Inicio de sesión

Info Lugares Naturistas

Distribuir contenido Info Nudismo
Informaciones, documentos, monográficos, noticias, opiniones… Todo el Nudismo, Naturismo y Desnudo Artístico en Info Nudismo.
Actualizado: hace 8 mins 26 segs

La desnudez en el deporte de la antigua Grecia

Lun, 22/04/2019 - 20:43

En la antigüedad, incluso antes de la era clásica, por ejemplo, durante la civilizacón Minoica Creta, el ejercicio atlético era una parte importante de la vida cotidiana. De hecho, los griegos acreditaron varias figuras mitológicas con logros atléticos, y los dioses masculinos (especialmente Apolo y Heracles, patrocinadores del deporte) se representaban comúnmente como atletas. Mientras que la escultura griega a menudo mostraba a los hombres completamente desnudos, apareció un nuevo concepto para las mujeres, “venus púdica” (o parcialmente desnudo), ver “Niké de Samotracia “.

La desnudez en el deporte era muy común, con casi todos los deportes realizados desnudos. Como una tradición probablemente se introdujo por primera vez en la ciudad-estado de Esparta , durante el período arcaico tardío.

La civilización de la antigua Grecia (Hellas), durante el período arcaico, tenía una estética atlética y cúltica de la desnudez que típicamente incluía a hombres adultos y adolescentes, pero a veces también a niños, mujeres y niñas. El amor por la belleza también incluía el cuerpo humano, más allá del amor por la naturaleza, la filosofía, las artes, etc. La palabra griega gimnasio significa “un lugar para entrenar desnudo“. Los atletas masculinos compitieron desnudos, pero la mayoría de las ciudades estado de la época no permitían participantes femeninas o incluso espectadores en esos eventos, siendo Esparta una excepción notable.

Los orígenes de la desnudez en el deporte griego antiguo son el tema de una leyenda sobre el atleta Orsipo de Megara. Hay varios mitos con respecto a estos orígenes; en uno, Orsipo pierde su vestimenta durante la carrera por el estadio de los XV Juegos Olímpicos en 720 aC, lo que le da una ventaja y gana. Otros atletas lo emulan y la moda nace.

La desnudez en el deporte se extendió a toda Grecia, la Gran Grecia e incluso sus colonias más alejadas, y los atletas de todas partes, que se unieron para los Juegos Olímpicos y otros Juegos Panhelénicos, compitieron desnudos en casi todas las disciplinas, como el boxeo, la lucha, pancracio (una mezcla de estilo libre de boxeo y lucha libre, con daño físico serio permitido) -en tales artes marciales, las mismas oportunidades en términos de agarre y protección corporal requieren un uniforme no restrictivo actual, o el desnudo-, stadion y varias otras carreras de pie, incluida la carrera de relevos, y el pentatlón (compuesto por lucha, stadion, salto de longitud, lanzamiento de jabalina y lanzamiento de disco). Sin embargo, los atletas no siempre se presentaban desnudos durante las competiciones de carreras de carros, aunque también hay representaciones de corredores de carros desnudos.

Se cree que está enraizado en la noción religiosa de que la excelencia atlética era una ofrenda “estética” a los dioses (casi todos los juegos cabían en festivales religiosos), y de hecho en muchos juegos era el privilegio del ganador ser representado desnudo como un estatua votiva ofrecida en un templo, o incluso inmortalizada como modelo para la estatua de un dios. Actuar desnudo ciertamente también fue bienvenido como una medida para prevenir el juego sucio, que fue castigado públicamente en el acto por los jueces (a menudo eran dignatarios religiosos) con un fuerte azote. El ofensor estaba desnudo cuando era azotado.

La evidencia de la desnudez griega en el deporte proviene de las numerosas representaciones supervivientes de atletas (esculturas, mosaicos y pinturas de vasos). Famosos atletas fueron honrados por una estatua erigida para su conmemoración (ver Milón de Crotona). Algunos historiadores han insistido en que la desnudez atlética en el arte griego es solo una convención artística, y es increíble que alguien hubiera corrido desnudo. Este punto de vista podría atribuirse a la mojigatería victoriana tardía aplicada anacrónicamente a la antigüedad. Otras culturas en la antigüedad no practicaron la desnudez atlética y condenaron la práctica griega. Su rechazo de deportes vestidos a su vez fue condenado por los griegos como una muestra de tiranía y represión política. Los atletas griegos, a pesar de estar desnudos, parecen haber evitado la exposición de su glande, por ejemplo, mediante infibulación o el uso de un kynodesme o “nudo de perro”.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las imágenes centrales puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Información relacionada:

La desnudez de las culturas antiguas a las modernas.

Desnuda en la ciudad

Mar, 16/04/2019 - 20:48

Desnudarse en público, supuestamente puede ser visto como un acto de locura, gratuito, un desprecio de la decencia.

Pero para las lentes de artistas como Spencer Tunick, Pablo Saborido y Erica Simone (en la fotografía superior) sin embargo, la actitud gana nuevos significados: desnudarse en pleno espacio urbano puede ser, también, un modo de desnudar el propio espacio urbano.

El rey desfilaba en su carruaje, mostrando a la población su nueva y magnífica ropa visible, de acuerdo con los supuestos sastres que la produjeron, sólo por las personas más inteligentes. Y todos aquellos que asistían a la parada, elegantes que son, hacían cuestión de elogiar el tejido, el corte, los colores de la ropa de la ropa excepto un niño que, al notar lo obvio y gritar ¡el rey está desnudo!, hizo que el pueblo comprendiera lo que de hecho estaba viendo: un rey desnudo.

Por diferentes razones -sociales, políticas, culturales, económicas-, la distinción entre lo que es público y lo que es privado se vuelve cada vez más complicada. Poca gente sabe, hoy en día, lo que pertenece al terreno de uno y otro. Al mismo tiempo causa, consecuencia y “solución” de los conflictos urbanos, la construcción de centros comerciales y condominios cerrados, por ejemplo, acabó transformando la ciudad en un lugar repleto de muros y cámaras de vigilancia y vacía de encuentros y de visibilidad. Estamos tan encerrados en nosotros mismos que los demás o el otro son de cierta manera invisibles en nuestro día a día.

Y es justamente el encuentro o el contacto directo, sin barrera alguna entre hombres y mujeres de la ciudad que el norteamericano Spencer Tunick promueve al registrar multitudes de personas desnudas en diversos lugares del mundo.

“En aquel momento”, dice el arquitecto André Goldman, que participó en la performance realizada por Tunick en 2002 durante la Bienal de São Paulo, “a pesar de estar en el mismo espacio y en el mismo cuerpo de antaño, vivía nuevas experiencias sensoriales y, sobre todo, sociales y culturales sólo por estar desnudo. La pérdida de la noción de lo prohibido en relación a las “partes íntimas” me hizo perder también el exceso de erotización relacionado al sexo. Estábamos, de hecho, todos desnudos y despreocupados del sexo o la vergüenza: ¡era natural!”.

Mientras Tunick fotografía colectivos, aglomerados de personas desnudas, Pablo Saborido, argentino radicado en São Paulo, retrata a individuos desprovistos no sólo de ropa, sino también de la convivencia con el otro. En la serie Construcción-Desnuda, muestra seres desnudos y solitarios insertados en lugares vacíos y silenciosos de ciudades como São Paulo, Buenos Aires, Barcelona, París o Jerusalén.

“Pienso que mi trabajo sugiere un desajuste entre el hombre y el espacio que él habita, así como la lucha para conseguir reestablecer un equilibrio”, comenta el artista. “Es un trabajo optimista, que cree en el éxito de esa demanda”.

Desnuda con la mano en el bolsillo

La francesa radicada en Nueva York Erica Simone, a su vez, realizó una serie de autorretratos llamados Nueva York, en la que se muestra desnuda, a veces con un zapato o una bota, a veces con una bufanda, un guante u otro accesorio en espacios públicos de Nueva York. “La idea es evocar un cuestionamiento básico sobre la utilidad social de la ropa”, afirma. “La moda tiende a hablar por nosotros, antes incluso de tener una oportunidad de decir algo. Segrega y nos congrega de varias maneras, es un lenguaje silencioso y global. Yo quería ver cómo la gente se sentiría en las calles sin el amparo de ese lenguaje, entender lo que sería, en fin, la vida desnuda”.

Claro que el desnudo en el arte no es novedad. Lo interesante de estas obras, sin embargo, es en que ellas no se trata la dimensión de lo erótico, lo sensual o lo pornográfico. Tanto el cuerpo colectivo de Tunick como los cuerpos solitarios de Saborido, por ejemplo, hacen que paremos para pensar en las relaciones que tenemos con nosotros, con el otro y con la ciudad. Y, al mostrarnos en nuestro estado más primitivo, desnudan, de una manera al mismo tiempo poética y política, la actual lógica del público y del privado.

Fuente: Os Naturistas (texto original en portugués).

Información relacionada:

Desnud Arte: Spencer Tunick, el fotógrafo de las multitudes.
Naturista ¡la ciudad es tuya!.

Sauna: una pasión finlandesa

Mié, 10/04/2019 - 20:56

En Finlandia existen 1,7 millones de saunas para una población de 5,2 millones, es decir, una sauna para cada 3 habitantes.

A partir de ahí es posible percibir la pasión de los finlandeses por la sauna. Más que simplemente un momento de ocio, la sauna es una tradición centenaria, a la que se le atribuyen poderes medicinales ya que el calor propicia una mejor circulación sanguínea además de la relajación y alivio de dolores musculares.

La sauna finlandesa consiste en una pequeña sala, con paredes, techo y suelo cubiertos por tablas de madera, y una especie de grada para sentarse. El calentamiento se realiza a través de un calentador eléctrico en una caja cubierta por piedras, sobre las cuales se echa agua para generar vapor. Este vapor es increíblemente caliente, haciendo que la temperatura en la sauna quede entre 80 y 100 grados.

El ritual de la sauna finlandesa generalmente sigue los siguientes procedimientos: La palabra sauna es la palabra proveniente de la lengua finlandesa más conocida en el mundo. Con toda razón, en la cultura finlandesa la sauna tiene una posición incontestable en la vida del día a día. En la cultura tradicional en el campo la sauna era un lugar de multiuso universal para todo tipo de actividades sociales y sanitarias. Además de la cocina era sólo en la sauna que se encontraba agua caliente para baño o lavado de la ropa. El agua caliente también era (y sigue siendo) un componente esencial a la hora del parto, un acto que era siempre conveniente hacer en la sauna, un lugar bien protegido de los ojos de los otros componentes de la familia. Todavía hoy vive un buen número de personas en Finlandia que nació en una sauna de madera de campo.

La función más importante es la social. La sauna privada siempre es un lugar ideal para hacer amistades y chatear. Un buen anfitrión ni puede negar a su huésped finlandés el placer de un baño de su sauna antes de sentarse a cenar. Si no son muy amigos antes, seguramente lo serán después, porque la sauna es la mejor manera de sacar cualquier frialdad humana. Por la misma razón la sauna es el mejor lugar para cerrar negocios. En la sauna no es necesario temer a alguien que tome notas o grabe cintas. Por lo tanto, todas las empresas finlandesas poseen una sauna corporativa. El Ministerio de Relaciones Exteriores tiene dos en Helsinki, y al menos una en cada embajada en todo el mundo.

En contraste con los preconceptos de algunos, la sauna no tiene una función erótica. En los países nórdicos en general la desnudez no se asocia automáticamente con el erotismo. Los amigos o miembros de la familia están acostumbrados a aparecer desnudos entre sí en algunas situaciones y la sauna es uno de los más importantes. Las ocurrencias de sexo en una sauna deben existir, tanto como existen en baños, ascensores, cocinas, y otros espacios menos asociados con actividades eróticas.

No es ninguna habitación climatizada del tipo turco o sueco lo que es considerada una sauna por los finlandeses. Una sauna verdadera tiene una banca elevada, siempre de madera apache, para sentarse alto en las partes más calientes de la sala. El horno, que puede ser calentado a leña o por electricidad, tiene que quedarse dentro de la sala y tiene que ser cubierto por piedras. La sauna verdadera no es muy vaporizada antes de entrar, pero sí a la hora del baño cuando está hecho el vapor. Un finlandés no cree que valga la pena entrar en una sauna que no esté previamente calentada a los 70° C como mínimo.

En Finlandia hay saunas en todas partes. En un apartamento de una sola habitación puede caber una pequeña sauna. Todas las casas tienen saunas, en las ciudades prevalecen las eléctricas. La más típica sigue siendo la sauna del campo al lado de un lago o de un islote en el Mar Báltico. Casi toda familia tiene acceso a una u otra casa de campo, siempre construida con una sauna. La noche luminosa del verano boreal es el mejor contexto en el mundo para una barbacoa con amigos, después de tomar un baño de sauna, por supuesto.

Fuente: osnaturistas.com (texto original en portugués).

Información relacionada:

Naturist Wellness with Danish Naturists in Frederiksberg Swimming Bath.
How to Onsen.

Desnud Arte: Neil Curtis

Jue, 04/04/2019 - 20:39

El arte de Neil Curtis es una combinación de pintura, performance, fotografía y cine. Pero el centro de su trabajo es el cuerpo humano desnudo y pintado.

Inspirado por el performance y el arte experimental de Wiener Aktionismus (el accionismo vienés) de finales de la década de 1960, Curtis intenta subvertir el conformismo general, liberando a las personas de la “ropa” que limita su vida cotidiana.

El artista con sede en Viena cubre la piel humana, de la cabeza a los pies, usando hasta 10 capas de pintura durante lo que a menudo es una sesión agotadora para sus modelos.

Neil Curtis emplea el bodypainting para transformar el cuerpo de hombres comunes en obras de arte. En su más reciente proyecto, una serie de performances llamada “Replace clothes with paint” (Cambiar ropas por pintura), aparecen modelos vestidos con ropa de hombres comunes; los ubica en una silla, para luego desvestirlos, y cubrirles el cuerpo entero con pintura negra. En una sesión negra, el cuerpo del modelo se pintará paso a paso con pintura negra hasta cubrir toda la superficie de la piel.

“Es una transición simbólica”, dice Curtis, “desde un mundo definido por las reglas sociales en que todos vivimos, hasta el mundo del arte, de mi mundo teórico painted-world”.

Otro efecto secundario de su trabajo es desafiar el miedo a la desnudez durante un proceso de arte en el que los modelos normalmente se vuelven cada vez más participativos, perdiendo cualquier tipo de inhibición.

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Neil Curtis.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

La moda al desnudo

Lun, 25/03/2019 - 20:40

¿Tu representante te dijo que vas a estar desnuda? La pregunta es lo primero que escucha la modelo cuando entra al estudio del fotógrafo. Y no, no se lo dijo. Tras algunos segundos de duda, acepta sacarse la ropa y después de ella vendrá otra, y otra más. Rubias, morenas, pelirrojas: todas posan al natural frente a la cámara de David Bellemere, un famoso fotógrafo francés de 45 años, habitual de las portadas de revistas como Lui, Vogue, Elle o Marie Claire, en cuya obra se enfoca Desnudo/Nude, el documental de 2017 estrenado en Flow. “Parece una obsesión”, dice alguien sobre la manía de Bellemere por retratar a mujeres jóvenes sin ropa, y en el trabajo del artista, a veces amoroso y a veces sádico casi hasta la tortura, se refleja un debate de actualidad rabiosa: los límites difusos entre la exigencia y el abuso.

Si fuera cierto el dicho del tango, que primero hay que saber sufrir para después amar, estas chicas jovencísimas pagan por adelantado sus derechos de piso. La promesa es llegar a top models para conseguir el amor como se entiende ahora: la adoración ajena (o unos cientos de miles de seguidores en redes sociales, que es básicamente lo mismo). El documental muestra el proceso artístico para realizar un calendario sofisticado de desnudos para el que se anotan dos mil postulantes de las que quedarán, lógico: doce, una por mes. Al principio se trata de “desnudos muy cuidados”, como diría el lugar común de cualquier viejo productor, pero después las cosas se enrarecen. “Hay algo encantador y seductor en descubrir a alguien”, asume Bellemere, un admirador entusiasta de las mujeres que busca en Instagram a chicas lindas con menos de quinientos seguidores. En su vocación de Pigmalión, el hallazgo pasa por convencerlas de desnudarse ante la cámara para transformarlas en otra cosa: mujeres sin voluntad ni contenido, estatuas de piel y hueso. El fotógrafo se convierte en un escultor de lo intangible: modela sus Venus con imágenes compuestas por millones de píxeles.

“Cuando veo un cuerpo lo veo como una forma que amo pero que a veces debo corregir”, dice Bellemere y la cámara de Tony Sacco, director de Desnudo/Nude, enfoca las evidencias sutiles del hostigamiento que el artista ejerce sobre sus modelos: las congela en una pose dolorosa, las reprende con palabras agrias, las envuelve en hilos filosos hasta hacerlas sangrar. Con la excusa creativa, el fotógrafo se transforma en un pequeño gran dictador. “El suyo es un proceso de sumisión”, reconoce el editor que contrató a Bellemere para fotografiar el calendario: “Su método es romper a las modelos y armarlas de nuevo”.

En el negocio de la música se dice que los autos de los productores están tapizados con la piel de los artistas: la moda es una industria construida con mujeres de arcilla. Y aunque el afán de Desnudo no sea la denuncia, es valioso como documento de época porque confronta las distintas percepciones de la desnudez en el arte y muestra la agonía de un sistema infame donde un hombre en posición de poder somete a las mujeres hasta la vergüenza moral o el calvario físico. Lo que es moda no solo incomoda: a veces, también duele.

Listamanía: Cinco fotógrafos de desnudos que marcaron una època

1. Alfred Stieglitz

El pionero de la fotografía erótica: a principios del siglo XX, los retratos de su esposa, la artista Georgia O’Keeffe, inauguraron un estilo íntimo para el desnudo femenino.

2. Richard Avedon

Desde los 50, sus imágenes de famosos estetizaron el cuerpo humano con sombras y claroscuros: entre ellas, la célebre de Nastassja Kinski envuelta en una pitón.

3. Robert Mapplethorpe

En blanco y negro, una imaginería visual de los años 80: flores y desnudos, con especial predilección por los miembros masculinos sin retoques ni disimulos.

4. Joyce Tenneson

Empezó como modelo de Polaroid y se convirtió en una de las fotógrafas más célebres de los Estados Unidos por sus retratos de mujeres virginales o divinizadas.

5. Terry Richardson

La crudeza de la era Instagram: sobre paredes blancas y reventados por el flash, cuerpos desnudos sin sutilezas. Hoy está acusado de abusos a muchas de sus modelos.

Fuente: La Nación. Autor: Nicolás Artusi.

Dejé de ver gente desnuda y solo vi personas

Mar, 19/03/2019 - 20:32

Muchos no naturistas todavía piensan que el naturismo no es para ellos. Que es para personas extrañas, personas de cuerpo perfecto o cualquiera de otros grupos de exhibicionistas. Por supuesto, la mayoría de los naturistas no se sienten así, y si hay, como en cualquier otro grupo, bichos raros, cuerpos perfectos y swingers, es una minoría dentro de nuestra propia minoría. Simplemente estamos haciendo cosas “normales” y llevando a cabo actividades “normales”, como personas “normales”. La diferencia es que amamos hacerlos desnudos. Y existen buenas razones que yo, por ejemplo, describí en “10 razones por las que soy nudista“.

Sin embargo, cuando la prensa principal describe la experiencia naturista, es algo que debemos valorar y compartir. La publicación “lo que aprendí sobre la positividad corporal al correr desnuda” es una de esas piezas que deberíamos compartir ampliamente. Eso explica un viaje. Un viaje de positividad corporal que pasa por el naturismo y ayuda a aceptar quién era realmente la autora. Dos citas en este artículo me llamaron la atención. El primero es el que utilicé como título de este artículo:

Dejé de ver gente desnuda y solo vi personas

Es lo que más sienten los naturistas cuando están en un ambiente naturista. La gente a veces mezcla el naturismo y el exhibicionismo. Cualquiera que fue a un complejo naturista sabe que el naturismo es lo opuesto al exhibicionismo, ya que no hay nada sexual en estar desnudo en un entorno naturista. Todos somos personas, y naturistas son personas que se sienten cómodas desnudas con los demás. No por el hecho de ver o ser visto, sino por sentirse cómodo con la propia piel. Y solo somos personas normales.

El nudismo social no se trata de ver y probar, se trata de experimentar

Y las experiencias son lo que todos estamos buscando. Experimentar el nudismo experimenta una comodidad increíble. No solo físico, sino psicológico. Sabiendo que somos lo que somos, a pesar de nuestros defectos, nuestros cuerpos imperfectos, nuestra naturaleza humana. Y la autora del artículo expresa esto maravillosamente con el siguiente extracto:

No es frecuente en su vida que grandes grupos de personas lo acepten abiertamente y lo animen a pesar de cómo se ve su cuerpo o su capacidad física. He corrido muchas carreras, y ese tipo de amor genuino y aceptación simplemente no está en la multitud.

Esto es lo que hace que el naturismo sea un estilo de vida increíble. No te juzgan por cómo te ves, por cómo te vistes o por el grosor de tu billetera. Solo te dan la bienvenida por quién eres, no por lo que eres. Esta es una razón por la cual los naturistas sonríen más, aceptan más y son más amables. Y es la historia que debemos contar a los no naturistas. El naturismo se trata de aceptación, comodidad y felicidad.

¿Qué piensas? Deja un comentario!

¡Desnudate, mantente al desnudo, vive desnudo y comparte el amor desnudo!

Fuente: Naked and Happy (texto original en inglés).

Información relacionada:

¿El guapo que se desnude, y que “se mueran los feos”?.
No lo entenderás de verdad hasta que no lo pruebes.
Necesidad de la experiencia personal.
Desnudarse es bueno para el cerebro.
Lo que la desnudez es para cada uno de nosotros.
Me quité la ropa y los prejuicios para pasar un día en un camping nudista.

La evolución del concepto de belleza femenina a lo largo de la historia

Mié, 13/03/2019 - 20:50

La belleza, esa noción abstracta que se le puede atribuir casi a cualquier cosa que sea capaz de provocarnos placer sensorial, intelectual o espiritual.

Dicho esto, cualquier cosa que nos estimule y sea dichoso ante nuestros ojos, puede considerarse belleza. Pero siempre será una belleza personal e intrasferible tan solo aplicable al ojo que la contempla. Y por ello, quizá, existan y se hayan creado cuerpos diversos, figuras humanas de distintos tamaños y estilos para satisfacernos a todos. Porque para gustos están los colores.

La CNN ha llevado a cabo recientemente un proyecto junto a la artista Anna Gingsburg, en el que se celebra la diversidad del cuerpo femenino con el propósito de eliminar complejos, pero, sobre todo, borrar los ideales y estereotipos que nos impone la sociedad. Un vídeo llamado ¿What is Beauty? (¿Qué es la belleza?) en el que se muestra cómo han ido cambiando los cánones de la belleza femenina a lo largo de la historia de la humanidad.

Y mientras a las mujeres se nos dice todo el tiempo que nos amemos a nosotras mismas, al mismo tiempo la sociedad moldea el cuerpo femenino a su antojo, siendo extremadamente difícil ir al compás. Porque lo cierto es que no debería existir un compás, ni tampoco deberíamos dejarnos llevar por él.

Existen brazos más delgados, más gruesos, caderas estrechas, más anchas, piernas cortas, piernas largas y senos de todos los tamaños, por lo que por mucho que la sociedad imponga su ideal de cuerpo femenino, creemos que nunca acertará.

Fuente: culturainquieta.com

Un espacio seguro para las mujeres y nuestros cuerpos

Jue, 07/03/2019 - 20:34

Vivimos en un mundo donde los cuerpos de las mujeres están constantemente sexualizados o deshumanizados, o con frecuencia ambos. No se nos permite existir independientemente de la mirada social (particularmente masculina). Somos vistas y perseguidas en contra de nuestra voluntad, o somos ignoradas y rechazadas, o somos objeto de chanzas o burlas, hay una cosa que es verdad para casi todas las mujeres: no se nos permite vivir libremente en nuestros cuerpos y nuestras vidas. Constantemente debemos adaptarnos para protegernos, protegernos y hacernos menos objetivos a medida que avanzamos en nuestra vida cotidiana.

Vivimos en una sociedad en la que niñas de tan solo 5 años creen que son “demasiado gordas”. A las niñas y mujeres constantemente se nos dice que nuestros cuerpos no son “lo suficientemente buenos”, en una miríada de formas rentables por una gran cantidad de compañías e instituciones a cambio de nuestro dinero, y a menudo por parte de familiares, socios, amigos e incluso extraños al azar en alguna apuesta por el poder u otras razones. Los niños y los hombres se socializan para pensar que las niñas y las mujeres deberían verse de una determinada manera y que nuestras vidas y cuerpos existen únicamente para su beneficio y placer. Muchos niños y hombres miden el valor de las niñas y mujeres por su apariencia. Todo este sistema es doloroso e irrespetuoso y destructivo para todos.

Uno de los pocos lugares seguros del mundo para mujeres y nuestros cuerpos son los centros y complejos nudistas, ideales para familias. ¿Puedes imaginar un lugar donde se sienta segura una mujer que camine desnuda y sola por la calle, en medio de la noche y que esté completamente libre del temor de ser abordada, atacada o involucrada de alguna manera no deseada? ¡Eso es difícil de imaginar para una mujer completamente vestida en la mayoría de las áreas! Pero esa es la realidad en el complejo nudista. Porque el complejo nudista es el único lugar en la tierra donde los cuerpos de las mujeres no están sexualizados ni deshumanizados, sino respetados y honrados.

Escuchar a no-nudistas difundir conceptos erróneos de que los centros turísticos nudistas son para intercambio de parejas o decir cosas como “no puedes dejar de ver eso” es dolorosamente ofensivo para mí. No solo la ignorancia, sino la denigración y la falta de respeto de algo que en realidad es tan hermoso, inocente, natural e incluso sanador. Es como empujar los valores típicos patriarcales y misóginos de nuestra sociedad a un lugar que en más formas que en cualquier otro lugar del mundo ha hecho grandes progresos para escapar de la asfixia del miedo / control del cuerpo humano natural. Honestamente, ¿cómo se atreve alguien a exclamar que la visión del cuerpo desnudo de otro ser humano es repulsivo? ¡Eso es un ser humano! lo cual es algo que los nudistas parecen reconocer más que otras personas: lo sagrado del ser humano y del cuerpo humano. Vemos a la persona más que a la condición social o cualquier privilegio que su cuerpo pueda o no pueda conferirles en la sociedad regular.

Y luego vienen los chistes de “salchicha”. Suspiro. Algunas personas no pueden concebir una visión inocente, respetuosa, respetuosa y natural de la desnudez. Se sienten obligados a atar la desnudez a la sexualidad y, en su incomodidad, a empezar a hacer bromas e insinuar. Las mujeres no pueden ir en topless o desnudas en la mayoría de los lugares debido a este tipo de sexualización de la desnudez. Incluso a los hombres se les niega el disfrute inocente de sus cuerpos naturales y desnudos. Muchos hombres se sienten envalentonados por nuestros valores sociales típicos para ser groseros, detestables y tener derecho a vocalizar y juzgar cuerpos femeninos, ya sea que estén desnudos o vestidos por completo, lo que hace que sea difícil y a menudo temeroso vivir en el cuerpo de una mujer en esta sociedad. ¿Cómo podemos vivir de manera poderosa y auténtica cuando ni siquiera se nos permite el dominio sobre nuestros propios cuerpos?

