Inicio de sesión

Entrevista a la Presidenta de ENE

 

“Cuando te quitas el bañador, te quitas muchos prejuicios”

IMG_0755La presidenta de Euskal Naturista Elkartea (Asociación de Naturistas Vascos) aborda aspectos de una “ideología que promueve una visión positiva de la desnudez humana”.

Julia Gas / Madrid

Miércoles 14 de julio de 2010.  Número 130

DIAGONAL: ¿Naturismo equivale a nudismo?

MAITE VICUÑA: El naturismo está un poco más implicado con el entorno natural. Con el nudismo, en un momento determinado te has planteado que la conveniencia social que hay sobre el cuerpo no es real y das un paso más, te quitas la ropa y ves que es fantástico. Y es que no sólo te quitas el bañador, te quitas muchos prejuicios.

D.: ¿Cómo debería ser la educación para que la desnudez dejara de tener connotaciones negativas?

M.V.: Hay familias que recomiendan que te bañes con el bebé para coger el hábito de que te vea desnuda. El siguiente paso es trasladarlo a un entorno más público.

D.: ¿La televisión, censurando imágenes de desnudez o distorsionándolas, incentiva el miedo al cuerpo?

M.V.: Sí. En el telediario puedes ver imágenes de guerra, heridos, cuerpos mutilados… y en las noticias sobre nudismo ¡censuran los genitales de las personas! Es aberrante. Un cuerpo desnudo, sin ningún tipo de connotación, no afecta ni una mínima parte de lo que puede afectar a un niño –siempre ponen a los niños por delante– ver un cuerpo mutilado, lleno de sangre.

D.: ¿Por qué crees que incomoda ver cuerpos desnudos?

M.V.: A un racista le resulta incómodo si un negro tiene un nivel económico alto, o a un machista que una mujer trabaje y sea completamente independiente, pero hay que acostumbrarse a la incomodidad. El nudismo es perfectamente legal, y si no te gusta no lo mires.

D.: ¿Queda mucho camino por recorrer en el Estado español con respecto a otros países?

M.V.: Legalmente, no. El Estado español es el Estado europeo que tiene la legislación más permisiva para la práctica del nudismo. Mentalmente queda un poco más, porque teniendo en cuenta el clima y la legislación que tenemos, debería haber mucha más gente que lo practicara.

D.: ¿Los espacios nudistas como campings u hoteles son una forma de aislar al colectivo naturista?

M.V.: Son una forma de aislarlo hasta cierto punto. El hecho de que haya campings y hoteles nudistas hace que llevemos esta vida mucho mejor y, desde luego, atrae turismo. Las playas son de uso libre y no hay problema, y si estamos localizados en una zona, lo hacemos más que nada por estar en compañía. No estamos en ningún gueto; lo intentan, pero nos movemos.

D.: ¿Qué alcance ha tenido la propuesta Espacios Nudistas de Interior?

M.V.: Con la iniciativa intentábamos practicar nudismo donde habitualmente no se practica, como puede ser un restaurante o una discoteca. No ha tenido un desarrollo muy fuerte porque asociamos el nudismo al buen tiempo y al espacio abierto.

Enlace a la noticia original: