Inicio de sesión

La republica - Polémica entre nudistas e Intendencia de Maldonado

 La Intendencia de Maldonado redujo la playa de 950 metros a 300. “Tres cuadras para 4 milpersonas por temporada, es ridículo”, dijo Lucas, de la Asociación Uruguaya Nudista Naturista.Pidieron entrevista con el intendente y consultan abogados.

 

La Asociación Uruguaya Nudista Naturista (Aunna) no acepta una resolución de la
Intendencia de Maldonado que achica los límites de la tradicional playa nudista
Chihuahua de Punta del Este. Los nudistas “militantes” aseguran que no van a permitir
esta resolución que según Aunna les deja apenas unos metros de playa. Aseguran
también que la medida es un “retroceso” de avances logrados con otras administraciones.
Además, los nudistas apuntan que la medida va directamente en contra del turismo y
destacan que en temporada de verano concurren unas 4.000 personas a Chihuahua,
considerada una de las mejores playas nudistas de la región. Muchos de sus usuarios
son turistas de alto poder adquisitivo que vienen exclusivamente a esta playa, la única
nudista de Uruguay.
“Cada vez hay más público y cada vez se reduce más. Es lo contrario a lo que debe
suceder. Quedaríamos con 300 metros nada más para no menos de 4 mil personas por
temporada, es ridículo, estamos hablando de tres cuadras”, dijo a LA REPÚBLICA, Carlos
Lucas, integrante, ex presidente y fundador de Aunna.
“Comenzamos hace 20 años. Hoy los límites son teóricos, no hay nada de carteles ni
nada. Nunca hubo un solo problema, hay posadas, parador, vigilancia de Prefectura y
estacionamiento vigilado. Hay gente en contra, que compró y construyó casas en la zona
sabiendo que estaba la playa, y que están en contra del naturismo y hacen presión. Por
algo ni siquiera fuimos citados ni consultados antes de tomar la resolución”, aseguró
Lucas.
“Estamos hablando con asesores legales para ver cómo podemos frenar esto. Hay 250
kilómetros de playas en Uruguay y nos quieren dejar 300 metros”, sentenció Lucas.
La resolución municipal al exponer los motivos de su resolución indica “que la actividad se
desarrolla en la zona desde hace aproximadamente dos décadas sin que se hayan
regulado límites específicos para su práctica”, vista “la necesidad de reglamentar límites
precisos para la práctica de actividades nudistas o naturistas”.