ANISCAN anima a Lanzarote para que cree su propia asociación de nudistas

El naturismo es una forma de vida en armonía con la naturaleza, caracterizado por la práctica del desnudo en común, con la intención de favorecer el respeto por uno mismo, por los demás y por el medio ambiente. Por eso, no es de extrañar que desde la Asociación Naturista de las Islas Canarias (ANISCAN) estén lanzando un llamamiento para animar a la gente para que se una y a cada isla para que cree su propia sociedad.

Paco Ramírez es el presidente de ANISCAN, reside en Gran Canaria y a sus 49 años ha decidido promover el nudismo en las Islas. En Tenerife y Gran Canaria ya se están formalizando las asociaciones y tan sólo falta que el Gobierno apruebe los estatutos. “Ser nudista es ser sincero con uno mismo”, explica, y piensa que, más que conveniente, “es necesario que cada Isla tenga su propia asociación y todas compartamos una sede en Gran Canarias”. Para Paco Ramírez no hay lugar más perfecto para destaparse que Canarias y ve en las playas de Lanzarote un paraíso para el nudismo.

Papagayo, Caletón Blanco o Famara son algunas de las playas de la Isla en las que cualquiera puede bañarse desnudo o tomar el sol sin traje de baño. Pero la cuestión va más allá de la ropa, porque este tipo de asociaciones habla de medioambiente y respeto; organiza jornadas de ocio, excursiones, actividades al aire libre y reuniones.

Conocerse sin preguntarle al espejo

Para conocerse a uno mismo se necesita tiempo a solas, fuerzas y apertura de mente. Aunque pueda parecer sencillo, muchos de los problemas de conducta y de las malas pasadas de la mente son consecuencia directa de la falta de entendimiento y conocimiento de nosotros mismos. Para corregir un defecto, primero hay que descubrirlo, luego que buscarlo y que esforzarse mucho más tarde. Desnudarse es una auténtica terapia porque implica acercarse a la sinceridad cien por cien para con uno mismo, que es la premisa para poder jugar el rol que cada uno escoja en cada momento de la vida.

¿Por qué no?

Ni es pecado ni ilegal. Cada persona tiene sus propias razones para practicar el nudismo. Por mencionar algunas de las más comunes podemos hablar de la comodidad; o de la sensación de libertad física que proporciona el desnudarse y sentir el contacto de la brisa y el sol en todo el cuerpo; o de la liberación mental de despojarse de los disfraces que indican nuestro papel en la sociedad y tratar a todas las personas de igual a igual; o de la sensación de integrarse con la naturaleza; o de ponerse moreno sin que queden marcas del bañador.

Pero el nudismo abarca además un sinfín de actividades. Desde la pionera carrera de Sopelana, que se celebró por primera vez en 1999, cada año ha aparecido alguna nueva actividad deportiva organizada para nudistas, algunas tienen un carácter más lúdico y otras sirven para protestar o reivindicar. Entre las actividades culturales relacionadas con el mundo del nudismo, destacan los concursos y exposiciones de fotografía y, durante todo el año, las asociaciones organizan quedadas y excursiones brindando la oportunidad a los que así lo deseen de iniciarse en el desnudo social, conocer gente con gustos afines a los suyos y disfrutar de la naturaleza.

El pueblo al que le sobran los armarios

El nudismo no es sólo para practicarlo en casa o en la playa y Charco del Palo es uno de los mejores enclaves urbanísticos nudista. Situado en la costa de Mala y visitado mayoritariamente por alemanes, la playa naturismo Charco del Palo es uno de los más populares baños nudistas desde hace más de tres décadas, y no sólo en Lanzarote. Lejos de las grandes concentraciones turísticas, aquí puede disfrutar de una naturaleza salvaje, casi intacta, en donde las masas volcánicas se topan con el océano y el juego entre el oleaje y las rocas ofrecen un espectáculo increíblemente intenso.

La llamada «bañera», una cavidad que se llena y se vacía en función de la marea, es el lugar predilecto para bañarse y disfrutar del sol sin traje de baño. Ya se ha convertido en toda una referencia nudista nacional, y es que en esta localidad noroccidental de la Isla todo invita a quitarse la ropa. Cuenta con restaurantes y bares nudistas y en las plazas los vecinos pasean y charlan desnudos sin entre las preocupaciones de los habitantes de Charco del Palo no está el qué me pongo mañana. Un ejemplo singular que representa la idea clave: conjugar libertad, naturalidad y respeto.

Deja una respuesta

×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

× ¿Cómo puedo ayudarte?