Los nudistas saben que la desnudez no es igual a la sexualidad y, lo que es más importante, que la desnudez no equivale a ningún tipo de consentimiento. No dar consentimiento para mirar, no dar consentimiento para tocar. Los nudistas parecen entender la dignidad humana básica y el respeto de una manera más profunda que la mayoría de las personas. Quizás el nudismo no es para todos, pero seguro sería bueno si los no nudistas desarrollaran este nivel de comprensión del respeto, el consentimiento y lo que significa desnudez / no significa. Quizás entonces un día, todos podamos sentirnos seguros y libres de vivir en nuestros propios cuerpos y vidas como lo elijamos.

Y un día, me gustaría hablar sobre la sexualidad y el empoderamiento de las mujeres … ¡que es otro tema completamente diferente!

Fuente: Freekat2 (Texto original en inglés). Ilustraciones originales del artista checo Roman Bureš.

Información relacionada:

El naturismo proporciona igualdad entre hombres y mujeres.

Desnud Arte: Alice Neel

Lun, 04/03/2019 - 20:49

Alice Neel, una persona inquebrantable, fue testigo de un desfile de movimientos vanguardistas del Expresionismo Abstracto al Arte Conceptual , y se negó a seguir ninguno de ellos. En su lugar, desarrolló un estilo único y expresivo de pintura de retratos que capturó la psicología de las personas que viven en Nueva York, desde amigos y vecinos en el Harlem español, hasta celebridades. Parte de lo que hace de Alice Neel una de las mejores retratistas estadounidenses del siglo XX es su rechazo de las categorías tradicionales (género, raza de edad, estatus social, etc.). Ella no presume lo que no sabe. Ella observa a cada sujeto con un ojo nuevo. Las ideas de Neel sobre la condición humana nunca flaquearon, permaneciendo directas, inquebrantables y siempre empáticas.

Los tipos menos interesantes para Neel son las personas tipo “Andy Warhol” y los hijos de su vecino que están sujetos al mismo nivel de escrutinio, curiosidad y evaluación psíquica. “Si no hubiera sido artista, podría haber sido un psiquiatra”, dijo una vez.

En un momento en que estaba profundamente pasado de moda, Neel persistió en ser una pintora de figuras y una retratista. Mientras estaba completamente absorta en la escena artística de Nueva York y conectada con sus principales innovadores, se mantuvo firme en su elección de estilo y temática, sin dejarse llevar por un mundo del arte que favorecía la abstracción. Ella persistía en hacer un trabajo que le agradaba, independientemente de lo que pensaran. En este sentido, ella se parece mucho a otro gran retratista: Vincent van Gogh.

Neel era virtualmente desconocida y solo tuvo un puñado de exposiciones individuales antes de 1970. En las últimas dos décadas de su vida, tuvo sesenta. Esto no se debió únicamente a la fuerza de su trabajo, sino a un cambio sísmico en el mundo del arte, que había comenzado a reconocer los logros de las minorías y las mujeres.

Mientras prolífica, Neel parece haber estado relativamente desinteresada en el auto-marketing. En este sentido, ella es diferente de muchos otros artistas exitosos de su generación, particularmente mujeres, que tuvieron que trabajar especialmente para hacerse notar por los críticos.

Fuente: theartstory.org (texto original en inglés).

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Alice Neel.

Video relacionado:

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Miedo a desnudarse

Mié, 27/02/2019 - 20:43

Miedo a desnudarse (deshabiliofobia): causas, síntomas y tratamiento

Los seres humanos sentimos muchas emociones, algunas agradables, y otras que no lo son tanto pero que, aunque a veces no lo parezcan, son adaptativas y tienen una funcionalidad. El miedo es una emoción que nos pone en modo alerta, para que, ante un peligro, podemos reaccionar con rapidez. Por tanto, es una emoción adaptativa, pero que el contexto actual, puede aparecer muchas veces de forma irracional, causando una gran sensación de ansiedad y malestar. En estos casos se habla de un trastorno fóbico.

Fobias hay de muchos tipos y aparecen frente a muchos estímulos. Hoy hablaremos de la fobia a desnudarse, una fobia que puede ser incapacitante y que puede perjudicar seriamente a una persona a la hora de tener relaciones sexuales.

Que es la fobia a desnudarse

Las fobias pueden clasificarse de diferentes maneras. Se suele hablar de tres tipos de fobias: agorafobia, fobias específicas y fobias sociales. La deshabiliofobia pertenece a este grupo. Más sobre qué es una fobia social: “Fobia social: ¿qué es y cómo superarla?”.

La fobia a desnudarse, además, pertenece a las conocidas como fobias sexuales, que son aquellas que interfieren en la conducta sexual normal de una persona. Las personas con miedo a desnudarse pueden pasarlo realmente mal en situaciones en las que deben de quitarse la ropa, ya sea en un gimnasio o a la hora de tener relaciones íntimas con otra persona. En casos extremos, la fobia puede aparecer pese a que no hay nadie cerca, simplemente al imaginarse a alguien mirando cuando el afectado está desnudo o cuando hay alguien cerca pero no necesariamente en la misma habitación.

Causas de esta fobia

La causa más frecuente del desarrollo de esta fobia es el haber sufrido una experiencia traumática, generalmente en la intimidad de un baño o en un vestuario, o en una situación relacionada con la desnudez. Este miedo se produce, por tanto, como fruto de un aprendizaje, concretamente por condicionamiento clásico, un tipo de aprendizaje asociativo que inicialmente investigó el fisiólogo ruso Ivan Pavlov.

Ahora bien, uno de los experimentos más importantes de la historia de la psicología y en el que John Watson logró que un niño pequeño, de nombre Albert, desarrollase una fobia, se produjo en 1920 en Estados Unidos.

Más sobre las características del condicionamiento clásico en nuestro artículo: “El condicionamiento clásico y sus experimentos más importantes”.

Otras causas del miedo a la desnudez

Ahora bien, esta fobia es compleja, como el resto de fobias sociales. Algunos expertos afirman que existe relación con una baja autoestima y una imagen distorsionada del propio cuerpo, lo que se conoce como trastorno dismórfico corporal. Un trastorno en el que la persona que lo sufre siente una preocupación exagerada por algún defecto (normalmente imaginario) en una característica física del cuerpo. Estas personas sufren una gran ansiedad cuando han de mostrar su cuerpo a otras personas en intentan evitar aquellas situaciones en las que deben de desnudarse delante de otras personas.

Las fobias también pueden desarrollarse por condicionamiento vicario, es decir, por observar experiencias desagradables en otras personas. El condicionamiento vicario posee características diferentes al aprendizaje por observación. Más informaión en: “Condicionamiento vicario: ¿cómo funciona este tipo de aprendizaje?”.

Por último, los expertos afirman que los seres humanos estamos biológicamente predispuestos a sufrir fobias, pues el miedo es una emoción adaptativa que no responde a argumentos lógicos. El motivo de esto es que se produce por asociaciones primitivas y no cognitivas.

Síntomas de la deshabiliofobia

Las fobias, pese a haber diferentes tipos, comparten la misma sintomatología. Estos síntomas suelen ser de tres tipos: cognitivos, conductuales y físicos. En cuanto a los primeros, destacan el miedo, la angustia, la vergüenza, la falta de concentración o los pensamientos catastróficos. En cuanto a los síntomas conductuales, la persona con este trastorno tiende a evitar el estímulo temido. Los síntomas físicos más destacados son: la hiperventilación, el dolor de cabeza, la sequedad de boca, el aumento de la frecuencia cardíaca y las náuseas.

Tratamiento

El miedo a la desnudez es una situación compleja que requiere tratamiento psicológico, pues puede causar un gran malestar y una incapacidad de tener no solo relaciones sexuales, sino también amorosas. Existen muchos tipos de psicoterapia, pero según los estudios científicos, la más efectiva para el tratamiento de fobias es la terapia cognitivo conductual.

Existen muchas técnicas cognitivo conductuales, pero las más efectivas han resultado ser las técnicas de exposición y las técnicas de relajación. Una técnica muy popular y ampliamente utilizada en el tratamiento de fobias la desensibilización sistemática, que contiene las dos anteriores y que expone al paciente al estímulo fóbico de manera gradual. Antes pero, es necesario que el paciente aprenda una serie de estrategias de afrontamiento.

Más sobre esta técnica en: “¿Qué es la desensibilización sistemática y cómo funciona?” Ahora bien, existen otros tipos de terapia que también han resultado ser muy efectivas en el tratamiento de estas patologías. La terapia cognitiva basada en Mindfulness y la terapia de aceptación y compromiso son algunos ejemplos.

Además hoy en día, las nuevas tecnologías también han influido positivamente en el tratamiento de las fobias, pues la realidad virtual se utiliza para simular la presencia del estímulo fóbico.

Fuente: psicologiaymente.net

Historias de Piel: El desnudo

Sáb, 23/02/2019 - 20:53

A nivel evolutivo la especie humana perdió gran parte del pelo corporal. Es así que la vestimenta, al oficiar inicialmente como cobertura ante el frío, se hizo foco de aspectos culturales no sólo en referencia a la moda, sino también en lo que tiene que ver con “tapar” nuestra desnudez, al menos en gran parte de Occidente.

Una desnudez que se concibe sólo en función de si los genitales, las nalgas y las mamas son visibles a nivel público, en tanto que otras partes del cuerpo tales como cara, piernas, pies, brazos, manos, espalda, etc. podrán exhibirse ante las personas sin mayores problemas en función de los contextos, ya que no es lo mismo estar en traje de baño en una playa que en un museo.

El desnudo puede tener un sentido erótico, artístico, espiritual-religioso, médico, político, estético, etc. Pero el valor sagrado o más bien “tabuizado” que se le otorga, haría que la desnudez remita a lo auténtico, a la expresión externa del ser interior. A algo esencial, puro o profundo.

Por otra parte el desnudo apelaría a la intimidad, a la vulnerabilidad de alguien, a la expresión de algo del orden de lo privado, que si se exhibe sin consentimiento de otros en espacios públicos, puede incluso constituir un “atentado violento al pudor”.

Cabe destacar que la antigüedad griega exaltó la desnudez como ideal de belleza, así como que la valoración por el desnudo se rastrea hasta la Prehistoria, tal y como evidencia la estatuilla denominada “Venus de Willendorf”. Lo mismo que muchas culturas por fuera de Occidente nunca han sentido la necesidad de “tapar” sus cuerpos.

Sin embargo la tradición judeo-cristiana a través de su mito de origen, homologó el haber cometido el pecado original por acceder al conocimiento a través de la desobediencia a la deidad, con la vergüenza culpógena por la desnudez producto de haber perdido la inocencia por pretender “saber”, al cual la tradición generalizó en un saber sobre lo sexual.

El desnudo posee también un sentido político, en tanto es tomado como representación de esa vulnerabilidad que tornaría a un cuerpo en mera materia desprovista de metáfora, dejándolo “desnudo” de toda consideración o amparo. Una ausencia de metáfora que especistamente justificamos para que los animales no humanos sean maltratados y torturados como “cosas” no sintientes.

En ese sentido el filósofo Giorgio Agamben habla de “la vida desnuda”, para referirse a formas devaluadas de concebir la diferencia que representa el otro, explicando así el tratamiento que el pueblo judío, especialmente desde la materialidad “desnuda” y sin metáfora de sus cuerpos, recibiera en los campos de concentración.

Algo que por cierto podría aplicarse a los tratamientos que reciben los cuerpos en muchos regímenes dictatoriales, incluido el silencioso infierno cotidiano en el que viven tanto cuerpos humanos como no humanos, mientras son explotados para satisfacer nuestras “impúdicas” ansias de consumo.

Por otra parte el desnudo suele ser objeto de la censura, la cual además de plantear sin maquillaje la imposición del poder (al “cortar” escenas, “modificar” contenidos, “tapar” o “eliminar” producciones de otros, etc.), fabrica además criterios morales de cuales son aquellas zonas corporales mostrables y cuáles no, desde argumentaciones siempre discutibles. Mucho más cuando no se aplican de la misma manera en la exhibición de sangrientos actos violentos (ficcionados o no) que suelen registrarse en medios de comunicación.

Es entonces que desde la censura se elabora también una economía erótica de la desnudez, la cual confecciona lo que debe vivirse como “más sexual” o ya “porno”, en función de su prohibicionista acto de “tapado”. Todo lo cual resulta funcional a un mercado, ese que gracias a la censura puede vender a un elevado precio todo lo que en otros ámbitos no se puede mostrar.

Las mujeres por su parte, en tanto que aún objetos simbólicos de intercambio, son “manufacturadas” corporalmente a través de su desnudez tanto exhibida como insinuada. Con ello se logra tutelar y expropiar dichos cuerpos a través de estereotipos femeninos de lo estético y erótico, legislando lo que ellas pueden mostrar, así como cuanto, cómo, a quienes, en qué contexto, con qué significado y desde que cotización de mercado sus cuerpos desnudos serán patriarcalmente evaluados.

Cuerpos desnudos de mujer que aún son utilizados cuan “nuda vida” como carnada para el consumo, y por tanto cosificados como propiedad al permitir naturalizar la violencia que sobre ellos se ejerce.

Aspecto que no ocurre con el desnudo de un hombre, ya que se entiende que lo masculino “dota” a un cuerpo de toda metáfora posible (al menos en comparación con lo femenino), impidiendo que sea cosificado eróticamente en su desnudez por la mirada pública, y en particular por la de las mujeres. No así cuando quien mira la desnudez de un hombre con fines eróticos y/o de dominación fálica erotizada es otro hombre.

El desnudo a su vez suele ser objeto de vergüenza producto no sólo de inhibiciones personales, sino también a raíz del hostigamiento que generan los estereotipos de belleza. Esos que apuntan más sobre lo femenino, aunque poco apoco van colonizando mercantilmente los ideales estéticos masculinos, al menos en ciertos sectores sociales.

En ese sentido el “pudor” que la tradición machista ha exaltado como cualidad femenina, suele jugarle malas pasadas a las mujeres que desean tener relaciones sexuales sin estar pendientes todo el tiempo de cómo lucen, huelen o suenan, mientras están siendo vistas en su desnudez, sobre todo si quienes las acompañan son hombres.

Dichas inhibiciones aprendidas generan trabajo psíquico y vincular en muchas mujeres, cuando estas intentan tener sexo con luz, sin taparse, sin estar pendiente de los “rollos” o celulitis, y sin temor a ser mal evaluadas por su cita (lo cual pudiera determinar que deje de desearlas y decida no volver a llamarlas).

Mujeres que finalmente intentan apropiarse de sus cuerpos y su desnudez, como condición para el placer en autonomía, y como requerimiento imprescindible para concentrarse en lo que desean y no sólo en el ser deseadas. Logrando así ir encontrándose consigo mismas tanto en lo individual como en la relación con otros.

Fuente: Eme de Mujer. Autor: Ruben Campero.

Información relacioanda:

Gente desnuda.
El vestido nos hace diferentes.
El desnudo y la cultura.
Cuando solo un género se desnuda: del CMNF al CFNM.
La ropa evade la belleza natural del cuerpo.
La ropa como herramienta de prejuicios.

El festival nudista que superó toda expectativa

Mié, 20/02/2019 - 20:16

Pequeños, delgados, arrugados, firmes, viejos, jóvenes, grandes, frondosos, blancos, negros, morenos, de toda diversidad son los cuerpos desnudos tirados en la arena, que van y vienen sin pena, sin pudor, en completa libertad a lo largo de kilómetro y medio de playa en Zipolite, San Pedro Pochutla, privilegiada por el océano Pacífico, el único destino turístico legal para practicar el nudismo en México.

Una filosofía de vida. Héctor Martínez tiene 27 años, hasta hace cuatro era profesor de inglés en línea. Durante una rodada al desnudo en Guadalajara la sensación de libertad le hizo reflexionar sobre esta práctica y decidió crear una comunidad que llamó Naturaleza y Nudismo Guadalajara, que fue creciendo al grado de que él se convirtió en el presidente de la Federación Nudista de México. Héctor es el presidente más joven, a nivel internacional, que dirige una federación nudista, la mayoría son personas de la tercera edad, debido a que la actividad siempre se practicó por este sector de la población; es ahí donde Héctor tuvo un claro objetivo: Acercar a la población joven al nudismo, cosa que ha costado, pero se va avanzando.

En 2016 el ayuntamiento de San Pedro Pochutla declaró oficialmente a Zipolite como playa nudista legal, convirtiéndose en la única con esa categoría en el país, aunque existen muchos clubes privados que practican el nudismo. Esta categoría ayudó a que un grupo de prestadores de servicio, entre ellos el Hotel Nude, impulsaran el Festival Nudista Zipolite, que este año cumple cuatro años de su realización.

Yahir Flores, uno de los organizadores, informó que en cuatro años la participación rebasó las expectativas, de 2.000 visitantes pasaron entre 7.000 y 8.000, con una ocupación hotelera que beneficia a las comunidades de Mazunte, Puerto Ángel, San Agustinillo y Pochutla.

Fuente: elimparcial.com (fragmento).

Información relacionada:

Ya comenzó el Festival Nudista de Zipolite 2019.
¡Fuera ropas!, en festival de Zipolite.
Así se vivió el Festival Nudista 2019 en la playa oaxaqueña de Zipolite.
Una playa sin tabú: Zipolite.
Fue de impacto mundial el cuarto festival nudista 2019.

Desnud Arte: Angelo Musco

Sáb, 16/02/2019 - 20:49

Convertir la realidad al revés y crear obras que van en contra de las ideas preconcebidas son parte de las estrategias artísticas de Angelo Musco. Las estructuras vivas (es decir, nidos, sacos amnióticos, huevos) alternan literal y figuradamente una profundidad de emoción estrechamente relacionada con la experiencia personal de Musco de un parto retrasado y traumático que dejó cicatrices físicas y subconscientes.

