Inicio de sesión

Info Lugares Naturistas

Distribuir contenido Info Nudismo
Informaciones, documentos, monográficos, noticias, opiniones… Todo el Nudismo, Naturismo y Desnudo Artístico en Info Nudismo.
Actualizado: hace 19 mins 47 segs

Nudismo y monarquía

Mié, 19/09/2018 - 20:55

Ocurre que en la playas tradicionalmente nudistas, donde siempre se permitió su presencia, los textiles ahora parecen ser abrumadoramente mayoritarios, como en los tiempos heroicos.

El 16 de agosto de 1984, hace 34 años, un cura párroco encabezó a un grupo de vecinos de Cangas de Morrazo que, con palos y estacas, amenazaron a unos nudistas acampados cerca de la playa de Barra, mientras la policía municipal desmontaba sus tiendas y la Guardia Civil estaba por allí. En el orwelliano 1984 el nudismo llevaba 15 años practicándose en la playa de Barra y había sido autorizado recientemente por el Gobierno Civil competente, el de Pontevedra.

El relato del asunto que hizo El País nombró a un cura de otro pueblo, no al que realmente participó. El periódico rectificó públicamente ese error en cuanto tuvo noticia (en la edición dominical, de circulación muy superior a la de los demás días de la semana), pero el cura mencionado en la primera información demandó a la periodista María José Porteiro y a la empresa editora de El País por intromisión en su honor.

De este modo el asunto estuvo bailando unos años y ocupó unos cuantos titulares. Los curas, policías y jueces de la Transición eran los mismos de la Dictadura, como sabemos. Así que condenaron a los demandados, que recurrieron a la siguiente instancia judicial, que ratificó la condena, y así sucesivamente hasta llegar al Tribunal Constitucional, a cuyos miembros, presumiblemente, no les había quedado más remedio que leer la Constitución, y por fin la periodista y la empresa quedaron exonerados en una sentencia del 21 de diciembre de 1992.

La de Barra, como muchas otras playas nudistas, no tiene un acceso demasiado fácil porque cuando la gente empezó a bañarse desnuda en España no lo hacía en las playas mayoritarias, más conocidas, sino en las más recogidas o inasequibles. Nunca hubo nudistas en el Sardinero, sino en Covachos, por poner un ejemplo próximo.

A pesar de ir a sitios recoletos, quienes se desnudaban entonces compartían el espacio con los textiles, la gente que usaba bañador. Al principio, la situación siempre era tensa, y hubo varios incidentes: no se llegó a las estacas, pero en varias ocasiones los nudistas hubieron de vestirse ante la actitud amenazante de grupos de textiles que esgrimían el sorprendente argumento de que “había niños”. Pero la cosa acabó normalizándose y en la playas del Norte los nudistas y los textiles compartían espacio, a diferencia de las de otros lugares donde cada playa era para unos o para otros, pero no se permitía la mezcla.

Más o menos por la misma época otro periodista de El País recorrió las capitales españoles, haciendo relatos ligeros, divertidos de lo que veía para su suplemento de verano. No he conseguido encontrar el artículo que dedicó a Santander, pero recuerdo que expresaba su sorpresa: “Aquí son todos fascistas —era aproximadamente lo que escribió—, pero vas a las playas y están todos desnudos”. Y, quitando la exageración propia de la escritura humorística, la cosa se aproximaba bastante a la verdad. Lo del fascismo venía porque delante del Ayuntamiento estaba la estatua de Franco montado a caballo (él sí, completamente vestido); único ejemplar todavía visible, creo, de una serie que se colocó en varias ciudades.

Ya no somos fascistas. Fuimos los últimos en retirar la estatua esa, tras Madrid, Valencia y El Ferrol (entonces “del Caudillo”), pero ahora somos monárquicos convencidos. Amamos tanto la monarquía que en Puertochico ondea una bandera monárquica que casi podría verse desde Pontevedra los días de bonanza. Es una bandera de matrimonio, como la de la plaza de Colón en Madrid; así los veraneantes capitalinos pueden sentirse como en casa.

Pero da la impresión de que al tiempo que nos hemos ido quitando del fascismo, también lo hemos hecho del nudismo, como si el periodista de entonces hubiera encontrado un vínculo profundo e insospechado entre ambos ismos. Hace unos días fui con mi familia a la playa asturiana de Torimbia, que todos los años aparece en las listas donde los periódicos recomiendan playas nudistas. Lo merece, desde luego, porque es hermosísima, aunque no sea especialmente fácil llegar a ella. Muchos años de nudismo la han convertido en uno de sus emblemas reconocibles, y no solo en España. Pero el otro día no lo parecía: había menos gente desnuda que en bañador.

Ya habíamos visto el mismo fenómeno en otros sitios. Ocurre que en la playas tradicionalmente nudistas, donde siempre se permitió su presencia, los textiles ahora parecen ser abrumadoramente mayoritarios, como en los tiempos heroicos. La diferencia es la falta de tensión, menos mal; los textiles no tienen problema en que los demás se desnuden y hay niños de ambos campos jugando juntos sin que a nadie le parezca mal.

Pero da qué pensar esta vuelta a los bañadores. ¿Existirá un vínculo profundo e insospechado entre los trajes de baño y la monarquía?

Fuente: eldiario.es Autor: Jesús Ortiz

Información relacionada:

No era fácil ser nudista en los 80 en nuestro país.
Baroña 1983, la verdad al desnudo.
…y con ellos llegó el despelote.
La España naturista en los años 70.
Del recato al nudismo – España cambia de piel (1970-1980).
¿Qué está pasando con el nudismo en España?

¿Qué significa soñar con estar desnudo en público?

Vie, 14/09/2018 - 20:39

Aunque no lo parezca, soñar con estar desnudos está dentro de los sueños más comunes que existen. El ser humano está acostumbrado a estar siempre vestido, sin embargo, cada cual tiene su propia connotación acerca de la desnudez o sobre el hecho de estar desnudos. Están los que conviven con ella como algo natural, lo cual representará en el sueño pureza, sinceridad o simpleza; pero adquirirá un sentido negativo para quienes viven llenos de prejuicios sobre la desnudez, lo cual significará vulnerabilidad frente a los demás y frente a cualquier circunstancia de la vida.

A continuación se detallarán algunas interpretaciones en concreto sobre este tipo de experiencias. Puede que este listado sirva para poder crear su propia concepción sobre el significado de soñar con estar desnudo frente a extraños.

Estar desnudos en público y avergonzarnos de estar desnudos, representa baja autoestima, miedo a tener que enfrentarnos a nuevas situaciones, es decir, adaptarnos a nuevos compañeros de trabajo o estudio y el pánico a hacer el ridículo o quedar mal ante ellos. También puede significar que sentimos temor a que alguien descubra un secreto nuestro.

Por el contrario, soñar con estar desnudos en público y no avergonzarnos, puede dar indicios de una enfermedad o de una mala situación.

Desnudar a alguien, indica que no tenemos respeto por las demás personas. Por otro lado, soñar que nos desnudan en público, es señal de que alguien ha descubierto un secreto que no queríamos que nadie averiguase.

Soñar con estar desnudos y que los demás nos imitan, representa los fuertes vínculos que tenemos con nuestras personas más cercanas, y que estas relaciones son sinceras, transparentes y llenas de confianza.

Ver que alguien se desnuda y nos genera repulsión, significa que tenemos miedo de averiguar la verdadera naturaleza de la otra persona. Además puede estar vinculado con ciertas relaciones ilícitas. Por el contrario, si alguien se desnuda y no producirnos asco, quiere decir que aceptamos a las demás personas tal cual son, las comprendemos y las apoyamos ante cualquier situación.

Soñar con estar desnudándose en público, puede representar nuestra timidez y nuestro temor a que descubran quien somos en realidad. Otra posible connotación, es indicar que no debemos fiarnos de nuestra familia, ya que algunos integrantes sienten desprecio por nosotros.

Soñar con la desnudez, como dijimos, es común. Esos sueños están íntimamente relacionados con la parte frágil de nuestro ser, con nuestra personalidad, y con el miedo que tenemos de ser rechazado por los demás por nuestra forma de ser. No obstante, si soñar con estar sin ropa se ha vuelto un sueño recurrente, debería tomarse un tiempo para pensar cuál es el verdadero miedo que tiene.

Fuente: Qué significan mis sueños.

Desnud Arte: Didier Goessens

Dom, 09/09/2018 - 20:42

Los padres de Didier se conocieron en la Academia de Bellas Artes de Bélgica, donde ambos se convirtieron en profesores. A la edad de 10 meses ya estaba inmerso en el mundo del arte y sirvió de modelo para los estudiantes. Pasó su juventud en las aulas y desde muy joven practicaba el grabado, el esbozo, el monotipo, la escultura, la fotografía y la cerámica.

Como adulto, estudió diligentemente en talleres sobre caricaturas (Vittorio Leonardo) y dibujo de modelos en vivo (Marcel Gibon, André Goessens). Se licenció en Psicopedagogía antes de reanudar sus estudios de Bellas Artes. Se convirtió en ilustrador y diseñador gráfico, así como dibujante, pintor e igualmente utilizo la serigrafía de forma independiente.

Trabajó como ilustrador de moda para revistas famosas (Marie-Claire), y a los 30 años se convirtió en profesor de diseño de moda en el taller de diseño de moda de La Cambre (Bruselas). Luego se trasladó a Francia donde comenzó a exponer sus obras. Didier utiliza el papel de arroz pegado montado como fondo para sus trabajos. Pinta con tinta o acrílicos, que se engrosan o disminuyen, luego cubre las obras con pedrería. Trabaja el material utilizando muchas herramientas: plumas de ganso, cepillos chinos, cepillos grandes, cepillos flexibles, grafito…

Un amante del dibujo, que busca la pureza esencial en los trazos. Gracias a este medio de agrupación y ahorro, sus creaciones entregaron la quintaesencia de los gestos y del cuerpo en el diálogo. Se mueve de un estilo figurativo dominado a una abstracción lírica, donde se deja ir esta es la palabra clave. Didier desea transmitir una emoción simple, como un soplo de vida en el tumulto. Influido por artistas tan variados como Tiepolo (siglo XVIII, italiano), Egon Schiele (siglo XX, austriaco), Zao Wou-Ki (siglo XX, chino) o Pierre Alechinsky (siglo XX, belga), Didier oscila entre Oriente y Occidente. Ofrece obras entre una tradición estética y la modernidad del arte contemporáneo.

Fuente: carredartistes.com

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. aquí.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

La desconocida historia de los nudistas alemanes

Mar, 04/09/2018 - 20:41

Ni los nazis, ni los comunistas, ni la Segunda Guerra Mundial pudieron frenarlos: la desconocida historia de los nudistas alemanes.

Alguna vez policías alemanes patrullaron las playas amenazando a los nudistas con arrestarlos si no se ponían la ropa. Hoy parece una situación difícil de creer, dado que en ese país la práctica del nudismo es algo tan común como tomar cerveza.

La llamada “cultura del cuerpo libre” o FKK (por sus siglas en alemán) tiene una larga tradición que se remonta a hace más de un siglo. Los primeros nudistas no fueron “hippies” o manifestantes protestando contra algún gobierno, como podría pensarse.

Muy por el contrario, eran naturalistas que -después de la Primera Guerra Mundial- querían exponerse a la luz del sol y tomar aire fresco para tener una vida más saludable. Algunos historiadores han relacionado esta práctica con una forma de contrarrestar los efectos negativos de la industrialización.

Unos años después, cuando los nazis llegaron al poder, prohibieron oficialmente el nudismo. Sin embargo, algunos políticos terminaron viéndolo como una buena forma de promover la creación del “cuerpo ario perfecto”. Incluso la cineasta preferida de Hitler, Leni Riefenstahl, hizo documentales donde aparecían hombres atléticos y desnudos.

Alemania, unida por la desnudez, dividida por la actitud

“Hubo una glorificación del cuerpo desnudo en la propaganda nazi. Terminó convirtiéndose en un símbolo de una Alemania fuerte, joven y pura”, dice Josie McLellan, profesora de historia moderna de la Universidad de Bristol, Reino Unido.

El gobierno quería prohibirlo

A sus 87 años, Wolfgang Haeder recuerda que solía ir desnudo a la playa en los primeros años del gobierno comunista en la ex República Democrática Alemana (RDA).

“Hombres y mujeres andábamos desnudos por la playa. Nadábamos, practicábamos deportes y no teníamos ninguna vergüenza porque para nosotros era algo completamente normal”.

“Teníamos la sensación de que las personas eran iguales y eso hacia que el nudismo fuera, por decirlo de algun modo, muy democrático”, Wolfgang Haeder, nudista alemán en la ex RDA.

Aunque no era ilegal, a comienzos de los años 50 existía una política de “desaprobación” del partido comunista hacia los naturalistas que promovían el nudismo, con algunas autoridades pidiendo que se prohibiera.

Fue en esa época que algunos policías amenazaban con detener a los nudistas, pero como era una práctica permitida por la ley, muchos de los veraneantes se reían y hasta los desafiaban poniéndose pantis.


Un “desnudo democrático”

Poco a poco el nudismo fue tolerado y finalmente el movimiento naturalista se expandió rápidamente por la costa báltica, a tal punto que comenzaron a abrirse oficialmente playas para los naturalistas del FKK.

“Teníamos la sensación de que las personas eran iguales y eso hacia que el nudismo fuera, por decirlo de algún modo, muy democrático”, dice Haeder.

En la actualidad algunos defensores de la “cultura del cuerpo libre” plantean que el nudismo tiene que ver con un estilo de vida que pasa por el respeto a la libertad de las personas y al medio ambiente. Y otros simplemente disfrutan del sol con el beneficio de broncearse sin las marcas del traje de baño.

Este artículo está basado en un reportaje del periodista Mike Lanchin del programa radial Witness, del Servicio Mundial de la BBC.

Fuente: bbc.com

Fuente de las imágenes: FKK Museum, de su “sala” de postales.

Información relacionada:

El nudismo en la Alemania Oriental 20 años después.
Viviendo y dejando vivir en el paraíso naturista.
Desnudos en el parque: la cultura del cuerpo libre en Alemania.
FKK a tope, la cultura del cuerpo libre.

¿Por qué no vivimos en un mundo perfecto (desnudo)?

Mié, 29/08/2018 - 20:39

Tiempo de confesión: viviría desnudo las 24 horas, los 7 días de la semana, si pudiera, y sospecho que no estoy solo en este aspecto. Odio la ropa. Bloquean la luz del sol, el aire y la mayor parte del cuerpo por el sentido del tacto. Son irritantes, candentes y, en ocasiones, tienen ganas de comer, por no mencionar costosos y mucho trabajo que mantener. ¿Cuánto tiempo se desperdicia lavar, secar y doblar la ropa interior? ¿Cuánta agua, para ese asunto? Creo que hay muchos miles, posiblemente millones de personas, que irían sin ropa si se les diese la oportunidad.

El clima frío y las quemaduras solares a un lado, la ropa no parece ser muy útil. Algunas personas argumentan que es necesario para el adorno, para hacer que nos destaquemos, pero las joyas, la pintura corporal, las perforaciones y los tatuajes también se pueden utilizar para acentuar el cuerpo y expresar la propia individualidad. En todo caso, una sociedad libre de tabúes corporales permite mayores posibilidades de moda. ¿Imagine un atuendo del futuro, hecho sin las restricciones impuestas por la vergüenza? En cuanto a mí, el cuerpo desnudo es infinitamente más hermoso. La evolución nos ha estado diseñando durante millones de años. A través de un proceso de selección sexual, hemos estado decidiendo las cualidades que encontramos más atractivas en hombres y mujeres.

Los conservadores insisten en que la ropa nos impide tener relaciones sexuales sin sentido, pero cualquier nudista te dirá que una orgía nunca ha estallado en un centro turístico de ropa opcional, y de hecho, acostumbrarse a la piel desnuda nos ayuda a controlar los deseos no deseados. En los países musulmanes, a menudo se culpa a las mujeres por la violación, suponiendo que los hombres no pueden resistirse a revelar su atuendo. Si bien la violencia sexual nunca es excusable, acusar a la víctima siempre es más frecuente en las sociedades con códigos de vestimenta más estrictos. Los individuos de mente liberal, por otro lado, sostienen que la ropa es simplemente nuestro estado natural de ser, que somos animales con capas removibles.

Hace años, perdimos nuestro pelaje (en realidad estamos en el proceso de perderlo todavía) para eliminar el calor corporal rápidamente, lo que ayudó a nuestros antepasados ​​a perseguir presas en extensas extensiones de tierra. Incluso hoy en día, un corredor de maratón puede sobrevivir a un caballo en una carrera de larga distancia. La ropa parece haber sido un subproducto de perder nuestro pelaje. Pero las partes del cuerpo que elegimos esconder dependen en gran medida del clima, lo cual, a su vez, tiene un impacto en la cultura local. Compara el burka usado por las mujeres afganas con la desnudez habitual de los bororo. El Sáhara está seco y caliente y los jugos necesitan humedad del cuerpo. Cubrirse la cabeza y la boca es necesario para sobrevivir en el desierto. Después de un tiempo, esta técnica de supervivencia se condicionó culturalmente y, a medida que el Islam se extendió por todo el mundo, también lo hizo la práctica de cubrirse la cabeza. Por el contrario, la selva amazónica, donde viven los Bororo, es húmeda y cálida, condiciones ideales para la desnudez.

Pero nuestras vidas ya no son dictadas por el clima, al menos en la medida en que alguna vez lo fue. En todo el mundo, la mayoría de la gente confía en alguna forma de aire acondicionado, por lo que, incluso en un país que no es ideal para la desnudez, no es necesario usar ropa. En Munich, Alemania, hay parques públicos con “zonas nudistas urbanas”, aunque durante gran parte del año el frío lo hace poco práctico; mientras que en Escandinavia, entrar en la sauna vistiendo cualquier cosa menos una sonrisa está muy mal visto. Cap d’Agde, Francia, es quizás la ciudad más libre de la Tierra, ya que los turistas pueden literalmente ir a cualquier parte, desde el banco hasta el supermercado, en nada más que sus trajes de cumpleaños. Pero si este fuera un mundo perfecto, no tendríamos que viajar por medio mundo para disfrutar de placeres tan simples. Todos podemos optar por visitar un parque, la playa o incluso el centro comercial como Dios quiso. Entonces, ¿por qué no vivimos en un mundo así? Más al punto, ¿por qué la idea de la desnudez pública golpea a la mayoría de la gente con temor?

Hay numerosos factores a considerar, por supuesto, como la religión y los medios. Pero en un mundo que en gran medida ha llegado a aceptar la homosexualidad, la religión no tiene el dominio que alguna vez tuvo. Incluso la industria de la moda, que se beneficia al hacer que las mujeres se sientan poco atractivas, está perdiendo su influencia. Los desfiles de belleza se están convirtiendo en una cosa del pasado, un producto de una edad más sexista, y muchas menos mujeres usan maquillaje que hace décadas.

Pero mientras los atletas, actrices y cantantes posan desnudos sin escándalo, están teniendo poco efecto sobre el tabú de la desnudez, al menos cuando se trata del público en general. Parte de la razón es la lente del fotógrafo, que es una forma de cobertura en sí misma. El arte de las películas y revistas, al igual que en el Renacimiento, permite excepciones culturales. A pesar de nuestra sociedad cada vez más secular y liberal, la desnudez pública continúa impactando. No es simplemente una cuestión de popularidad. No es como si la piel no estuviera en tendencia. Para el 99% de las personas, caminar desnudo más allá de la puerta de entrada es como saltar de un avión sin paracaídas. ¿Pero por qué?

Claro, tenemos playas y centros turísticos nudistas, pero aquellos que los frecuentan representan una pequeña minoría. ¿Dónde están las ciudades desnudas? Los países desnudos? Los nudistas siempre han sido atípicos, desafiantes del statu-quo. Discutimos más del 2% de la piel, desde los pezones del tamaño de una moneda hasta las regiones púbicas de pulgada cuadrada, lo que parece una tontería si lo piensas bien. Casi no hay diferencia entre un bikini y la desnudez total, sin embargo, los amantes de la playa nunca piensan cruzar esa línea. No es como si tuvieran algunas creencias profundas sobre la modestia. Todos hacemos lo que la sociedad espera de nosotros, al igual que las mujeres musulmanas rara vez consideran las implicaciones morales del hijab. Las libertades que disfrutamos en Estados Unidos, de no tener que usar los trajes de baño de la década de 1900, es algo que damos por hecho. La vestimenta adecuada tiene mucho que ver con el tiempo y el lugar. Una mujer con minifalda puede llamarse puta, pero una abuela de una sola pieza, en virtud de estar en una playa, se considera más modesta. Una vez, era tabú ir a ciertos lugares sin pantalones y una chamarra de vestir, como la iglesia o un restaurante de lujo, y es probable que nos sorprenda si el presidente se dirige a la nación en solo una camiseta sin mangas.

