Inicio de sesión

Cerca de 10.000 naturistas visitan anualmente las playas de Almería

 

La provincia cuenta con unos 50 kilómetros de costa de uso tradicional por los nudistas · Desde las asociaciones de usuarios se resalta el respeto que ha acompañado tradicionalmente a esta práctica

"Que en el futuro no haya bañistas nudistas y textiles, sino símplemente bañistas", con ese mensaje renace el asociacionismo del colectivo naturista en Almería, sobre todo, como medida contra las limitaciones e imposiciones que parten de algunas instituciones. Son cerca de 2.500 nudistas con los que cuenta la provincia, una cifra que se cuatriplica durante la época estiva con usuarios foráneos, según las cifras que aporta la Asociación Naturista y Nudista de Andalucía (ANNA) en la provincia. Pese al importante número de usuarios, el portavoz provisional en Almería, Fernando Taramelli, este tipo de turismo "está desatendido".
Muy lejos de las polémicas que ellos mismos afirman no querer avivar, el objetivo es conseguir una "normalización". Taramelli se refiere sobre todo al potencial turístico que tiene la provincia ante un sector que principalmente "busca un entorno inmejorable y buenas instalaciones", por lo que insiste en que es necesario potenciarlo frente a las limitaciones que se realizan.

Lo que no quieren encontrarse los bañistas dispuestos a despojarse de toda prenda es la de encontrarse con una multa, como incluso se ha planteado en localidades de El Ejido; sobre todo, con la última polémica que viene de la provincia de Cádiz, donde finalmente se han retractado de las multas que anunciaron de hasta 750 euros.

La práctica tradicional del nudismo en la provincia se ha caracterizado por el respeto entre los usuarios del litoral y la "selección natural", como señala el representante de los nudistas, puesto que en ningún momento las playas utilizadas para esta práctica son urbanas.

La provincia de Almería cuenta con un total de 219 kilómetros de playas, de los aproximadamente 50 están utilizadas por el denominado internacionalmente como FKK. La cultura de la libertad corporal se establece además como una de las señas de identidad de muchos emplazamientos en la provincia y que han dado fama internacional a muchos espacios naturales, pero también otros no integrados en parques. Ello ocurre con la playa de Vera, junto a Cabo de Gata, la más amplia en la que conviven las formas de baño textiles con las nudistas y que se convirtió en uno de las costas más concurridas durante décadas por naturistas de toda Europa.

En total existen en la provincia más de una treintena de playas en las que convive el nudismo y el textil. Así, pese a que se prefiere no hacer limitaciones y apostar por un uso libre de los espacios costeros, desde ANNA sí se ha realizado un mapa en el que se especifican aquellas zonas en las que la práctica nudista es común. En el mapa elaborado por ANNA sobre zonas naturistas de Almería, la provincia cuenta con un total de 31 playas aptas para esta práctica entre las que se encuentran los espacios del Parque Natural de Punta Entinas-Sabinar, en Almerimar, y la playa El Príncipe, en San Agustín, ambas de El Ejido.

Rafael Ortiz Portavoz de ANNA En cuanto al resto de playas naturistas de Almería, el municipio de Níjar se encuentra la barriada de Aguamarga, que cuenta con la Cala del Plomo, la Cala de Enmedio, y la Playa Aguamarga; Cabo de Gata y San José cuentan con playa Ancón, la Cala Carbón, la Cala Media Luna, la playa El Mónsul, la Cala Barronal, la Cala Chica, la Cala Príncipe, la Cala de los Amarillos y la playa de los Genoveses. En Carboneras se encuentran la Playa de los Muertos y la Playa El Algarrobico; en Las Negras, también en el municipio de Carboneras, se puede disfrutar de la Cala La Polacra y la Cala San Pedro. En Mojácar, la Playa Granatillas, la playa El Sombrerico y la playa Castillo de Macenas; mientras que en la barriada de Pulpí de San Juan de los Terreros está la playa La Carolina; y en Roquetas de Mar, la Playa de los Cerrillos. Junto a estas, la localidad de Vera, la más internacional en este ámbito, muestra además de El Playazo instalaciones específicas para naturistas y urbanizaciones como Armony Natura, Veranatura, Bahía de Vera, Urbanización La Menara, Urbanización Torremar Natura, Apartamentos Natsun y el Hotel Vera Playa Club.

Con todo, desde ANNA se observa cómo el crecimiento urbanístico ha hecho desaparecer el único camping nudista que existía en la provincia, aunque se insiste en que nada tiene que ver con la práctica del desnudo.

Como contrapartida al respeto entre los usuarios de playas, "siempre es alguna institución que quiere poner cortapisas y crear guetos que los propios usuarios han contribuido a hacer natural", mantiene el portavoz de los nudistas en la provincia. Se trata de una problemática "trasnochada", según los miembros de la asociación, puesto que es el uso el que hace de una playa nudista o no. De hecho, el renacer de la asociación no viene a contribuir a un mayor número de naturistas, puesto que la práctica cuenta con un número fiel de usuarios que se desplaza de todas las provincias españolas y del extranjero para disfrutar durante todo el verano de las playas almerienses. Nace para luchar contra "quienes empujan a la discriminación". La práctica ha hecho que el nudismo actualmente se haya convertido en una práctica familiar y sean muchos los que llevan décadas visitando la provincia. "Por eso muchas veces nos encontramos a bebés que vienen en familia e incluso el abuelo practica el nudismo, hay algo más bonito", matiza Taramelli. De hecho, reconoce que la provincia cuenta con un turismo nudista muy fiel.

El objetivo de futuro, es el mantener la calidad de las playas en las que se practica nudismo, apostar por un estilo de vida natural y conseguir que la sociedad sea cómplice en el despertar de la práctica del desnudo sin tapujos.

 

Enlace a la noticia original: