientras se relaja sin ropa. Por esa razón, tener a tener a otra persona al lado que no para de mirarles fijamente puede hacerles sentir incómodos.

No cuidar el entorno

Las personas que practican nudismo, además de libertad, buscan estar en contacto con la naturaleza. Razón de más para que en las playas nudistas, al igual que en el resto, se exija el respeto y el cuidado del medio ambiente.

No utilizar toallas

La higiene es una parte fundamental de estas playas, al igual que en el resto de lugares públicos. Por esa razón no olvides colocar una toalla debajo de tu cuerpo cada vez que te sientes o reposes en algún sitio público.

Ir a hacer turismo

Las personas que practican nudismo lo hacen como una filosofía de vida, una forma de sentirse libres y entrar en contacto con la naturaleza. Por esa razón, las playas nudistas no deben verse como lugares para hacer turismo o sitios a los que acudes solo a curiosear para contar después alguna anécdota a tus amigos.

No aceptar nuestro propio cuerpo

Las playas nudistas no son lugares a los que las personas acudan para pasear sus cuerpos esculturales de gimnasio. Es más bien un sitio al que la gente acude para aceptar su cuerpo y sentirse libres. Si no te tiendes cómodo en tu propia piel o te incomoda ver gente desnuda, lo mejor será que vayas a las playas convencionales.

Salir de la zona nudista sin vestirse

No está de más recordar que el nudismo sólo se puede practicar en lugares específicos. Así que no te olvides volver a ponerte la ropa cuando salgas de los límites de la playa nudistas. Si no prestas atención a esta regla puedes terminar incluso en la cárcel.

Romper la tranquilidad

Como ya hemos dicho, las playas nudistas son lugares a los que las personas acuden buscando tranquilidad y relajación. Poner la música a un volumen alto o montar un escándalo con tu grupo de amigos está prohibido si no quieres que te terminen echando del lugar.

Sacar fotos

No es habitual sacar fotos en una playa nudista pero no está de más recordarlo. Aunque las personas que acuden a estos lugares son conscientes de que están mostrando su cuerpo a los demás, a nadie le gusta que les saquen fotos sin permiso ya que en muchos casos pueden terminar circulando por la Red. Lo normal sería pedir antes permiso a la persona para que la persona no se sienta ofendida.

No es el mejor lugar para ligar

Por mucho que te emociones y por todas las leyendas urbanas que circulen sobre las playas nudistas y las personas que practican nudismo, estos lugares no son el mejor sitio para ligar. A no ser que la conversación se preste, acercarte a una persona sin ropa puede resultar incómodo.

Fuente: diarioinformacion.com