Inicio de sesión

SOS para “salvar” el nudismo

Hoy viernes 13 de agosto, el diario El Mundo publica en su suplemento especial de verano “UVE” una noticia que ocupa casi toda una página y a todo color, en la que se habla de la preocupación del Gobierno francés por el descenso de practicantes del nudismo especialmente entre los jóvenes, y por ello han decidido poner en marcha una campaña publicitaria para incentivar esta práctica en sus más de 100 lugares y espacios (campings, centros, clubes de sol, gimnasios, hoteles, etc.) con los que cuenta ese país, mal llamados por aquí en España “guetos”.

Portal de internet de la Federación Francesa de Nudismo

La noticia dice:

El pudor se extiende entre los jóvenes y los bañistas sin ropa son cada vez más mayores, así que el Gobierno de Sarkozy lanza un “spot” con el fin de captar a nuevos adeptos.

Francia bate récords en turismo. Es el primer destino mundial y ocupa el podio de los destinos nudistas, seguida por España y Croacia. Este verano es también el primer país en lanzar una campaña gubernamental con el objetivo de incentivar y “rejuvenecer” el nudismo.

Una práctica en la que es líder mundial y que este verano, por primera vez, se ve incentivada por el propio Gobierno, que ha lanzado una campaña para “salvarla”. Y es que, pese a recibir anualmente unos dos millones de nudistas, la mitad de ellos extranjeros, ese colectivo se está estancando y, además, está envejeciendo, como demuestran las cifras oficiales.

Por eso, el Gobierno francés no ha dudado en lanzar la primera campaña pro-nudismo con el objetivo de cambiar esa práctica, convirtiéndola en una forma de turismo “sostenible” y que atraiga a un público más joven.

Nous, le naturisme, c´est dans notre nature

Ésos son los objetivos de Nous, le naturisme, c´est dans notre nature (El nudismo está en nuestra naturaleza), un spot publicitario que ha puesto en marcha la Federación Francesa de Nudismo (FFN) y Atout France, el organismo oficial responsable de la promoción turística del país. “Nuestro mensaje es que los nudistas no son anormales, no son exhibicionistas. El nudismo es una forma de vivir en armonía con la naturaleza. La gente tiene que saber que, si se respetan la naturaleza y el medio ambiente, lo mejor de todo es quitarse el bañador”, explica el subdirector de marketing de Atout France, Gilbert Marty.

Frédéric Chandelier, de la FFN, reitera el objetivo de convertir el nudismo en sinónimo de ecología. “Los pioneros del nudismo fueron los pioneros de la ecología”, dice Chandelier, al recordar que la palabra nudismo fue utilizada por primera vez en Francia en 1778 por un médico y que esa práctica fue legalizada en 1936 (en España en 1989).

Francia también batió el récord de contar con el primer hotel nudista para familias del mundo, abierto allá por 1949 en la costa atlántica al noroeste de Burdeos.

Lanzada a principios de verano, la campaña -impensable en otros países y que ha llamado especialmente la atención de los italianos- consta de una serie de anuncios publicados en la prensa escrita, así como un portal de internet, www.naturisteparnature.fr, donde una pareja -vestida, por cierto- da información sobre los 30 campings y 83 establecimientos -hoteleros y residenciales- nudistas existentes en Francia.

El portal también ofrece respuesta a todas las preguntas y dudas que plantea el nudismo, y da la posibilidad de efectuar un test para saber si el interesado está hecho o no para practicarlo. “Desnudarse sigue siendo un paso difícil de dar”. Es cuestión de mentalidad. En los países nórdicos, la desnudez está mejor aceptada. Pero, cuanto más vamos para el sur, más difícil es”, explica Chandelier. Para el responsable del FFN “el pudor está de moda”, según parece.

“Para los jóvenes es más difícil practicar el nudismo ahora que hace 10 ó 20 años. Deben competir por todo, incluso por el trabajo. En este contexto, la vestimenta representa un estatus social”, afirma.

De lo que se trata es de preservar una práctica que reporta ingresos contantes y sonantes al país, pues los nudistas del todo el mundo acuden a sus playas.

Me parece tan sensacional y notable que hubiese transcrito toda la noticia en negrita, pero solo he destacado algunos párrafos que me parecen importantes, más por su significado que por otra cosa.

¡El Gobierno francés ocupándose de que el nudismo no decaiga!… Mi admiración para los franceses, esto me demuestra que tienen una visión comercial y de futuro que nunca hemos tenido en este país, y que sinceramente creo que no tendremos nunca, y demuestra además que los nudistas que acuden a Francia buscan lugares y espacios donde cuando están de vacaciones estén tranquilos, donde no tengan textiles, moscardones, mirones u otras especies de personajes peculiares al lado que les incomoden, ni tengan que pensar si ese espacio es libre o no lo es, o si el alcalde de la localidad de turno es esnobista, liberal, retrógrado o lo que sea y actúe en consecuencia con normas de dudosa legalidad, o amparándose en un vacío de normas y leyes, y es que en Francia el nudismo está perfectamente regulado, con espacios (muchos de ellos de primera categoría) señalizados y reservados para nudistas, de ahí que sea el país líder en la recepción del turismo nudista cada año.

La noticia termina con esta frase “De lo que se trata es de preservar una práctica que reporta ingresos contantes y sonantes al país, pues los nudistas de todo el mundo acuden a sus playas”… Y me pregunto ¿Cuándo nos vamos a dar cuenta en este país de que tenemos un clima envidiable, un litoral precioso, unos lugares de interior impresionantes y mucho por hacer para atraer a los turistas nudistas aquí, para que dejen dinero contante y sonante del que tan falto está el país? pero no sé, parece que eso no interesa, que es más importante esa “guerra” emprendida desde hace pocos años (solo por unos cuantos, porque estoy seguro que no es el sentir de la mayoría de los nudistas españoles) para conseguir que todos los espacios públicos sean de uso libre en cuanto a vestimenta o falta de ésta se refiere.

¿Con esto vamos a conseguir atraer al turismo nudista, vamos a conseguir más espacios? Rotundamente creo que no, solamente cuando haya intereses comerciales por medio, cuando se comprenda que el nudismo es un negocio en alza y que produce beneficios, será cuando se deje de ver a los nudistas como excéntricos, raros, lunáticos, degenerados o cosas peores, y cuando los estamentos oficiales pensarán en dar forma, contenido y facilidades para que este tipo de turismo prolifere y se desarrolle.

Juanjo

Enlace original