El cuerpo humano es el medio del artista. Él fusiona cuerpos como cientos de pinceladas, creando composiciones grandes que son reconstrucciones de las estructuras de la naturaleza. Nacido en Nápoles (Italia) en 1973, los estudios de Musco alternaron entre la Academia Delle Belle Arti de Nápoles y la Universidad de Bellas Artes de Granada, España.

Musco visitó la ciudad de Nueva York en varias ocasiones para realizar investigaciones artísticas y se mudó a los Estados Unidos el 8 de diciembre de 1997, lo que tiene un significado simbólico: en el calendario italiano fue el día de la Inmaculada Concepción. El nacimiento difícil de Musco, el confinamiento, los mundos subterráneos y la arquitectura natural son temas recurrentes en su trabajo.

El cuerpo humano domina progresivamente su trabajo, tejiendo y conectando masas de desnudos para crear construcciones que son representaciones literales o simbólicas de huevos, nidos, líquido amniótico y otras inspiraciones del milagro de la procreación. La investigación de Musco sobre el poder de las agregaciones encontradas en la naturaleza ha alimentado sus trabajos más recientes.

Su traducción visionaria de tal agregación en una escala masiva no solo es visible en su trabajo, sino que también es palpable durante sus sesiones fotográficas. Aunque actualmente tiene su sede en Nueva York, el trabajo de Angelo se ha ejecutado a nivel estatal e internacional, organizando sus sesiones desde Londres, a Buenos Aires desde Red Woods CA a lugares tan exóticos como Bakú y Estambul. Su obra, que se acerca a proporciones épicas, se ha exhibido en todo el mundo, incluyendo Art Basel y la Bienal de Venecia.

Haga click para ver el pase de diapositivas.

Sanctuary es realmente una imagen de proporciones bíblicas que se inspira en el libro de Génesis 11: 1-9, la historia de la Torre de Babel y la Confusión de lenguas.

En la historia de la Torre de Babel, los babilonios aspiraban a construir una torre que llegaría al cielo y desafiaría el poder de Dios, lo que no agradó a Dios. En ese momento solo había un idioma, Dios dividió su esfuerzo con la “confusión de lenguas”, dándoles a los trabajadores muchos idiomas diferentes para que no pudieran comunicarse, no podían trabajar juntos y luego los dispersó por la tierra y el mundo. la torre nunca fue completada.

Hay un giro irónico en la creación de este reino de torres al revertir lo que sucedió con los babilonios mediante el reclutamiento intencional de diversos grupos de modelos que hablan diferentes idiomas y provienen de diferentes culturas y unen sus cuerpos para la construcción real de este hecho por el hombre Este concepto requería sesiones fotográficas coordinadas en todo el mundo. El trabajo tardó más de cuatro años en completarse a medida que crecía y evolucionó, requiriendo en última instancia múltiples sesiones fotográficas en la ciudad de Nueva York (EE. UU.), Así como en Buenos Aires (Argentina), Londres (Inglaterra), Berlín (Alemania) y Nápoles (Italia). Reunir los materiales para la construcción de esta gigantesca metrópoli. La prioridad era tratar de involucrar a tantas personas diferentes como fuera posible, para que tuviera sentido para el artista, por lo que se hicieron todos los esfuerzos posibles en cada una de estas ciudades para conectarse con grupos multiculturales con el fin de llegar a personas de África, China, Japón, el Medio Oriente, Rusia y otros lugares donde viajar no era factible.

La palabra santuario se refiere a un lugar seguro o sagrado o al concepto de contención y a guardar algo. Para esta imagen, cada ladrillo, arco, rampa y puente está formado completamente por desnudos humanos y luego los edificios están ocupados por cientos de personas. Esta es una comunidad construida en paz y armonía con paredes construidas para protección, no separación y puentes que unen a las personas física y conceptualmente. Los residentes se protegen unos a otros, reaccionan a lo que ven y reflejan sus preocupaciones y emociones en la audiencia.

Documento videográfico sobre la creación de una increíble obra fotográfica “Sanctuary” (2016) de uno de los artistas más innovadores del siglo XXI, Angelo Musco.El trabajo, que duró cuatro años, requirió que el artista trabajara en Nueva York (EE. UU.), Buenos Aires (Argentina), Londres (Inglaterra), Berlín (Alemania) y Nápoles (Italia) para reunir los materiales necesarios para la construcción: imágenes de decenas de miles de cuerpos desnudos.

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Angelo Musco.

El pensamiento de Bertrand Russell sobre la desnudez

Dom, 10/02/2019 - 20:49

Bertrand Arthur William Russell, (1872-1970) fue un filósofo, matemático, lógico y escritor británico ganador del Premio Nobel de Literatura en 1950. Pero su pensamiento liberal le granjeó persecuciones en su época, y sus opiniones acerca de la desnudez, fueron condenadas como “repulsivas” por un juez quien citó uno de los primeros libros “La educación y la vida buena”. Esto se presentó como prueba de que la cátedra de filosofía de la Universidad se convertiría en Cátedra de “indecencia” si se permitía aquel nombramiento. Se pretendía presentar a Russell como un “lujurioso, erotomaníaco y lascivo” que patrocinaba una especie de exhibicionismo familiar.

Citamos en este espacio algunas de sus opiniones:

El tabú contra la desnudez es un obstáculo para una actitud decente hacia el sexo. Cuando se trata de los niños, ahora lo reconoce mucha gente. Es conveniente que los niños se vean y vean desnudos a sus padres, cuando esto sucede naturalmente.

Habrá un corto período, probablemente a los tres años, en que el niño se interese por las diferencias entre su padre y su madre, y las compare con las diferencias entre él y su hermana, pero este período pasa pronto, y luego ya no se interesa por la desnudez. Mientras los padres no quieran que los hijos los vean desnudos, los hijos tendrán necesariamente la sensación de que hay un misterio, y al tener esta sensación se harán lascivos e indecentes. Sólo hay un medio de evitar la indecencia, y es evitar el misterio. -Un niño debe ver, desde el primer momento, desnudos a sus padres y hermanos, cuando esto suceda naturalmente. No hay que violentar ninguna de las dos cosas; sencillamente no debe dársele la impresión de que a la gente le afecta la desnudez-.

También hay importantes razones en materia de salud en favor de la desnudez, como por ejemplo el baño de sol. El sol sobre la piel desnuda tiene un efecto extraordinariamente saludable. Además, cualquiera que ha visto correr a los niños desnudos al aire libre, tiene que haberse dado cuenta de que se mueven con mucha mayor gracia y libertad que cuando van vestidos. Lo mismo ocurre con los adultos.

El lugar adecuado para la desnudez es el aire libre, el sol y el agua. Si nuestros convencionalismos lo permitiesen, la desnudez dejaría pronto de ser un incentivo sexual; todos nos portaríamos mejor y estaríamos más sanos por el contacto del aire y el sol en la piel, y nuestros patrones de belleza coincidirían más con nuestros patrones de salud, ya que tendrían en cuenta el cuerpo y su actitud, no sólo la cara.

Hay también importantes razones en materia de salud en favor de la desnudez, como por ejemplo el baño de sol. El sol sobre la piel desnuda tiene un efecto extraordinariamente saludable. Además, cualquiera que ha visto correr a los niños desnudos al aire libre, tiene que haberse dado cuenta de que se mueven con mucha mayor gracia y libertad que cuando van vestidos.

Lo mismo ocurre con los adultos. El lugar adecuado para la desnudez es el aire libre, el sol y el agua. Si nuestros convencionalismos lo permitiesen, la desnudez dejaría pronto de ser un incentivo sexual; todos nos portaríamos mejor y estaríamos más sanos por el contacto delire y el sol en la piel, y nuestros patrones de belleza coincidirían más con nuestros patrones de salud, ya que tendrían en cuenta el cuerpo y su actitud, no sólo la cara. A este respecto, hay que encomiar la práctica de los griegos.

El notable incremento en el número de piscinas privadas y la multitud que acude a las playas en verano, donde el baño acompaña a la exposición al sol y la brisa, testifican de nuevo el gran placer que supone la excitación sensorial derivada de desnudarse y exponer la piel a los elementos.

Por su parte C. W. Saleeby hizo un elocuente comentario al respecto en su libro “Sunlight and Health” acerca de la piel:

Este órgano admirable, la envoltura natural del cuerpo que crece constantemente a lo largo de la vida, cuenta al menos con cuatro grupos diferenciados de nervios sensoriales, es esencial para la regulación de la temperatura, es impermeable hacia el interior pero permite la libre excreción de sudor, es resistente a los microbios si no está rasgada y puede absorber rápidamente la luz solar; este órgano hermoso, versátil y maravilloso suele hacerse desaparecer, palidecer y cegar casi por completo por la ropa y sólo gradualmente puede devolverse al aire y la luz que constituyen su entorno natural. Entonces, y sólo entonces, aprendemos de lo que es capaz…

Cabe señalar que la noción de bronceado como indicio de salud apareció en la década de 1920, que se corresponde con el período en que las autoritarias enseñanzas de los behavioristas hacían que los padres tratasen a sus hijos como autómatas y las caricias y otras formas de estimulación cutánea se redujeron al mínimo. Es muy posible que ambos fenómenos estén relacionados.

