Inicio de sesión

Somos uno con la naturaleza,

Versión taquigráfica de la junta de Maldonado del edil Juan Perez

Gracias, señores Ediles

Con el criterio general de que somos uno con la naturaleza, es que debemos encarar con mayor énfasis nuestras futuras obras y servicios relacionados con el ambiente.-

            Son tareas impostergables de la próxima Administración la educación de toda la población, en una nueva concepción de la relación hombre-naturaleza que debe abarcar todos los modos formales -en las escuelas, en los liceos, en la UTU, en la Universidad-, pero también en todos los modos culturales, en los medios de comunicación, en los encuentros culturales, en el teatro, en el cine, en los actos políticos, en los encuentros vecinales y en el seno familiar.-

            La divulgación, para lograr que la puesta del tema en la opinión pública no quede circunscripta a los salones y corredores; que gane participación.-

            Sensibilización de toda la comunidad; que todos sintamos orgullo del lugar donde vivimos, no por las grandes obras constructivas humanas, sino por la gran obra de saber complementarnos con la naturaleza en todo el Departamento, empleando para ello un lenguaje oral y escrito que sea fácilmente comprensible para toda la población.-

             Nuevas investigaciones sobre nuestro territorio y una buena difusión de la información de los avances científicos y culturales. Ya se han hecho muchos trabajos científicos para mejorar nuestro territorio y hay que seguir trabajando en ello.-

            Más participación ciudadana en la vigilancia y en la denuncia de los ataques a nuestro ambiente, con la consigna de “quien contamine, pague”.-

            Nuevas obras que respeten mejor la relación humano-naturaleza, que además sean didácticas en la práctica; que la huella que los humanos dejamos en la naturaleza sea soportable para ella.-

            Continuar obras de saneamiento, por ejemplo, y sobre todo mejorar la utilización de las ya construidas a través de planes para la conexión masiva de los particulares y las empresas.-

            Control de la calidad de agua de arroyos, ríos y lagunas, gestionando los diferentes usos del territorio en cada una de las cuencas.- (a.f.r.)

En  particular, solucionar los problemas de calidad de agua y desbordes de algunas cañadas urbanas, que producen graves daños al ambiente y a la población. Monitoreos de nuestras aguas, de nuestro aire, de nuestras playas y de nuestro suelo.-

Protección y cuidado de toda la costa del Departamento con nuevas concepciones sobre el perfil visual y funcional de la franja costera y de las islas.-

Acentuación del turismo naturista o naturalista -como quieran llamarle-, como el Arco del Sol y sus diferentes perfiles, según los paisajes que recorre. Tenemos que aprovechar todo el territorio departamental.-

Decidido control municipal sobre el tránsito, los ruidos molestos, excesos de iluminación, carteles de propaganda, etc..-

Cuidado de los éxitos ya logrados en la conservación de la naturaleza     -recuperación de la playa de Portezuelo, de la playa de la Liga de Fomento, tratamiento de residuos sólidos urbanos, diagnóstico sobre Laguna del Diario, etc.-

Planificación territorial en la que desde el principio se incorpora de modo sostenible, austero y respetuoso a la naturaleza, previendo incluso el cambio climático. Una nueva, decidida y racional gestión de los espacios verdes            -públicos y privados. Un cuidado especial de la flora nativa y de los bosques urbanos.-

Una nueva forma de construcción de la obra pública municipal, integradora de todas las disciplinas involucradas; las vías públicas son mucho más que carpeta asfáltica y hormigón.-

Sostener una mejora continua del sistema de gestión de residuos sólidos del Departamento, en especial con la implementación de procesos de compostación de las toneladas de restos verdes vegetales de jardinería y la introducción de costumbres de clasificación selectiva de los residuos domiciliarios.-

En definitiva, equidad y justicia social también en el uso de la naturaleza. Es el vecino más humilde el que más sufre las consecuencias de los impactos ambientales adversos.-

            Creemos que la política ambiental debe ser compartida por todos los habitantes, cualquiera sea su profesión, religión o partido político. Proponemos que para el medio ambiente se construya una política de Estado.-

            Muchas gracias.-

Fuente