En la mayoría de las situaciones, la desnudez provoca una sensación de vergüenza, y la vergüenza puede ser una emoción poderosa, una que anula nuestra razón. A veces, incluso puede ser destructivo. Los depredadores sexuales usan la vergüenza para ocultar sus acciones. Es una herramienta utilizada también por racistas e intolerantes. ¿Durante cuánto tiempo han vivido las personas LGBT con miedo a la humillación pública y al ridículo? La presión de grupo es otra forma de avergonzar. El deseo de “encajar” puede ser tan poderoso que los adolescentes ignorarán su mejor criterio para participar en conductas destructivas, como beber, fumar, usar drogas y tener relaciones sexuales sin protección. Pero la pregunta sigue siendo, ¿por qué la vergüenza tiene un impacto tan poderoso? La necesidad de aceptación es tan primordial como la de la comida y el agua. De nuevo, la pregunta es ¿por qué?

Como la mayoría de la naturaleza humana, la respuesta se puede rastrear a la evolución. Si el show de Discovery, Naked and Afraid XL, me ha enseñado algo, es que la supervivencia primitiva es difícil. Somos una especie social, confiando el uno en el otro para nuestras necesidades básicas. La noción romántica de Adán y Eva, vivir solo en el desierto, es solo eso, una noción. Si bien se han registrado ejemplos reales de Tarzán, Mowgli y Robinson Crusoe, siempre son la excepción, nunca la regla. Nuestros antepasados ​​más antiguos vivían en grupos comunales, repartiendo tareas a cada miembro del grupo. Mientras un pequeño grupo de hombres jóvenes iba a cazar, los que se quedaron tuvieron que criar a los jóvenes, avivar los incendios, mantener los refugios, encontrar y mantener fuentes limpias de agua y recolectar frutas, nueces y vegetales. Cada uno de estos trabajos era esencial para la supervivencia, y no se podía esperar que una sola persona los realizara todos. Incluso los mejores sobrevivientes modernos dependen de equipos modernos, medicinas, paramédicos de emergencia y un hogar al que regresar, si todo sale mal. Es por eso que tenemos una gran necesidad de “encajar”, porque en tiempos prehistóricos, no encajar bien podría significar una sentencia de muerte. La vergüenza, entonces, es un indicador que nos ayuda a determinar la mejor forma de encajar, para alinearnos mejor con nuestras comunidades. Las personas sin sentido de la vergüenza probablemente se convirtieran en parias, que no sobrevivieron para transmitir sus genes. Quizás aquí es donde obtenemos la frase: “Moriría de vergüenza”, porque históricamente hablando, “morir de vergüenza” era una preocupación legítima?

Hoy, ya no nos preocupamos por la supervivencia como lo hicimos antes. Si somos marginados socialmente, tenemos la opción de mudarnos a otra comunidad. Nadie es probable que “muera de vergüenza” nunca más. Pero la vergüenza sigue siendo parte de nosotros, al igual que nuestros brazos. Es por eso que nunca podemos vivir en un mundo perfecto y libre. Incluso el más acérrimo de los nudistas es propenso a este gen. Artículos de cuerpo gratuitos (como este) aparecen casi a diario, pero puedo contar, por un lado, la cantidad de bloggers dispuestos a ofrecer sus nombres reales, o publicar autofotos desnudos. Aquellos de nosotros que anhelamos un mundo desnudo seguimos ocultos en el anonimato, nunca le decimos a nuestros compañeros de trabajo, amigos o familiares lo que creemos. Aunque nunca podemos desear deshacernos por completo de la vergüenza, podemos cambiar las cosas que consideramos vergonzosas. Al igual que en el Amazonas, la Europa celta y la Antigua Grecia, el nudismo puede convertirse en nuestra tradición, de modo que cuando alguien en el futuro vaya a una playa, la única exposición de la que tendrán que preocuparse es la exposición al sol.

Una vez salí con una chica que nunca había visitado un lugar nudista. Antes de encontrarme, ir desnudo frente a cualquier cosa menos el espejo del baño era impensable. Pero me gustaba mucho y estaba dispuesta a acompañarme en una excursión a Paradise Lakes. Para hacerla sentir a gusto, hice hincapié en que no tenía que ir al natural si no tenía ganas, ya que el complejo era ropa opcional. Pero después de una hora de descansar junto a la piscina, comenzó a sentirse fuera de lugar. Ella estaba en una comunidad diferente, donde todos estaban desnudos. Seguí diciéndole, “Está bien, no te preocupes”, pero finalmente, por vergüenza, se deshizo de su traje de baño.

Puede que no vivamos en un mundo desnudo perfecto, pero Ilmar sí lo hizo, o lo hizo durante la mayor parte de su historia. En Ages of Aenya , imagino un mundo donde la ropa no existe. Cuando este paraíso primigenio se pierde por el cambio climático, Xandr y Thelana se ven obligados a enfrentar la civilización y el prejuicio que proviene de rechazar el cuerpo humano. Puedes leer sobre Ilmar y sus aventuras siguiendo el siguiente enlace. Es la primera fantasía épica naturista escrita por un naturista de toda la vida.

Fuente: The Writer´s Disease (Texto original en inglés). Autor: Nick Alimonos.

Información relacionada:

Viviendo y dejando vivir en el paríso naturista.
El tradicional arte de vivir desnudo en Alemania.
Desnudos en el parque: la cultura del cuerpo libre en Alemania.
El vestido nos hace diferentes.
La ropa evade la belleza natural del cuerpo.
La ropa como herramienta de prejuicios.

La invención del cuerpo. Desnudos, anatomía, pasiones

Vie, 24/08/2018 - 20:34

“Somos maravillosamente corporales”. Esta breve frase del humanista francés Michel de Montaigne expresaba la admiración con que la cultura renacentista descubría un nuevo continente: el hombre y su cuerpo, la parte material del individuo, su naturaleza física, terrenal.

Es una novedad crucial: entre el Renacimiento y la Ilustración va a emerger una “civilización del cuerpo” que ordena el pensamiento, atraviesa las ciencias, golpea los sentidos, se expresa en imágenes violentas o sensuales, e inventa, con ello, un nuevo espacio de sensibilidad y saber. En el curso de estos años, el cuerpo se apodera del escenario de la imagención artística para quedarse largo tiempo, en una trayectoria dinámica de apasionantes cambios y evoluciones.

Haga click para ver el pase de diapositivas.

La exposición, que puede verse hasta el próximo 4 de Noviembre en el Museo Nacional de Escultura / Palacio de Villena, Valladolid, exhibe la inmensa riqueza formal e imaginativa del tema a través de sus múltiples facetas: la componente estética de los tratados anatómicos y, a la vez, el aprendizaje anatómico de los artistas; las conjeturas sobre las proporciones ideales de la figura; el influjo de la estatuaria clásica; la teatralización corporal de las pasiones; la relación entre el desnudo y lo sagrado; el uso contrarreformista del imaginario anatómico como estímulo de la devoción del creyente; la excepcionalidad de la corporeidad femenina asociada a la reproducción y su deslizamiento hacia una observación erótica; el nacimiento del «hombre-máquina»; o, finalmente, el lazo entre color pictórico y apoteosis de la carne.

Reúne casi un centenar de obras maestras: esculturas, dibujos, tratados anatómicos, pinturas, reliquias, muñecos artísticos, fragmentos de retablo, vaciados en escayola o figuras articuladas. Los autores seleccionados —Ribera, Valverde de Amusco, Juan de Arfe, Becerra. Silveira, Crisóstomo Martínez, Maíno, Pedro de Mena, Berruguete o Juan de Juni— prueban el arraigo en España de este fenómeno, si bien da voz a las relaciones con otros focos inspiradores, como el italiano o el flamenco —Vesalio, Bandinelli, Tintoretto, Veronese—, y a artistas extranjeros presentes en las colecciones reales españolas, como Cambiaso o Rubens.

Fuente: Ministerio de Cultura y Deporte.

Más información en el Dossier de Prensa publicado en formato pdf a propósito de esta exposición.

Vídeo relacionado:

Nota: Una vez clausurada la exposición actual de Valladolid, podrá verse nuevamente la muestra en el Museo de San Telmo de San Sebastián, del 23 de Noviembre de 2018 al 17 de Febrero de 2019.

Playa, jóvenes, cuerpos hermosos y mucho nudismo

Dom, 19/08/2018 - 20:32

Randal Kleiser hasta puede no hacer gran cosa que se vea, pero hay que reconocer que su cine es el más comercial estadounidense de las últimas décadas, y que deja una marca indeleble en la memoria colectiva cinéfila a través de obras (y éxitos) como Blue Lagoon, Grease, White Fang, Grandview USA y Summer Lovers.

Haga click para ver el pase de diapositivas.

Un amor de verano (Summer Lovers) es la típica película de verano en la más directa acepción del término. Contiene playa, jóvenes, cuerpos hermosos, mucho nudismo, además de una historia de amor para calentar el ambiente. Pero hay algo que en mucho sobrepasa eso que lo convierte en un espécimen ineludible entre los “summer movies” de la vida.

Y es en eso que Randal Kleiser es maestro, en la creación de un ambiente en el que nos sentimos cómplices y, más que eso, en que sentimos que compartimos lo que los personajes sienten. Pero sobre todo, es el poder de envolver la fantasía que hay en nosotros que hace de este Summer Lovers en una de las más bellas películas de verano de que se tiene memoria.

Una pareja de novios estadounidenses Michael (Peter Gallagher) y Cathy (Daryl Hannah) en el esplendor de su belleza, van a Grecia a pasar el verano en la isla de Santorini donde, a pesar de su amor por Cathy, se siente tremendamente atraído por Lina (Valérie Quennessen, que desafortunadamente murió en un accidente de auto en 1989) una misteriosa y bella arqueóloga francesa.

La belleza exótica de Lina fascina a Michael, y él se ve entre la mujer que él ama, y la mujer que él desea. Pero cuando él revela su conflicto a Cathy, ella sorprende a ambos al enfrentarse a Lina. Lo que surgirá de esa confrontación hará este verano más delirante e instigador de sus vidas.

Un amor de verano no es una gran película pero tampoco es mala. Su falta de éxito al momento de su estreno se debió quizás a que la propuesta argumental era demasiado arriesgada para su tiempo. Los años 70 habían pasado y en los 80 la moral americana ya no era la misma. Una relación amorosa entre un hombre y dos mujeres no era (ni es aún en USA) algo que se acepte, sino por el contrario la sociedad condena. Una cosa es involucrarse con el amor entre una joven virgen y un chico rebelde (Grease) o el despertar de la sexualidad de dos jóvenes perdidos en una isla en el medio del océano (The Blue Lagoon) y otra totalmente diferente un ménage á trois de jóvenes universitarios, más propio de la sociedad europea que de la americana.

Nota: La película puede encontrarse completa para su visualización en Internet.

Información relacionada:

El Nudismo y el Desnudo en el Cine.

El mayor centro naturista de Francia, un poco de historia

Mar, 14/08/2018 - 20:43

En la víspera de los años cincuenta, en el suroeste francés, un terreno desierto se convirtió en el destino vacacional de un grupo de naturistas franceses. En estas 24 hectáreas de tierra quemada no quedaban más que arena y algún que otro árbol calcinado. Nunca se ha dicho realmente lo que pasó ahí: si se trató de un incendio o si el lugar fue víctima de la política de tierra quemada de la Segunda Guerra Mundial, en la que se destruía todo lo que podía ser utilidad para el enemigo. Sin embargo, este lugar fue escogido por Albert y Christine Lecoq para construir el centro Héliomarin de Montalivet-Les Bains (CHM) y así firmar el acto constitutivo de la Federación Naturista Internacional.

Hoy en día, el camping naturista CHM es el mayor centro de naturismo de Francia y cada año atrae a miles de visitantes de todo el mundo. Entre 1999 y 2011, el fotógrafo francés Hervé Szydlowski visitó las instalaciones todos los veranos para, por un lado, fotografiar a los que llevan años acudiendo al lugar y, por otro, encontrar lo que él califica como «el paraíso perdido». Le hice algunas preguntas sobre su serie, que fue presentada en un libro publicado en 2012 por la editorial Michel Husson y que ha sido nuevamente publicada en forma de mapa titulado 33_Montalivet en septiembre de 2015.

¿Me podrías hablar de la época dorada del Centro Hélio-Marin?

Hervé Szydlowski: El centro fue construido en 1950, pero se popularizó en los años setenta. En un principio estaba dividido en diferentes sectores con algunas cabañas; sin embargo, triplicó su volumen y ahora tiene unas 200 hectáreas. En esa época se podría decir que las personas tenían más vacaciones que ahora, porque el verano iba de junio hasta septiembre. Desde su auge, el club ha albergado a más de 20.000 personas. Los naturistas llegaban de toda Europa: Alemania, Holanda, Suiza e Inglaterra, era increíble. Yo no estuve en esa época pero me hablaron mucho de ella. El centro se basaba en la mutualidad: en cuanto una persona se apropiaba de una cabaña, se convertía también en accionista de todo el camping. Así siguió funcionando hasta 2002.

Y luego, ¿qué pasó?

Algunas personas compraron las acciones de viejos pioneros. Luego las revendieron y no cayeron en cuenta de que al hacerlo también estaban vendiendo el pueblo. Se convirtió en una verdadera empresa. Las personas que quedaron como dueños del centro ni siquiera eran naturistas. Por eso, el espíritu del lugar cambió mucho; no era lo mismo. Tocó esperar diez años en los que pasó de dueño en dueño para que reviviera el verdadero sentido del centro.

¿En los años setenta en Francia había otro centro como este? ¿Cómo explicas la popularidad del lugar?

No, de hecho no había muchos centros así. Este tenía un encanto particular y un buen ambiente; por eso a la gente le gustaba quedarse allí. Todavía prevalece un ambiente muy familiar con diferentes generaciones, y a veces podemos ver a los hijos y nietos de los pioneros del naturismo. Sobre la ruta de Compostela hay personas que hemos visto envejecer, jóvenes que vimos crecer y ancianos que nos dejaron. A veces, después de años de visitar el centro, es posible que quieras vivir otras cosas y otras experiencias, pero siempre te darán ganas de volver. Este sitio es como un hogar, por decirlo así.

Hace no mucho vi que quienes frecuentaban el centro se quejaban de la instalación de wifi.

Sí, es complicado. En mi barrio no hay luz y estamos bastante satisfechos con iluminar nuestras casas con velas. Lo que molesta no es el wifi, sino las antenas. Actualmente, se ha convertido en una tarea muy difícil vivir con los valores ecológicos y biológicos naturistas. A pesar de la implementación de nuevas tecnologías en el centro, este todavía está lleno de esas escenas atemporales que se ven en las imágenes. Al mirarlas, no se sabe si se tomaron hoy o hace 50 años.

Llevas más de 12 años visitando el lugar. ¿Ha cambiado tu percepción al respecto?

Desde un punto de vista objetivo, me doy cuenta de que este lugar representa algo que ya no vemos a menudo. Algunas de las personas que estuvieron viniendo durante muchos años ya no vienen, pues las pensiones han disminuido y el canon anual ha aumentado. Por eso, últimamente hay cada vez menos personas de edad a las que me gustaría fotografiar. No son las mismas, pero para ser sincero seguramente es mi mirada la que ha cambiado y quisiera renovar mi trabajo.

¿A qué se dedican los naturistas que van a este centro?

Allí encontramos todas las clases sociales y profesiones: hay profesores, agricultores, abogados, periodistas y hasta sacerdotes. Lo que es interesante es que no podemos saber nada del otro antes de preguntarle. No existe ninguna señal que te indique riqueza o nada por el estilo. Estamos todos juntos y podemos hablar sin preocuparnos del nivel intelectual o económico. Pero por lo general, el naturismo atrae a las personas que son abiertas a cualquier tipo de situación.

Sin embargo, como el lugar es ahora más comercial que antes, no es visitado únicamente por naturistas. Se pueden ver también nudistas (que son las personas que se desnudan porque se quieren broncear sin tener necesariamente valores naturistas). Hoy en día, la población del centro es muy heterogénea.

Fuente: vice.com

Información relacionada:

SOS para “salvar” el nudismo.
Centros Naturistas en el litoral de Francia.
Vivre Nu (En busca del paraíso perdido).

Bodypainting Day

Sáb, 11/08/2018 - 20:49

El Bodypainting Day o Día Mundial del Bodypainting organizado inicialmente en Nueva York es un evento público de arte en el cual un selecto grupo de talentosos artistas pintan los cuerpos de modelos desnudos por espacio de cuatro horas a la vista del público. Su intención es promover la unión de los seres humanos a través del arte, aceptándonos tal cual como somos.

Bodypainting Day impacta a todos los involucrados, desde los artistas y los modelos hasta los miles que lo miran en vivo, o los millones que lo ven en línea, es un evento de arte público en el que un grupo selecto de artistas, pintan en los cuerpos de modelos desnudos durante un periodo de cuatro horas a la vista del público.

“Extendemos los límites de lo que está permitido, lo que es apropiado, lo que es arte y lo que es un cuerpo aceptable (todos lo son). Le da a las personas una sensación de poder y todos compartimos algo que rompe todas las reglas y crea un campo de juego parejo”. Se realiza con el fin de “promover la conexión humana a través del arte”, y para aceptarnos a nosotros mismo con las diferentes culturas, creencias y géneros.

Es un evento sin fines de lucro organizado por gente común, sin distinción de género, tamaño o edad cuya principal motivación es eliminar la vergüenza que usualmente se asocia a algunas partes del cuerpo y a hacer clara la distinción entre la desnudez y la sexualidad, ya que son dos cosas distintas.

Desde 2007, Andy Golub ha pintado cuerpos en las calles públicas de la ciudad de Nueva York en cientos de ocasiones (ver su canal de vídeo en Vimeo). A primera vista, estas actuaciones pueden parecer inocuas, pero en realidad abordan una variedad de problemas sociales:

— Contraste entre el arte y la publicidad en el espacio público.
— Papel del arte callejero versus el arte de la galería.
— Adecuación de la desnudez pública.
— Distinción entre la desnudez y la sexualidad.
— Uso de la forma humana como una identidad estética versus personal.

Estas actuaciones llevaron a arrestos en 2011, que fueron anulados posteriormente. En 2013, el departamento de Policía de Nueva York reconoció que l”a desnudez pública es legal por el arte”. Un año más tarde, con la ayuda de muchas personas de la comunidad nudista y de la comunidad de pintura corporal, Andy organizó el primer Bodypainting Day de la ciudad de Nueva York. Para 2016, Bodypainting Day se había expandido a Amsterdam, Bruselas y San Francisco, después a Amsterdam y Berlin.

En enero de 2017, Andy lanzó la organización sin fines de lucro Human Connection Arts. HCA ahora está produciendo todos los eventos del Bodypainting Day, así como nuevos eventos públicos dinámicos que involucran diversas formas de arte.

El arte de Andy ha tenido un impacto significativo en artistas, modelos y el público. Al construir una junta y personal con talento, Human Connection Arts continuará y expandirá el avance de estos valores.

— Formar una conexión única entre artista y modelo durante la pintura corporal.
— Compartir la conexión y el proceso de transformación con el público.
— Mostrando con el ejemplo que es posible seguir tus sueños o inspiraciones.
— Inventar el espacio público con expresiones artísticas no comerciales.
— Mostrar nuestras vulnerabilidades como modelos y artistas para el público.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Información relacionada:

Canal de vídeo Nude Bodypainting de Tony Santos.
Canal de vídeo Beautiful Bodies de Zerina Philip.
La magia de iluminar el cuerpo.
Nature Nourishes Male and Female Body Paint by Roustan Bodypaint.
Bodypainting-photoart “Door Art”.
Body painting, el arte que viste tu cuerpo.

Las 10 cosas que nunca debes hacer en una playa nudista

Mar, 07/08/2018 - 20:40

La tranquilidad que se busca en estos lugares puede perturbarse si no se siguen unas normas básicas.

Puede que ya lo hayas hecho o que sólo te haya entrado la curiosidad, pero en algún momento u otro todos nos planteamos como sería eso de pasar un día de playa sin ropa. Y es que el nudismo es un estilo de vida que busca la tranquilidad y el contacto con la naturaleza, algo que tarde o temprano nos llama la atención.

Pero aunque no lo creas, las playas nudistas también tienen sus reglas y hay que respetarlas para que los demás no se sientan incómodos u ofendidos.

Desnudarte de golpe

Si es tu primera vez en un lugar de este tipo, no te sientas presionado a desnudarte totalmente nada más llegar ya que puedes sentirse incómodo. En muchas de las playas nudistas la desnudez no es obligatoria y en las que sí lo es siempre dejan unos minutos para que las personas que acuden a ellas tengan tiempo de adaptarse.

Mirar fijamente a los demás

La gente que acude a las playas nudistas busca sentirse libre y cómoda mientras se relaja sin ropa. Por esa razón, tener a tener a otra persona al lado que no para de mirarles fijamente puede hacerles sentir incómodos.

No cuidar el entorno

Las personas que practican nudismo, además de libertad, buscan estar en contacto con la naturaleza. Razón de más para que en las playas nudistas, al igual que en el resto, se exija el respeto y el cuidado del medio ambiente.

No utilizar toallas

La higiene es una parte fundamental de estas playas, al igual que en el resto de lugares públicos. Por esa razón no olvides colocar una toalla debajo de tu cuerpo cada vez que te sientes o reposes en algún sitio público.

Ir a hacer turismo

Las personas que practican nudismo lo hacen como una filosofía de vida, una forma de sentirse libres y entrar en contacto con la naturaleza. Por esa razón, las playas nudistas no deben verse como lugares para hacer turismo o sitios a los que acudes solo a curiosear para contar después alguna anécdota a tus amigos.

No aceptar nuestro propio cuerpo

Las playas nudistas no son lugares a los que las personas acudan para pasear sus cuerpos esculturales de gimnasio. Es más bien un sitio al que la gente acude para aceptar su cuerpo y sentirse libres. Si no te tiendes cómodo en tu propia piel o te incomoda ver gente desnuda, lo mejor será que vayas a las playas convencionales.

Salir de la zona nudista sin vestirse

No está de más recordar que el nudismo sólo se puede practicar en lugares específicos. Así que no te olvides volver a ponerte la ropa cuando salgas de los límites de la playa nudistas. Si no prestas atención a esta regla puedes terminar incluso en la cárcel.

Romper la tranquilidad

Como ya hemos dicho, las playas nudistas son lugares a los que las personas acuden buscando tranquilidad y relajación. Poner la música a un volumen alto o montar un escándalo con tu grupo de amigos está prohibido si no quieres que te terminen echando del lugar.

Sacar fotos

No es habitual sacar fotos en una playa nudista pero no está de más recordarlo. Aunque las personas que acuden a estos lugares son conscientes de que están mostrando su cuerpo a los demás, a nadie le gusta que les saquen fotos sin permiso ya que en muchos casos pueden terminar circulando por la Red. Lo normal sería pedir antes permiso a la persona para que la persona no se sienta ofendida.

No es el mejor lugar para ligar

Por mucho que te emociones y por todas las leyendas urbanas que circulen sobre las playas nudistas y las personas que practican nudismo, estos lugares no son el mejor sitio para ligar. A no ser que la conversación se preste, acercarte a una persona sin ropa puede resultar incómodo.

Fuente: diarioinformacion.com

¿Qué sería de Vera sin el turismo nudista?

Sáb, 04/08/2018 - 05:48

En Teleprensa (diario digital de Almería) he podido leer un artículo publicado recientemente por el Sr. Javier Salvador, titulado “El nudismo no es un deber en Almería”, y creo que el texto exige al menos una reflexión por mi parte y algunas replicas…

Comienza diciendo: “Las zonas turísticas siempre eclosionan por un hecho diferencial que se da en el lugar, algo que la hace distinta. Si ahora quieres triunfar en el nuevo modelo turístico de 18 a 45 años, el hecho de tener una buena ola surfeable o un viento constante para practicar el kitesurf te ayudan una barbaridad para atraer a esos jóvenes de pelo abrasado por el sol tras los que llegan verdaderas oleadas de turistas, como bien pueden contarnos desde el País Vasco o Tarifa. Pero Almería no tiene olas muy surferas que digamos, aunque alguna hay, y las cometas sólo pueden volar de vez en cuando y, cuando lo hacen, suele ser con viento en exceso así que eso, por ahora y salvo que el cambio climático nos haga un regalo envenenado, tenemos que seguir siendo fieles a nuestros referentes en el exterior, nuestros hechos embajadores diferenciales, de eso por lo que hablan de nosotros, y el nudismo por suerte o desgracia es uno de ellos“.

Más o menos de acuerdo en casi todo salvo por la última frase ¿de verdad que el nudismo puede significar una desgracia para el desarrollo del turismo en Almería? Lamentable que haya quien piensa que eso es así y es preocupante, pero lo es aún más el que haya muchas personas que olviden el pasado más reciente y no vean que gracias al nudismo Almería y Vera se han puesto en el mapa de los destinos turísticos.

El artículo continúa: “Almería sigue casi tan mal conectada con el resto del mundo como a los finales de los 70, porque salvo la autovía del Mediterráneo, no hay más cambios que mostrar en este sentido. Y fue precisamente el nudismo, poder quedarse en bolas en mitad de una playa inmensa a la que era difícil llegar, fue lo que hizo de este apartado rincón un lugar especial para una clase de turistas que, normalmente, suelen ser de un poder adquisitivo entre medio y alto”.

Así es, el nudismo fue y es lo que atrae a muchas personas a salvar estas dificultades de comunicación para visitar la provincia, en mi caso, como madrileño, tengo mucho más cerca y con más medios de comunicación las playas de Valencia (entre las que hay algunas nudistas), y si elegí hacer cinco horas y media de viaje hasta Almería y Vera fue por el nudismo en su playazo (que dicho sea de paso no es de las mejores playas del litoral de nuestro país, y está lejos de ser de las más limpias) y por las urbanizaciones nudistas donde invertí en un apartamento para pasar ahí largas temporadas.

“Aquellos años no son éstos, y pese a que las comunicaciones son lamentables la provincia ha sabido crecer lo suficiente para que aquellas playas inmensas en las que podía ir la gente a quedarse en pelotas sin peligro de que nadie les viese la chorra, ahora están dentro de una franja de litoral al que acuden miles de personas. Ya no están solos, y aunque fueron ellos quienes iniciaron el efecto llamada, ahora se ven obligados a compartir su paraíso y eso no les gusta. Como a casi nadie”.

Efectivamente los nudistas fuimos los que llevamos el turismo y los Euros a la provincia y a la localidad de Vera, y lo seguimos llevando, tan solo hay que mirar la ocupación que hay en invierno en la zona cuando esos miles de personas textiles desaparecen de la zona con el fin del verano.

Seguimos: “Así, todos los años viviremos las mismas crisis televisivas hablando de Almería y la guerra entre textiles y nudistas, porque los que usamos bañador también tenemos un nombre para diferenciarnos y no es el de “normales”, sino textiles. Y quizá esté ahí la raíz del problema y el principio de la solución, saber dónde está cada uno y lo que representa”.

Los nudistas siempre hemos sabido muy bien donde estamos y lo que representamos, entre otras cosas riqueza para la provincia de Almería y aquellos lugares que frecuentamos, si que es una desgracia que durante décadas las autoridades de la zona no hayan sabido verlo, valorarlo, promocionarlo y conservarlo, Almería y más concretamente Vera podría haber sido “el buque insignia del nudismo en Europa” pero la estrechez de miras que han manifestado muchas personas durante años han conseguido que eso ya no será nunca. Los nudistas sabemos donde estamos y lo que representamos, algo que parece que los textiles o en sus palabras “normales” ¿es que los nudistas no somos normales? parecen no saber, cuando constantemente invaden con descaro y poca vergüenza las zonas nudistas de ésta y todas las zonas del litoral español, y ¿somos nosotros los que tenemos que saber donde estamos? ¿de verdad?… Increíble.

Más perlas: “Como almeriense estoy muy cansado de que cada vez que bajan cuatro urbanitas sesentones a pasear sus culos y tetas por las playas del levante, monten el mismo lío porque entienden que les limitan cada vez más “sus presuntos” espacios y creen que con ello se vulneran sus derechos, pero la pregunta es ¿qué derechos?”.

Un poco de respeto Sr. Salvador ¿qué es eso de cuatro urbanitas sesentones a pasear sus culos y tetas por las playas del levante…? ¿De verdad usted sabe de lo que está hablando, ha visitado la playa de Vera en su zona nudista? ¿Ha pasado estos días por allí? Y ¿Que ha visto? No tiene usted ni idea de lo que es el nudismo ni de quienes lo practicamos… y desde luego no tiene ni idea de derechos ¿qué derechos? Actualmente en España no hay ninguna ley que prohíba estar desnudos o no en cualquier espacio público (aunque algunos la echemos de menos) incluidos naturalmente las playas, así que hablar de derechos aquí está completamente fuera de lugar.

Y más perlas: Es cierto que hace cuarenta años, cuando estaban de buen ver, eran incluso el atractivo de las playas y los textiles o normales más catetos iban a sus lugares habituales a ver esos cuerpos tersos y jóvenes, creyendo que sólo con estar por allí podrían pillar cacho, en vez de entender que hacían el ridículo y que el nudismo no tiene por lo general ninguna otra connotación. Pero ahora, cuando esas mismas playas están invadidas de familias con niños, la razón de ser de un turismo familiar que se ha convertido en el nuevo hecho diferencial del modelo turístico almeriense, pasan a ser ellos los bichos raros en un entorno más global”.

¿Ha estado usted cuarenta años observando la evolución física de los nudistas para hacer esa observación? Le ha llevado su tiempo Sr. Salvador, y si que comparto una sola cosa con usted, que las zonas nudistas (al igual que las textiles) están invadidas, sobretodo en verano, por familias con niños, o ¿piensa que entre los nudistas no hay familias con niños, qué entiende usted por turismo familiar? O es que el turismo familiar es tal cuando se va vestido con unos centímetros de tela, y entre los nudistas no existe el turismo familiar… lo que hay que leer.

El artículo termina así: “El playazo de Vera, que abarca desde Garrucha a Cuevas de Almanzora, no es una cala cerrada a la que tienes que llegar andando varios kilómetros, un lugar recóndito en el que nadie te va a ver salvo que acuda a propósito, como suelen ser la mayor parte de playas nudistas. Hablamos de una playa casi urbana por todo lo que se ha permitido urbanizar en primera línea, -y esa es otra guerra distinta-, con lo que los nudistas tienen que empezar a entender que esa legitimidad de una minoría no se puede imponer a la mayoría, ni tan siquiera cuando existen esos llamados derechos históricos. De ser así, de poder basarnos en el uso, las costumbres y los derechos históricos no recogidos en la constitución española, Catalunya sería hoy una nación independiente. Y no, no lo es, como tampoco lo puede ser la playa nudista del playazo de Vera”.

Este es el problema realmente, cuando solo los nudistas hacíamos un montón de kilómetros para llegar a Vera desde todos las comunidades autónomas no había problemas, tampoco según usted cuando vamos a esas calas cerradas y casi inaccesibles, en las que con un poco de suerte accediendo “nos abrimos la cabeza y un nudista menos”, no, no se trata de derechos, ni históricos ni de cualquier tipo, se trata de convivencia y respeto algo que los textiles, entre los que le incluyo parecen olvidar con mucha frecuencia.

Juanjo

Información relacionada:

Especulación urbanística y nudismo.
Los naturistas dejan cada verano en Almería tres millones de euros.
¿Vera, capital mundial del nudismo?.
El naturismo: una forma de vida y un negocio al alza.
SOS Playazo de Vera.
Suma y sigue.

Coca-Cola al desnudo: Una campaña exclusiva para nudistas

Dom, 29/07/2018 - 20:40

Curiosa y simpática iniciativa de la marca Coca-Cola para presentar su bebida sin azúcar y sin etiquetas en playas nudistas.

Coca-Cola ha lanzado una creativa campaña denominada “Botella al Desnudo”, tomando como escenario las playas nudistas de Colombia, donde utilizan como recurso creativo la desnudez de la botella como un medio para invitar al consumidor a probar Coca-Cola Sabor Original y Coca-Cola Sin Azúcar sin etiquetas.

La marca realizó una activación BTL como parte de su campaña de verano. En el spot muestra cómo un grupo de personas se sorprenden al descubrir el poder de sus percepciones, que desaparece al probar una Coca-Cola sin su etiqueta.

La campaña consiste en el reto de adivinar cuál es la variante de Coca-Cola que los participantes toman, como puede verse en este vídeo. Esta campaña realizó degustaciones en distintos lugares, como playas y centros comerciales.

Este proyecto está ligado a la estrategia de crecimiento de Coca-Cola, que incluye poner las preferencias y necesidades de los consumidores en primer lugar. Como se había anunciado, la marca planea replantear muchas de sus recetas para reducir el azúcar y hacer que sus bebidas sean con bajo contenido de azúcar e incluso sin azúcar.

Esta idea fue desarrollada por la Agencia Leo Burnett Colombia.

Fuente: mercadonegro.pe

Desnud Arte: Jonathan Pasqué, nu du ciel

Mar, 24/07/2018 - 20:37

Nunca nos quedamos indiferentes frente a un desnudo. Escultura, grabado, pintura, fotografía, cualquiera que sea la forma, el desnudo llama la atención. Ciertamente porque el hombre es un ser sexual. Pero, ¿cómo innovar en este arte que ha pasado por tantas técnicas y estilos? ¡Al propulsarlo precisamente en el aire del tiempo, en la era de los drones!

Fue mientras montaba mi primer dron en 2011 que la idea de nu du ciel vino a mí. Fue entonces cuando empecé en esta área y pasé más tiempo retocando que fotografiando al principio de este proyecto … A lo largo de los experimentos y las reuniones, nació esta serie de imágenes atípicas y estéticas.

Estos cuerpos desnudos vistos desde el cielo, montados en estos paisajes variados, resaltan toda la belleza y riqueza de nuestro planeta. Su desnudez, es como un eco de la fragilidad de nuestro entorno. Para recordarnos que, si la Tierra todavía tiene el aire del Edén, es hora de que cambiemos nuestro estilo de vida y consumo si queremos salvaguardar este verdadero paraíso…

Nu du ciel se exhibió del 12 al 26 de agosto de 2017 en el CHM, Camping Naturista en Montalivet en Gironda, Francia.

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Jonathan Pasqué.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Vídeo relacionado:

Suma y sigue

Vie, 20/07/2018 - 13:45

Esta mañana los usuarios de la zona del Playazo de Vera, contigua a la Playa de Quitapellejos (tan solo las separan uno de los dos espigones que hace años se hicieron en estas playas), nos hemos encontrado con estos desagradables carteles en los que se prohíbe a los nudistas acceder por la mencionada Playa de Quitapellejos ??? algo que tradicionalmente hemos hecho todos los residentes y visitantes nudistas de la zona durante años sin el más mínimo problema entre nudistas y textiles.

Lo que parece ser un capricho del Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora es la manía que les ha entrado durante los últimos tiempos de no dejar en paz a la gente con esa obsesión de legislar y/o prohibir el nudismo en esa playa, sin saber o acaso lo saben pero “hacen de su capa un sayo” que no pueden ni legislar ni prohibir el nudismo en sus playas ni en ninguna, no hay ley ni legislación actualmente que prohíba el nudismo ni en las playas ni en ningún sitio (aunque esto sería tema para un profundo debate) por lo que la colocación de esos carteles a priori puede ser ilegal.

Señores del Ayuntamiento en vez de gastarse el dinero de todos los contribuyentes en poner esos carteles absurdos, y gastar su tiempo en legislar sobre algo que no les corresponde enfrentando además a la gente, pónganse a trabajar en arreglar las deficiencias de la depuradora que tienen estropeada desde hace años y que tantos disgustos nos da en la playa (también en el Playazo de Vera) y tan mala imagen deja cuando el agua “misteriosamente” se pone turbia y aparece una cantidad de basura flotante y grasa que da asco bañarse… esto si es importante para el prestigio de las playas de esta zona, y no el que haya gente que se bañe como vino al mundo y otra que no… en fin suma y sigue, unos ayuntamientos prohíben, otros señalizan, otros autorizan el nudismo en sus municipios… ¿Pero esto que es? Desde luego es de todo menos serio.

Desde estas líneas, como usuario de la zona y nudista, elevo mi protesta y manifiesto mi desacuerdo con la colocación de esos carteles, y animo a quien lea este post haga llegar sus protestas al Ayuntamiento de Cuevas del Almazora a través de su buzón de sugerencias o de su cuenta de Facebook.

Juanjo

Vídeo relacionado:

La noticia en otros medios:

Cuevas del Almanzora cierra el paso a los nudistas de Vera.
Un cartel separa a nudistas y a bañistas con ropa en la playa de Quitapellejos.
Un cartel prohíbe el nudismo en el límite entre la playa de Vera y Palomares.
Vecinos de Vera critican que Cuevas “amenace la convivencia” con un cartel para separar playa textil y nudista.

Información relacionada:

Los perros ganan, los nudistas pierden.
¿Qué está pasando con el nudismo en España?.

Playas (oficialmente) nudistas en el Algarve, Portugal

Jue, 19/07/2018 - 20:29

En Portugal son muy libres sí, pero como invitado que eres mantén el decoro hasta que estés pisando la arena de sus playas naturistas.

“En Portugal somos muy libres”, me contestaba una amiga portuguesa cuando le preguntaba por las playas nudistas del Algarve. También el director de un hotel situado allí mismo, en la barbilla de la Península Ibérica, le quitaba hierro al asunto y me instaba a transmitir que en casi cualquier playa portuguesa bastaría con situarse en uno de sus extremos para no molestar al resto de bañistas con el nudismo.

Pero no, señores, que seamos vecinos e invitados no implica que debamos saltarnos las normas a la ligera, y menos cuando puede haber una multa monetaria de por medio.

Puede que en Portugal todavía quedarse desnudo en una playa que no sea naturista no esté demasiado vigilado, pero también creíamos que pasaba los mismo con las autopistas portuguesas (de peajes electrónicos, sin barreras y sólo con cámaras que graban la matrícula), hasta que un día, de repente, empezaron a llegar las sanciones a los (espabilados) conductores españoles que creían haberse zafado del pago.

Playas (oficialmente) nudistas en el Algarve, Portugal.

Una vez consultadas las fuentes oficiales, la respuesta es clara, tan sólo hay dos playas nudistas oficiales en el Algarve: Praia do Barril, en Isla de Tavira (declarada naturista en 2004), y Praia da Barreta, en Ilha Deserta (declarada naturista en 2011). ¡Pero vaya dos playas! No sufras por falta de espacio o de belleza, los enclaves son idílicos y gigantescos (puedes consultar el resto de playas nudistas portuguesas en este enlace).

Praia do Barril, en la isla de Tavira

Isla Tavira es una de las cinco islas barrera –las otras cuatro son Isla Desierta (o Barreta), Isla de Culatra, Isla de Armona e Isla de Cabanas– que protegen el Parque Natural de la Ría Formosa, que abarca unas 18.000 hectáreas y ha sido elegido como una de las 7 Maravillas Naturales de Portugal.

Parque Natural de la Ría Formosa, estas gigantescas acumulaciones de arena discurren paralelas al continente.

Clasificadas como flechas litorales, estas gigantescas acumulaciones de arena discurren paralelas al continente, como si fueran el jamón york de un sándwich en el que la Ría Formosa sería la rebanada de pan de arriba y el océano Atlántico la de abajo. Es por ello que el acceso a cualquiera de estas playas del Algarve desde las localidades más cercanas implica tener que cruzar la ría, salpicada de lagunas, marismas, canales, salinas y viveros de almejas y ostras.

En el caso en concreto de Praia do Barril (a no ser que vayas directamente en barco desde Tavira), el recorrido no podría ser más pintoresco. Una vez dejes aparcado el coche en la diminuta “aldea turística” Pedras D’El Rei (un conjunto de casitas particulares y apartamentos en alquiler), tendrás que cruzar la ría por un puente peatonal de metal blanco, desde donde se avistan gran cantidad de especies de aves (si tienes mucha suerte incluso la gallina-sultana, símbolo del parque).

Bella estación del mini-tren que lleva hasta la Praia do Barril, con vistas a la ría y al continente.

Al otro lado de Ría Formosa, una vez cruzado el puente, te espera una sorpresa en forma de trenecillo rojo: comboio le dicen los locales (1,30€ el trayecto). Es cierto que en verano es muy turístico, por lo que es preferible caminar unos 15 minutos por el sendero que discurre paralelo a las vías, entre la flora y fauna autóctonas,y leyendo los carteles explicativos sobre las mismas que hay en los laterales. Sin embargo, en temporada baja compartirás asiento con los pescadores de la zona, que van cargados con sus cañas y anzuelos de camino a Armação da Praia do Barril, que se encuentra al final de la vía férrea y da acceso a la playa.

Los armações eran estructuras de pesca fijas que formaban un laberinto de redes para atrapar atunes y la sardinas. El de Praia do Barril, también conocido como de los Três Irmãos, data del año 1841. Luego llegarían las habitaciones, almacenes, barbería, lavadero, escuela, cantina… Fue hogar de una comunidad de pescadores formada por 80 familias hasta que su actividad cesó en 1967.

Cementerio de anclas, en Praia do Barril, junto a la zona de restaurantes, en la que todavía hay que permanecer vestido.

Hoy, estos edificios que dan la bienvenida en Praia do Barril se han convertido en bares y restaurantes: Peixe & Petiscos, Museu Do Atum y Barril Beach Café, que ofrecen gran variedad de platos y evitan el tener que regresar hasta el continente para comer algo. También hay zona de juegos infantiles y, justo al lado, se encuentra el oxidado y sobrecogedor cementerio de anclas, que recuerda con nostalgia el pasado marinero de la zona.

De fina arena dorada y agua cristalina, la Praia do Barril posee bandera azul y se localiza más o menos a mitad de la Isla de Tavira (de 11 kilómetros de longitud), por lo que es bastante menos concurrida que las playas más orientales, cercanas a la localidad de Tavira, desde donde parten los barcos que recorren la ría y acercan a los viajeros hasta la arena (menos de 2€ el trayecto dependiendo de la compañía; los pescadores lo hacen por 1€).

Un kilómetro y medio al oeste de esta pasarela en Praia do Barril está su zona nudista.

Llegar a la zona nudista desde su acceso principal, en Armação da Praia do Barril, requiere caminar por la arena un kilómetro y medio hacia el oeste. Allí, en un entorno más salvaje y desierto, podrás por fin quitarte la ropa y despreocuparte de los toques de atención y las multas.

Si te mueves en círculos nudistas, quizás tus compañeros de práctica ya te hayan hablado de este trocito de playa del Algarve sólo que seguramente se hayan referido a él como Praia do Homem Nu (playa del hombre desnudo), su nombre coloquial.

Recuerda, la zona nudista de Praia do Barril no cuenta con vigilancia ni servicios.

Recuerda que aquí no hay ni servicios ni vigilancia, así que procura ir abastecido de comida y bebida y ten precaución con la fuerza de las olas, que el Atlántico es muy traicionero.

Praia da Barreta, Isla Desierta

En otra de las barreras litorales del Parque Natural de Ría Formosa, en este caso en Isla Desierta, se encuentra la segunda playa nudista (insistimos, oficial) del Algarve. Para llegar a ella deberás tomar un barco en el muelle de Faro, cerca de la muralla de Cidade Velha, su casco histórico.

Un corto trayecto te separa de esta playa salvaje de siete kilómetros de longitud también conocida como Isla Barreta. La empresa Animaris ofrece diferentes modos de recorrerlo: en barco lanzadera compartido con otros viajeros (10€), en barco privado (en ambos casos tarda 15 minutos) o en un ferry que lleva por nombre Praia das Conchas (5€) y tarda 45 minutos.

Estaminé es el único restaurante que hay en Isla Desierta.

También Animaris se encarga de gestionar el único restaurante de la isla. Llamado Estaminé, se ubica donde arriban los barcos, justo en el extremo oriental de la lengua de arena con forma de flecha que es Isla Desierta. En su carta aparecen delicias tales como ensalada de pulpo, ostras de la ría, gambas, almejas al estilo Bulhão Pato (con aceite, ajo, limón y mucho cilantro), pescado del día a la parrilla, arroz con marisco o sólo con almejas…

La increíble y salvaje Praia da Barreta, en Isla Desierta, cuenta con una zona nudista.

Para alcanzar el pedazo de playa en el que está permitida la práctica nudista tendrás que caminar hacia el oeste poco más de un kilómetro sobre una arena formada por minúsculos fragmentos de conchas marinas. Lo localizarás de manera sencilla, ya que coincide más o menos a la altura del Cabo de Santa María (nombre original de la isla), el punto más meridional de Portugal continental.

Carteles que indican la distancia desde el Cabo de Santa María, en Isla Desierta, a varias ciudades del mundo.

En este lugar concreto hay colocada una estructura realizada con palos de madera y adornada con todo tipo de materiales y residuos encontrados en la playa; también con carteles que indican la distancia entre el cabo y diferentes ciudades de todo el mundo.

Es muy ilustrativo ¡e inspirador! conocer los kilómetros que te separan de ese otro tipo de vida en el que te ves obligado a ir vestido. 530 en el caso de Madrid, 1.730 si vives en Londres o los inabarcables 5.616 que hay hasta la mismísima Gran Manzana. Porque ser naturista es una actitud que se lleva dentro, pero que necesita de sitios como Portugal, para poder ser practicada de manera mucho, pero que mucho más libre.

Fuente: Condé Nast Traveler. Autora: Marta Sahelices.

Información relacionada:

Playas Naturistas de Portugal.
Portugal, en la ruta del naturismo internacional.

Naturismo y Deporte Edición 2018

Sáb, 14/07/2018 - 20:44

Practicar deportes en completa desnudez representa la fusión entre el nudismo y el deporte como en la antigüedad, donde todos los deportes se practicaban desnudos.

El hacer deporte desnudo, sobre todo si el entorno acompaña, posibilita que el cuerpo reciba sensaciones que de otra forma no serían posibles, deben ser únicas recibir los rayos del sol, bañarse o cortar el aire desnudo, sumada a la sensación de no llevar nada que sujete ninguna parte de tu cuerpo. Quien ha probado y disfrutado esas sensaciones difícilmente se resiste a olvidarlas.

Sensaciones, momentos e instantes llenos de vitalidad y energía que muestran las 30 fotografías que componen esta exposición temporal de fotografía.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

¿Por qué estamos tan avergonzados por la desnudez?

Lun, 09/07/2018 - 20:46

¿Por qué estamos tan avergonzados por la desnudez?

Como otros irlandeses de mi edad, crecí en una sociedad conservadora. Había reglas de la decencia para vivir, y cualquier grupo que se considerara ajeno a la norma social (miembros de las comunidades LGBT, hippies y personas con diferentes credos) a menudo se miraba con desdén.

Llevé este tipo de puntos de vista conservadores conmigo a la edad adulta. Enseñado a temer mi cuerpo y formas de vida alternativas, nunca imaginé que eventualmente llegaría a abrazar el naturismo.

Apreciando la desnudez

Empecé a apreciar los beneficios de un estilo de vida naturista mucho más adelante en la vida, una vez que mi esposa y yo tuvimos hijos. Cada mes de junio, viajamos en una caravana por la costa sureste.

El clima era a menudo soleado durante estos descansos y la playa cercana solía estar desierta, especialmente durante los días de la semana. Después de nadar, me quitaba los calzoncillos debajo de mi chaleco salvavidas, disfrutando de la estimulante sensación del sol y el aire en mi cuerpo desnudo.

Poco a poco, me volví más valiente y, cuando nadie más estaba a la vista, a menudo me aventuré desnudo en el agua, ocultándome debajo de mi chaleco cuando aparecieron otros. Disfruté tanto de la experiencia que solo comencé a visitar playas muy tranquilas, así podía sentir el agua sobre mi piel desnuda sin perturbaciones. Para mi sorpresa, había otras personas de ideas afines que disfrutaban de la libertad de un estilo de vida sin ropa.

Encontrar aceptación

La primera reunión de la Asociación Irlandesa de Naturismo a la que asistí fue en un baño interior y una sauna.

Supe una vez que me quité la ropa en presencia de otros miembros que no había marcha atrás. Ellos me aceptaron en todos mis defectos. En el naturismo, no hay vergüenza del cuerpo. La desnudez se acepta independientemente de su forma, tamaño o cicatriz. Debido a que todos estamos desnudos, solo vemos a la persona real, no su estado o apariencia.

Como naturista comprometido, ahora vivo este estilo de vida cada vez que es apropiado hacerlo. Abrazar el naturismo me ha hecho sentir más relajado, menos ansioso y más cómodo con mi cuerpo.

Estar desnudo de una manera no sexual, y aprender a aceptar tu cuerpo en todos sus defectos, es una de las experiencias más afirmadoras de la vida que puedas esperar tener.

Beneficios del naturismo

Cuales son los otros beneficios? Los naturistas obtienen más vitamina D al exponer su piel al sol. Estar desnudo puede mejorar la fertilidad en los hombres porque la ropa más moderna, como la ropa interior ajustada y los pantalones vaqueros, reduce el recuento de espermatozoides al matar los receptores nerviosos. El nudismo también reduce el riesgo de ciertas infecciones, ya que la ropa que usamos en el día a día suele ser un caldo de cultivo para hongos y bacterias.

Los jóvenes que crecen en ambientes naturistas se sienten más cómodos con sus cuerpos, es menos probable que se vuelvan adictos a la pornografía y desarrollen una actitud más saludable hacia el sexo opuesto.

Pero no confíe en mi palabra: vaya a una playa este verano y pruébelo usted mismo. Solo no olvides usar protector solar.

Fuente: thejournal.ie (Texto original en inglés). Autor: Pat Gallagher, presidente de la Irish Naturist Association (Asociación Naturista Irlandesa).

Información relacionada:

No lo entenderás de verdad hasta que no lo pruebes.
Desnudismo y sociabilidad.
Necesidad de la experiencia personal.
Desnudarse es bueno para el cerebro.
Desnudez y nudismo.

Las 10 fotografías de desnudo que hicieron historia

Mié, 04/07/2018 - 20:29

El desnudo es uno de los géneros más recurrentes entre los grandes fotógrafos. Usado en la moda, el arte o la fotografía más irónica es protagonista de instantáneas que forman parte del imaginario colectivo del siglo XX.

La historia de esta sesión comienza en 1948, con un pequeño accidente de coche en el que se vio involucrada la joven Marilyn Monroe, y con el fotógrafo Tom Kelley, que le dio a esta un billete de cinco dólares para gasolina y una tarjeta de visita.

Meses después, el 27 de mayo del 49, la actriz se presentó en el estudio del fotógrafo: no le costó convencerla para posar desnuda. Marilin cobró por aquella sesión 45 dólares más los cinco que iba a devolver.

Las imágenes durmieron en un cajón durante algún tiempo. Finalmente, Hugh Hefner se hizo con los negativos para que Marilyn se convirtiese en la primera chica Playboy de la historia. Los casi 54.000 ejemplares de aquel primer número se vendieron en menos de tres semanas. Era diciembre de 1953.

Para esta imagen, tomada en Barcelona en 2003, Tunick logró congregar a unas 4.500 personas (en Ciudad de México reunió 19.000 almas, su propio récord) que posaron para una corta serie desde el amanecer. Aunque sus fotografías urbanas multitudinarias son las más famosas (en Nueva York ha sido arrestado varias veces por montar estas performances), también ha trabajado en proyectos similares con grupos pequeños e incluso con una única persona.

“El violín de Ingres” pasa por ser uno de los desnudos artísticos más destacados de la historia de la fotografía. El artista surrealista y dadaísta retrató la espalda desnuda de la actriz y modelo Kiki de Montparnasse en 1924 (y en muchas otras ocasiones), y luego añadió las dos aberturas de la caja de resonancia de un violín con tinta china, simulando el perfil del instrumento.

De esta lección de pintura, en la que Erwitt fotografía un grupo de estudiantes pintando una modelo… solo que es la retratada la única que va vestida.

Esta fotografía es la última imagen con vida de John Lennon. El 8 de diciembre de 1980 Annie Leibovitz visitó al cantante y a su esposa Yoko Ono en su apartamento del edificio Dakota, frente al Central Park de Nueva York, con el encargo por parte de los editores de la revista Rolling Stone de retratar a Lennon solo.