Fuente: Comunidad Naturista.

¡Al rojo vivo!

Lun, 04/02/2019 - 20:34

Músicos, modelos y actories pelirrojos se desnudan para posar en impactantes retratos que celebran la belleza única del color de su cabello. “Se trata de la celebración de la diferencia. La defensa de una visión alternativa de lo bonito, actualmente saturada con imágenes de caras y cuerpos bañados por el sol”. Un deleite para los sentidos gracias a los caprichos y milagros de la genética.

Thomas Knights, Londres, de 32 años, ha fotografiado a docenas de hombres y mujeres pelirrojos para la última entrega de su proyecto Red Hot, Thomas ha fotografiado a personas en poses esculturales, muchas de ellas desnudas o semidesnudas, frente a un fondo oscuro, buscando mostrar la belleza de las personas con pelo rojo. Entre los fotografiados para el proyecto, que también incluye un libro, están la cantante Nicola Roberts, la modelo Olivia Inge y el artista Nathan Wyburn, todos ellos son parte de un proyecto destinado a celebrar este singular color del cabello.

Thomas dijo que la colección tiene como objetivo “explorar la belleza de la piel pálida, del pelo rojo” y la “belleza de las pecas”. Dijo que el proyecto tiene como objetivo cuestionar las normas culturales al hacer las preguntas: “¿Qué es la belleza, qué puede ser hermoso?”. Thomas afirma que “hay un sesgo en los medios occidentales que favorece el bronceado constante, a través de marcas que intentan vendernos productos a través de campañas publicitarias, revistas, televisión, películas, en las que simplemente no encajo”. Agregó: “Celebrando lo que hace que ser pelirrojo sea único, y, a la vez, con la esperanza de que las personas puedan reconocer sus diferencias y sentirse más cómodas con su propia piel”. “Es para cualquiera que sienta de alguna manera que no encaja en una norma cultural”.

Fuente: dailymail.co.uk (Texto original en inglés).

Vídeo relacionado:

100 desnudos del arte de todos los tiempos

Sáb, 26/01/2019 - 20:48

100 desnudos del arte de todos los tiempos, y un pretexto contra la censura.

El libro que reseño aquí se llama “100 nudes in the art of all times” –no he visto la versión en español–. Y me parece muy propicia su difusión en el actual contexto de censura de varias obras de arte donde el desnudo femenino (y en mucho menor medida el masculino) es protagonista.

Ya he dicho que el periodo que más aprecio del arte es el de la Edad Moderna –no el arte moderno– entre los siglos XV y XVII y, en particular, el llamado Quattrocento, digamos que el que se halla en línea directa con el arte griego; también hay soporte emotivo en este juicio: el Renacimiento implica una especie de rebelión contra el obscurantismo medieval que limitó al arte, la literatura y, acaso sobre todo por su furia encarnizada, contra la ciencia. La Primavera y el Nacimiento de Venus, de Alejandro Boticelli son iconos de ese periodo, incluso un reto a la visión autoritaria de iglesia que, vaya paradoja, auspició obras fantásticas y también limitó a los artistas (Boticelli fue un genio en el artilugio de representar rasgos religiosos y toques de sensualidad muy elegantes).

Este libro integra los trabajos antedichos, desde luego, y abre con el muy famoso óleo sobre tabla “Retrato de una joven”, la llamada Fornarina de Rafael Sanzio, quien así perpetuó a su amante Marghuerita Luti mediante el contraste cromático tan característico en él, aun en sus obras en el Vaticano y la Iglesia del pueblo, en Roma (he visto todas esas obras en el lugar y estoy convencido que a Rafael le faltó vida para afianzarse como el tercero de los grandes de la época luego de Leonardo Da Vinci y Miguel Ángel –sin duda, los retratos de Rafael no se explican sin la Gioconda; disculpen el desvario: creo que Rafael lo sabía y por ello él se dibujó así mismo y en algún cuadro que se encuentra en el Vaticano, incluso a Leonardo y Miguel Ángel).

En esa línea poco más de cien años después, sigue el pintor barroco Pedro Pablo Rubens y una soberbia exposición de desnudos, y cuerpos exhuberantes, coloridos, intensos (Rubens no se explica sin Tiziano) como consta en las obras que integra este libro, Las Tres gracias y Venus ante el espejo –de esta última también está la versión de Diego Velázquez, entre otras aunque, sin duda, el lector se queda con las ganas de mirar Las Gracias de Rafael, ellas sí inmaculadas a diferencia del erotismo del pintor flamenco pero sobre todo, y siguiendo en los trabajos de Rubens, se echa de menos “El juicio de Paris”, “El nacimiento de la vía láctea” y los monumentos del erotismo “Bóreas rapta a Oritía” y “Rapto de las hijas de Luecipo”, éste último, con sus dimensiones de 222 cm x 209, se encuentra como en un altar en el museo de Múnich Alte Pinakothek, en donde casi me arrodillo, créanme.

El amante del arte y el desnudo encontrará al florentino, y sacerdote por cierto, representante del barroco Francesco Furini y su “Hylas y las ninfas” (1630) que está en la galería Palatina de Florencia; la volví a mirar hace unas semanas: para mí sus contrastes, vale decir mejor, matices entre los oscuros le confiera a la obra uno de sus atractivos clave; menciono a “Lot y sus hijas” aunque no esté en el libro porque sobrevivió a la censura de aquel tiempo y espero que sobreviva a la actual que es más intensa incluso debido al incesto que implica traducir el respectivo pasaje del Génesis (la versión de Courbet me parece espléndida, por cierto pero en el libro, en cambio, ustedes encontrarán el óleo sobre lienzo, “El sueño” donde el artista sugiere una relación lésbica).

En “100 nudes in the art of all times” ustedes encontrarán arte de todos los tiempos, incluso oriental e hindú, y de varias épocas y escuelas. Por ejemplo del siglo pasado Mariano Fortuny (no está “La odalisca” pero sí “Desnudo en la playa”) o del siglo XIX, un representante del neoclásico, Dominique Ingres con “Baño turco”; en lo personal prefiero “Edipo y la esfinge” y “Odalisca con esclava); también está el mensajero de la soledad, Edward Hopper, apenas del siglo pasado y su impresionismo abstracto, con Girlie Show (1941), hasta llegar al exponente más conspicuo del arte barroco actual, Roberto Ferri y “Ericto”, aunque me parece que “El infierno” y “Angelo” significan más la influencia del arte clásico en este artista italiano.

Como sea, en estos 100 desnudos podríamos decir, sin temor a equivocarnos, lo que afirma Ishiguro en un pasaje del libro mencionado al principio, aquí se muestra cómo “el talento de un artista puede superar las limitaciones que supone un estilo concreto” o sus posibilidades, podríamos decir, porque más allá (o junto con la técnica) se ubica el esfuerzo por trascender los límites de la comunicación formal y reflejar en los lienzos la intensidad del amor erótico o sólo el sublime desfogue carnal de las pasiones. Nada más por eso, o aunque fuera sólo por eso, de ningún modo deberá censurarse el arte que, en estas coordenadas, es una de las más acabadas expresiones humanas en favor de la libertad.

Fuente: etcétera.com.mx Autor: Marco Levario Turcott.

Información relacionada:

Libros sobre Nudismo, Naturismo y Desnudo Artístico.
Evolución del desnudo en el arte.

Turismo naturista: Una opción para disfrutar de la libertad vestido como vino al mundo

Sáb, 19/01/2019 - 20:49

Hoy, en Europa, es posible jugar al golf desnudo, andar a caballo, jugar tenis o simplemente caminar totalmente desnudo.

Así como el turismo de aventura, cultural o gastronómico, el turismo naturista es un filón que mueve algunos millones de dólares al año y ha conquistado cada vez más adeptos pues además de disfrutar de playas donde usted puede pasear y tomar sol totalmente desnudo, usted puede disfrutar de varias otras actividades vestido como vino al mundo.

El turismo naturista ya cuenta con resorts de lujo, cruceros y muchas instalaciones en decenas de países alrededor del mundo, donde los visitantes se sienten libres para andar totalmente desnudos.

En España, usted puede disfrutar de esta experiencia cada vez más generalizada en ambientes naturales impresionantes en geografías tan diversas como las Islas Canarias y Baleares y en Andalucía, principalmente en Almería y Málaga y a lo largo de la costa de España.

En Francia, cada verano 3,5 millones de personas optan por el naturismo incluyendo 2 millones de extranjeros. Los alemanes, holandeses, británicos, todos son atraídos por el sol y las playas francesas donde se puede tomar el sol sin ropa. Francia es el destino más visitado del mundo por los naturistas. Sin ropa, sin barreras sociales, por eso Francia cada año conquista más adeptos de esta práctica.

En Croacia, dispone de hermosas instalaciones para atender al turista el turismo naturista es el sector más dinámico de la economía. Pero lo curioso es que, de los más de 10 millones de visitantes que pasan por el país cada año, cerca del 15% son nudistas o naturistas.

En Portugal se puede disfrutar de muchas playas naturistas, incluyendo la playa de Meco en Sesimbra, con una gran extensión de arena y está rodeado de magníficos de color rojo. Si Portugal se encuentra en su próximo destino de conocer la Quinta do Maral elegido uno de los lugares más bellos del mundo para practicar el nudismo.

En Brasil en la región Sur el Club Naturista Colina del Sol rodeada de una naturaleza exuberante es un lugar que vale la visita queda en el municipio de Taquara, RS el club dispone de hotel y un bello restaurante que se encuentra a la orilla del lago con un platillo para usted a disfrutar de la vida sin preocuparse por las amarras de la ropa. En la región nordeste la playa naturista de Tambaba en Conde, PB ofrece una buena infraestructura con asfalto hasta la playa y estacionamiento, si quieres pasar una semana sin salir de la playa sin problemas pues hay un albergue y restaurante ideal para quien quiere relajarse y disfrutar de las mismas. hermosos paisajes completamente desnudo.

En una playa, complejo, camping o en un crucero, quien experimenta el naturismo sólo tiene un arrepentimiento: ¡El de no haber experimentado antes!

Fuente: Os naturistas (Texto original en portugués).

Información relacionada:

Lugares Naturistas de Costa e Interior en España.
Centros Naturistas en el litoral de Francia.
Croacia, un país para los Naturistas.
Playas Naturistas de Portugal.
Playas nudistas alrededor del mundo.

Desnud Arte: Sébastien Brunel

Vie, 11/01/2019 - 20:47

Apasionado por las artes gráficas, Sébastien entra en la escuela Émile Cohl para estudiar ilustración y diseño gráfico. Las clases con modelos desnudos a las que asiste durante su formación son una revelación para el joven artista y le sirven de motivación para adentrarse en la práctica de la pintura del desnudo. Sébastien obtiene su título oficial con honores en 1996.

Posteriormente, trabaja como diseñador gráfico en estudios de videojuegos de Francia e Inglaterra durante dos años antes de ejercer su profesión por cuenta propia. Monta un estudio junto con tres amigos con los que participa en varios proyectos para distintos clientes (Éditions Milan, Nuclide Games…), aunque su carrera artística cobra forma al inscribirse en la “Maison des Artistes” en 1999. Empieza a exponer sus obras en cafeterías, librerías, bares y teatros de Lyon y alrededores.

Sébastien imparte clases de técnica del desnudo desde 2011. Actualmente vive y trabaja en su ciudad natal. El cuerpo desnudo del modelo es para el artista una fuente inagotable de inspiración. Sus influencias artísticas se remontan a las pinturas rupestres de la cueva de Chauvet (Ardèche, Francia). Sébastien rompe con el desnudo académico y explora el cuerpo desde múltiples puntos de vista. Sigue la estela dejada por sus artistas preferidos: Egon Schiele (artista austriaco, s. XX), Kees Van Dongen (pintor neerlandés, ss. XIX-XX) o Jules Pascin (pintor americano de origen búlgaro, s. XX).

El artista trabaja con tinta y pincel sobre un esbozo a lápiz. Da volumen a las formas realzándolas con tiza y acuarela. Crea movimiento a través de la línea y del uso vibrante del color. Utiliza la acuarela para “animar” los cuerpos dejando zonas en blanco y jugando con varios matices de un mismo tono. Las sombras y la luz que obtiene así, llenan de vida la piel de sus modelos. En sus desnudos, erguidos o acurrucados, se distingue la torsión de los músculos y la tersura de la piel. Al mostrar así el cuerpo, Sébastien pretende despertar emociones en el espectador. Su pintura va dirigida a la parte oculta del ser humano. Sensual sin ser erótica, cuestiona la relación que mantenemos con la desnudez y la intimidad.

Fuente: carredartistes.com

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Sébastien Brunel.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Por qué deberías de estar siempre al desnudo

Vie, 04/01/2019 - 20:44

Te decismo por qué deberías de estar siempre al desnudo (la ciencia nos avala). La desnudez es la forma más natural de experimentar el mundo. Y una muy beneficiosa que no tiene por qué censurarse.

Uno de los sueños más recurrentes, según la psicología, es aquel en el cual aparecemos desnudos frente a un gran público, una señal de ansiedad y miedo al fracaso. La idea de que la desnudez es mala y vergonzosa tiene orígenes victorianos que, no obstante, sorprende que sigan vigentes.

Pero, ¿por qué nos resistimos a aceptar lo más natural que tenemos, viéndolo incluso como una cualidad obscena? Es como si la ropa fuese parte de esa disociación con la naturaleza en la que insistimos vivir: una forma de distinguirnos como “civilización” frente a lo otro –lo animal, lo salvaje– y quizás una ilusión que nos remite al concepto de progreso –lejos de lo primitivo–.

Si te sientes cómodo en tu desnudez, entonces ¿por qué demonios necesitas ropa? —Anthony T. Hincks.

Pero además de distanciarnos aún más de la naturaleza, tapar el cuerpo con ropa puede llegar a tener efectos nocivos para nuestra salud –por ejemplo, al impregnarnos con los químicos de cierta ropa que se ha probado tóxica–. Incluso, hay quienes afirman que el mismo hecho de censurar la desnudez despierta en la psique humana un sentido de deseo (lo prohibido es más sexy), provocando que el sexo impreso en los cuerpos desnudos sea objeto de mercado para el capitalismo. Por eso, andar siempre al desnudo —o el mayor tiempo que puedas— es una acción que puede ser decisiva para normalizar, o mejor dicho cambiar, el sentido de la desnudez en la sociedad.

La censura, fuente de malestar

Como lo develan los sueños, la censura del cuerpo lleva a un sentimiento de represión y vergüenza, y muchas veces de no-reconocimiento de nuestro propio cuerpo: de ese territorio que nos pertenece y sin embargo desconocemos. Esto sin duda detona problemas mentales que se ignoran y provoca malestares sociales por todos conocidos, cuyo origen es el tabú y el estigma, relacionados a la sexualidad.

Un artista es aquel que ve divinidad en la desnudez. —Ramana Pemmaraju.

Según el doctor Conrad Manning, en su ensayo Virtues of Nakedness: Physical & Psychological Health, “al hacer la desnudez ordinaria, una experiencia común disociada de la sexualidad, el interés insano por la pornografía podría decrecer considerablemente”. Eso —que duda cabe— haría más fácil la vida, sobre todo a las mujeres, que son las principales afectadas de los comportamientos nocivos provocados por los tabúes y estigmas sociales, así como la mercantilización de los cuerpos.

Ahora imagínate cómo sería el mundo si fuéramos educados así desde pequeños. Si nos hubiesen enseñado a disfrutar nuestra desnudez, a sentirnos plenos con nuestro cuerpo, a explorarlo libremente y dejarlo fluir con la realidad. ¿Te imaginas cuánto cambiaría tu noción de ti y de los otros? Sólo imagínalo por un momento: si no intercediera entre ti y los demás ese muro gigante de prejuicios, complejos y estigmas que hay detrás de la ropa, ¿qué quedaría?

En The Naked Child: Growing Up Without Shame, Dennis Craig Smith y William Sparks exploran estas posibilidades, y los resultados son determinantes: los niños que son educados para amar a su cuerpo y no sentir vergüenza de éste tienen mejor autoestima y son más fuertes psicológicamente, como también lo han comprobado muchos estudios. Además, se relacionan mejor con los demás.

Y en el colmo de las paradojas, andar desnudo puede ayudar a mantener alejados parásitos y bacterias. En un estudio publicado por la University of Reading, se comprobó que muchas enfermedades provienen de nuestra ropa, la cual suele ser un contenedor perfecto para todo tipo de organismos dañinos. En el caso de las mujeres, la ropa interior puede provocar infecciones vaginales debido a los hongos. Y la ropa ajustada, los cinturones y demás prendas han demostrado ser malas para una infinidad de cuestiones: desde la fertilidad hasta la circulación.

Por eso, andar desnudo tiene beneficios insospechados que puedes aprovechar al dormir o estando a solas en casa. Stéphane Deschênes, de la International Naturist Federation, recomienda estar desnudo en todo momento posible: al cenar, al ver la televisión o al trabajar en la computadora. E incluso sugiere practicar deportes en los que puedas estar sin ropa, al estilo de los héroes de la mitología griega.

En el mismo sentido, hasta caminar descalzo puede ser algo bueno para el cuerpo, entre otras cosas porque según el psiquiatra Norman Doidge puede hacer más eficiente el trabajo de nuestras neuronas y prevenir el Alzheimer.

La desnudez es algo tan sano que incluso puede potenciar cualquier amor, como nos dice en su prosa el colombiano García Márquez:

Ella lo tranquilizó con el argumento sencillo de que todo lo que hicieran desnudos era amor.

Por eso en Ecoosfera te recomendamos estar siempre al desnudo, como una forma revitalizante —y un tanto subversiva— de experimentar el mundo.

Nota: Las fotos utilizadas pertenecen a Nu Project, un hermoso compendio de fotografías de desnudos que reivindican todo tipo de cuerpos. Te invitamos a visitar su página, conocer su propuesta, apoyarla y difundirla.

Fuente: ecoosfera.com

Información relacionada:

Desnudarse es bueno para el cerebro.
Desnud Arte: Espuma y Sonrisas, fotografías de Samantha Fortenberry.
Nu Cotidiano. Desnudo Cotidiano.
Desexualizar el desnudo en familia.
24 horas desnudo.