Inicio de sesión

El Ayuntamiento de Tarifa retira la única ordenanza que preveía sanciones para los nudistas en las playas

El Ayuntamiento de Tarifa retira la única ordenanza de la comarca que preveía sanciones para los nudistas en las playas · Los naturistas subrayan que los consistorios no tienen capacidad para legislar sobre el tema

Una mujer practica nudismo en una de las playas de Tarifa, en una imagen de archivo.

Las playas de Tarifa concentraron hace un par de semanas buena parte de la atención de la sociedad española, cuando el Ayuntamiento de la localidad decidió eliminar una disposición de una ordenanza municipal en la que se contemplaba la posibilidad de sancionar a los bañistas que acudieran desnudos a la costa -la única ley de estas características en el Campo de Gibraltar-.

Una normativa que entró en vigor el 15 de julio de 2009 y que fue modificada apenas nueve meses después, tras recibir la corporación local un informe de la Asociación Naturista Nudista de Cádiz, Algeciras y Jerez (Anncaje) al respecto de la capacidad legislativa del Consistorio sobre este asunto. "Analizamos toda la documentación que nos enviaron y concluimos, tal como nos decían desde esta organización, que el Ayuntamiento no puede prohibir el nudismo en las playas porque no tiene competencia", apuntan desde el departamento jurídico del gobierno tarifeño, quienes incidieron también en que, si se llega a sancionar a algún bañista por ir desnudo, éste hubiera podido recurrir y los Juzgados le hubieran dado la razón. "Lo que habría supuesto un importante gasto económico para la administración local, ya que tendrían que afrontar los costes del procedimiento", añadieron.

"Además, la Ley de Costas deja bien claro que los Consistorios no pueden regular sobre cómo ir vestido o desnudo en las playas. Tienen otras capacidades, pero ésta precisamente no", subraya Juan José López Jarillo, presidente de Anncaje. De hecho, Mercedes Agúndez, Defensora del Pueblo en el País Vasco se manifestó muy claramente al respecto: "Las competencias municipales sobre las playas no habilitan a ningún Ayuntamiento a regular sobre otro tipo de cuestiones que excedan de las puramente de salubridad pública y de mantenimiento".

Pero es que el conflicto no se limita tan sólo a esta incapacidad de los Consistorios para legislar en dicho campo. "Es una cuestión fundamental de defensa de las libertades", comenta el máximo representante de Anncaje, que critica duramente a los gobiernos municipales que han impulsado ordenanzas restrictivas sobre nudismo, como el de Teófila Martínez en Cádiz. "Nosotros estamos dispuestos a luchar hasta el final para acabar con este tipo de normas que son ilegales. Y si tenemos que llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, lo haremos", indica Jarillo.

Porque lo cierto es que el Gobierno español desarrolló en 1995 una importante reforma del Código Penal, en la que apostó por eliminar el apartado en el que se tipificaba como delito el escándalo público -entre los que se incluía el nudismo-. "Ahora tan sólo se persigue el exhibicionismo, considerado como aquél acto lúbrico o de exposición obscena ante menores o deficientes mentales. Y tomar el sol o bañarse sin ropa no es exhibicionismo, sino una actitud muy sana", destaca Ismael Rodrigo, presidente de la Federación Española de Naturismo (FEN).

En el Campo de Gibraltar los naturistas se concentran principalmente en cuatro playas: en Borondo, La Alcaidesa y Torre Carbonera -las tres en San Roque- y en Bolonia -en Tarifa-. Los dirigentes del resto de municipios coinciden en que la ausencia de nudistas en sus costas ha provocado que no se intente desarrollar ninguna ordenanza al respecto. "En nuestro caso, nunca hemos impulsado una norma de este tipo porque consideramos que esta práctica no es habitual aquí y, por tanto, no hace falta regularla", subraya María Isabel Álvarez Sánchez, concejala de Playas del Consistorio de Algeciras. Una situación similar a la de La Línea y Los Barrios, ya que la proximidad al núcleo urbano limita la presencia de naturistas. Por su parte, en San Roque la delegación de Playas delimitó en 2004 una zona de unos 200 metros para nudistas en La Alcaidesa.