Horas después Lennon fue asesinado. El 22 de diciembre la fotografía ilustraba la cubierta del prestigioso magacín musical, y en 2005 fue escogida por la American Society of Magazine Editors como la mejor portada de revista de los últimos 40 años.

La cantante Patti Smith es una de las figuras más importantes de la escena punk y rock internacional de todos los tiempos.

Esta fotografía está tomada en 1976, en el loft del fotógrafo en Bond Street, un pasaje del Bowery de Manhattan donde vivían y trabajaban muchos artistas durante los años 70 y al que Smith se mudó ese mismo año.

La fotografía como arte y como medio de expresión le debe gran parte del estatus que alcanzó durante la primera mitad del siglo XX a Alfred Stieglitz.

El fotógrafo y la pintora Georgia O’keeffe intercambiaron correspondencia subida de tono y se vieron tiempo antes de que él se divorciara. El amor que nació entre los dos artistas influyó notoriamente en muchos de los retratos que Stieglitz le hizo a O’Keeffe, entre ellos este desnudo que pasa por ser una de las fotografías más caras de la historia.

“Una buena fotografía de moda debe parecer cualquier cosa menos una fotografía de moda.” Mediante el desnudo, este australiano nacido en Berlín elevó el género a la categoría de arte.

Esta es una de sus fotografías más clásicas: las cuatro modelos desnudas están iluminadas por una luz suave lateral, todas con zapatos de tacón, sin mirar a cámara y con aire de suficiencia, como quitándole importancia a la fotografía.

La iconografía pop de las décadas de los 80 y 90 no sería la misma sin la figura de Herb Ritts.

Ritts, que fotografió a esta modelo desnuda sosteniendo una planta rodadora por encima de su cabeza en 1986, utiliza la similitud del cuerpo esbelto de una mujer con el tronco de un árbol y une dos objetos para construir uno que en realidad no aparece en la escena.

La obra de Edward Weston es una de las más diversas y prolíficas de la historia de la fotografía; no en vano es uno de los autores más influyentes de la primera mitad del siglo XX.

En esta fotografía la postura de la mujer -de recogimiento e introspección, sin mostrar el rostro-, su piel desnuda y la dureza de la luz que baña la escena resaltan la sensación de tristeza y fragilidad.

Fuente: Los 10… de todo!.

Información relacionada:

El desnudo fotográfico desde 1836.
La historia de la fotografía de desnudo.
Maestros del desnudo.

¿Deben censurarse las fotos de desnudos?

Sáb, 30/06/2018 - 20:37

Un fotógrafo ha estado involucrado durante meses en una dura lucha con Instagram y Facebook. Una y otra vez, sus fotografías artísticas de desnudos han sido censuradas.

El fotógrafo británico AdeY ha decidido luchar contra la censura obviamente arbitraria. Según el principio “Siempre hablamos de sexo, pero los cuerpos desnudos nos inquietan o turban”, el artista crea fotos de desnudos cuidadosamente coreografiadas que muestran el cuerpo humano en todo su esplendor sin ser explícitamente sexuales. Las redes sociales en las que AdeY publicó sus fotos parecen incluso más escandalizadas por las obras de desnudo escenificadas de una manera artística que por las representaciones de violencia sangrienta, armas y comentarios racistas, homofóbicos y sexistas.

Mientras que su página de Facebook ha sido eliminada permanentemente de la web, el fotógrafo está en el corazón de un divertido debate con Instagram. Solo desde el 10 de mayo de 2018, el perfil del artista, al que siguen más de 81.000 admiradores, ha sido desactivado cuatro veces antes de ser reactivado. En una carta abierta, que Adey publicó en su sitio web, se dirige a Instagram “Les escribo como un fotógrafo que ha sido silenciado, y en nombre de todos los artistas compañeros que han sido hostigados, censurados y eliminados en Instagram por compartir obras de arte que tienen como objetivo provocar y desafiar al espectador“.

Buena oportunidad para interactuar

“Cuando eliminan una imagen o una cuenta de Instagram completa, justifican eso con querer mantener la plataforma segura. El gran problema con querer censurar todas las formas artísticas de la desnudez es que da la sensación de que ponen la desnudez y el sexo en el mismo nivel”, continúa. Este enfoque, por ejemplo, solo contribuye aún más a ver el cuerpo femenino como un objeto, a sexualizar a las mujeres en general y a verlas como posibles víctimas de abuso.

Sin embargo, Instagram sería una gran oportunidad para interactuar con otros. Hasta el momento, AdeY no ha recibido una respuesta oficial de Instagram a su correo. Su cuenta, previamente desactivada, se reactivó aunque sin comentarios.

Fuente: lessentiel.lu (Texto original en francés).

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: AdeY.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Información relacionada:

El fotógrafo que está constantemente silenciado y censurado por Instagram.
El desnudo fotográfico desde 1836.
Como las fotos de desnudos cambiaron en 1900 la percepción del cuerpo humano.
¿El cuerpo humano no debe fotografiarse?.

Bob Mizer, el fotógrafo que retrató la sensualidad masculina

Mié, 27/06/2018 - 20:51

Originario de Idaho, Estados Unidos, Bob Mizer fue un fotógrafo y cineasta nacido en 1922, comenzó a hacer fotos a principios de los años cuarenta y se concentró en hombres en poses de culturismo o en parejas que simulaban pelear. Con frecuencia las imágenes mostraban los genitales y eran claramente homoeróticas.

Su obra centrada en el desnudo masculino supuso una transgresión a las normas sociales y legales de su época. Las primeras fotografías de Bob Mizer aparecieron en 1942, tanto en color como en blanco y negro, pero en 1947 su carrera se vio salpicada por el escándalo al ser condenado por distribución ilegal de material “obsceno” a través del servicio postal de Estados Unidos. El material en cuestión era una serie de fotografías en blanco y negro, tomadas por Mizer, de jóvenes culturistas llevando únicamente unos taparrabos llamados “posing straps“, un precursor del tanga. Cumplió una condena de nueve meses de prisión en un campo de trabajo de Saugus, Santa Clarita, California. Aunque ahora pueda parecer ridícula la acusación, en su tiempo, la mera insinuación en una fotografía de desnudez masculina no solo era mal vista, también era ilegal.

Los modelos de Bob Mizer no enseñaban mucho más que cualquier otro culturista de por aquel entonces. Era 1945 y la práctica de tomar fotos a estos deportistas se llevaba realizando desde el siglo anterior, pero las imágenes de Mizer insinuaban mucho más que cualquier otra de su género.

Haga click para ver el pase de diapositivas.

En Estados Unidos, la ley marcaba claramente los límites en cuanto a vestuario se refiere. Los desnudos integrales estaban prohibidos, pero a aquellos musculosos hombres no les hacía falta mostrarse de esa guisa. Aun con algo de ropa conseguían esa sutil provocación que hacía que esas fotos fueran diferentes al resto. Bob Mizer sabía del tirón que tenían, especialmente entre el público gay.

Bob Mizer pasó 48 años haciendo fotografías y películas para su Athletic Model Guild, y 41 años publicando Physique Pictoral, la primera y más explícita revista gay de Norteamérica. Sus diarios personales, que llevó desde que tenía ocho años, dan cuenta de su clara elección sexual desde su adolescencia, sin embargo hasta la edad de 42 años siguió viviendo y trabajando en la casa de huéspedes de su madre, en Los Ángeles, donde su estricto código de ética le impidió expresar con libertad sus fantasías. Por eso, durante los primeros 24 años de su carrera, sólo trabajó a blanco y negro y tuvo la precaución de no mostrar jamás un desnudo masculino total. Pero después de la muerte de su madre en 1964, Mizer construyó rápidamente un imperio dedicado a los placeres de la carne masculina, donde fotografiaba hombres totalmente desnudos en colores psicodélicos.

En las décadas del 70 y el 80, el viejo hotel de huéspedes que regentaba su madre en Los Ángeles, y tras el fallecimiento de ésta, ocurrido en 1964 se transformó en el hogar de decenas de sus jóvenes modelos, que vivían al aire libre, en sofás y galerías, junto a pollos, gansos, cabras, monos, estatuas romanas, árboles de Navidad abandonados y todas los imaginables objetos de utilería que utilizaba para su cada vez más importante y extravagante obra cinematográfica y fotográfica.

Llamado a menudo “el Hugh Hefner de la industria editorial gay” por su revista pionera, Mizer influenció figuras de arte y la sociedad del mismo modo que lo hizo Hef; desde David Hockney, quien dijo que una de las dos razones por las que viajó a Norteamérica fue para conocer a Bob Mizer, hasta Arnold Schwarzenegger, actual gobernador de California, quien posó para Mizer en 1975.

Es una figura de culto que en entre los homosexuales tiene carácter heroico. ¿Por qué? La respuesta tiene seis cifras: el fotógrafo estadounidense Bob Mizer (1922-1992) hizo aproximadamente un millón de retratos de hombres desnudos —o casi— y en poses que en los ambientes gay son consideradas sensuales o eróticas.

No fue un artista dotado —sus fotografías tienen acabado de calendario y nula intención estética—, pero se comportó con valentía para desarrollar un cuerpo de trabajo polémico y peligroso dados los tabúes y la persecución moral, social y judicial de los años en los que empezó a trabajar, a comienzos de la década de los cuarenta del siglo XX, cuando hacer fotos de mujeres desnudas estaba consentido (siempre que se camuflasrn como artísticas), pero era impesable publicar desnudos masculinos.

Bob Mizer continuó con su obra, fotografiando hasta morir en 1992 y luchó contra la censura de su época, cosa que podemos agradecer hoy en día al poder disfrutar de sus obras.

Un fotógrafo poco entendido en su época y que hoy podría ser considerado como uno de los representantes máximos de la evolución del arte LGBT.

Bob’s World: The Life and Boys of AMG’s Bob Mizer es el primer libro que celebra, a color, la desinhibida segunda parte de la carrera de Bob Mizer. Más de 250 vívidas fotos están acompañadas de una historia oral, con las colaboraciones de los artistas David Hockney, Jack Pierson and John Sonsini, los fotógrafos David Hurles y Hal Roth, los modelos Ben Sorensen y Andrew Sears, y Wayne Stanley, heredero de la finca Mizer. El libro incluye un DVD de una hora de duración que contiene películas de entre los años 1958 a 1980, especialmente editadas para esta publicación.

Más información en el sitio oficial de la Bob Mizer Foundation.

Información relacionada:

Photovisión nº 13. Objeto: Hombre.
A Celebration of Man.